CONEY ISLAND

Un perro llora encerrado en
el maletero de un coche y
nosotros hacemos ruido
enamorados

en Coney Island.

A mí no macefalta llevar escote
para quererme todo el rato

en Coney Island.

Pasarse de sal es mal en Coney Island.
Da esa impresión en Coney Island.
Creo ques iracundo en Coney Island.
Sestágusto en la sombra en Coney Island.
Te regalo una funda para la muela

en Coney Island.

Te regalo un implante,
te regalo una muela

en Coney Island.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *