QUE NADIE TE DIGA DE QUÉ COLOR SON TUS SUEÑOS

Me miras con ojos
de quiero tumbarme contigo en el bosque 
pero ya sabes que no puedo, que mi
cama está llena de clavos y que
vamos tres motoristas,

vamos tres.

Y toses dentro
de mi vaso melodioso, y me dices
en voz baja yo también tengo amigos gais,
y me dices que nadie te diga
de qué color son

tus sueños.

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *