VUELVO A SENTIR LA MISMA LUZ

normal
Un delgado manto de nubes blancas
acaricia la cima
de mi montaña preferida
 
A lo lejos
el color azul del cielo me saluda
y se mezcla con el color del sol
del atardecer
 
Y de pronto
vuelvo a sentir lo mismo
que sentía de niño
 
Y de pronto
vuelvo a sentir la misma luz
que me hacía feliz de niño
 

Publicado por

Txema Maraví Artieda

Soy de mi pueblo de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *