PIENSO DESPACIO

Siempre rozo
una planta seca con el hombro,
me trastorna la prisa por llegar a ninguna parte,
me atosigo si cambio de rumbo, me pongo contento

si nada soy en tu mundo.

No brillan tanto los cristales de mis ojos,
me asusto igual que tú, tengo tus
mismos pies, no me gusta

caminar descalzo.

Pero tengo una cualidad,
una cualidad que no
es un defecto.

Pienso despacio.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *