Y ES OTRO VARANO

Primero barre las mesas,
luego introduce las cadenas
y entonces rellena siete botellas

con agua del grifo.

Pero nunca riegues tus flores
ni tampoco decidas nada en un estanco,
esas decisiones en caliente no llevan a ningún

lado.

Todo lo que se oculta en la cabecita,
todo lo que se oculta en la nevera,
doce docenas de trece castañas,
todo lo que se oculta se acaba

mostrando.

Sólo una cosa supone una
amenaza para un varano

y es otro varano.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *