Y llegó el cambio…

2015-P-NavarraNo he querido hacer antes un análisis de lo que pasó en Navarra en día 24 porque a pesar de que la primera lectura, en caliente, yo también la hice, es que después de cuarenta años de espera por fin ha llegado el cambio, ese cambio que llega necesita de un proceso de maduración y de acuerdo que no va a ser todo lo fácil que las cuentas podrían dar a entender. Así pues, me prometí a mi mismo no escribir nada sobre el asunto hasta que hubiera finalizado la primera ronda de contactos entre todos los partidos llamados a protagonizar el cambio.

Ayer terminó esa ronda…

Sigue leyendo Y llegó el cambio…

El laberinto navarro; encuestas, cambio, líneas rojas y pactos…

laberintoA estas alturas creo que ya todos tenemos claro que Navarra va a tener el panorama postelectoral más complejo que se recuerda y con diferencia el más variado y enrevesado del estado con, muy probablemente hasta 8 fuerzas políticas para una cámara de 50 escaños. Un verdadero puzzle de difícil resolución. Donde al tradicional eje izquierda derecha se suma el identitario y, para mayor mérito de cualquiera que quiera hacer un análisis político serio, el de la entrada de las fuerzas emergentes.

Todos sabemos que el único sondeo de opinión válido es el que ofrecen las urnas unas horas después del cierre de los Colegios Electorales pero estamos ya casi en campaña y resulta un deporte nacional hacer cábalas con los únicos datos de que disponemos; las encuestas electorales.

Ya tenemos unas cuantas encima de la mesa pero, y a la espera de lo que diga GARA/NAIZ con la suya, los últimos en sumarse a esa especie de Oráculo de Delfos en que se convierten los medios de comunicación a pocos días de las elecciones, vamos a tener solo en cuenta las que parten de las empresas más pegadas al terreno, con contrastada experiencia en elecciones anteriores; CIES para Diario de Navarra y Gizaker para Diario de Noticias de Navarra y la del politólogo local Juanjo Domínguez que ya en anteriores ocasiones se ha apuntado algún éxito que otro.

Sigue leyendo El laberinto navarro; encuestas, cambio, líneas rojas y pactos…

El debate

debateEn estos días, donde ya se huele el inicio de la campaña electoral en Nafarroa, es probable que veamos posicionamientos rocambolescos, funambulismos políticos y extraños compañeros de viaje y hasta de cama. Nuestra capacidad de sorpresa deberá estar blindada a no ser que queramos ir de sobresalto en sobresalto.

Y yo creía estar curado de espanto y ser inmune a la sorpresa cuando ayer un cruce de opiniones en prensa y redes sociales acabó en un reto a debate lanzado por el candidato de EH Bildu, Adolfo Araiz, y la aceptación del de UPN, José Javier Esparza. Y lo confieso mi sorpresa fue mayúscula.

No seré yo quien no apueste por la normalización entre las distintas siglas que componen la realidad política de Navarra, tiempo llevamos algunos clamando por el fin de la exclusión y el comienzo del dialogo entre navarros, pero… ¿Se ha normalizado hasta tal punto la política navarra como para que los líderes de dos fuerzas antagónicas como EH Bildu y UPN puedan debatir civilizadamente sobre economía, sanidad o identidad? La respuesta desgraciadamente es no.

Así pues ¿Qué es lo que ha cambiado en la política navarra para que algo que hace unos meses era absolutamente inviable, hartos estamos de oír las negativas de UPN y PSN a compartir no ya el debate sino hasta la propia presencia con la IA, sea hoy un hecho normal? ¿Cuáles son los motivos que han llevado a unos y a otros a cambiar tan radicalmente su estrategia?

Sigue leyendo El debate

El gulag euskaldun

hermanolono-caos“Si UPN pierde el gobierno, Navarra se integrará en el gulag euskaldun”

Carlos Salvador. Diputado de UPN

Que el habitualmente mudo Carlos Salvador utilice el Debate del Estado de la Nación para hacer gala de del más absoluto servilismo al Partido Popular en las filas de cuyo grupo parlamentario pasó los mejores años de su vida parlamentaria, ¿Quién le habría mandado al corellano romper el pacto UPNPP y de paso mandarlo al grupo mixto donde tiene que trabajar?, es algo a lo que ya hace tiempo nos tiene acostumbrados.

Que su única salida del guión mamporrero sea para hablar de la ETA que en su particular cosmovisión de la vida es exactamente todo lo que no sea su propio partido y sus añorados excompañeros populares no es algo que nos vaya a sorprender ahora.

Que lleve más de doce años repitiendo el mismo soniquete, desde que asentó sus posaderas en escaño parlamentario allá por el 2003, llueve o truene, así como si a Madrid se la traga un socavón o Barcelona es arrasada por un Tsunami, ¿Para qué hacer otro discurso si ya le hicieron uno en aquellas fechas? No va hacernos llevar las manos a la cabeza.

Sigue leyendo El gulag euskaldun

Líneas rojas

no-pasarEl último “Navarrómetro” y los sondeos electorales que poco a poco vamos conociendo sobre el momento electoral de Navarra y el previsible vuelco electoral del próximo mayo, con la presencia de un mínimo de cinco fuerzas políticas ampliable a 7 o incluso 8 en el Parlamento foral, si es que este se produce finalmente puesto que no parece fácil desmontar la red clientelar en que han convertido Navarra los casi 35 años de gobierno UPPSN, han puesto de máxima actualidad la política de pactos que veremos para la formación del próximo gobierno de Navarra y, sobre todo, cuales son las “líneas rojas” de las fuerzas que pueden protagonizarlo.

En el caso de UPN y PP, si los segundos alcanzan representación parlamentaria en caso de concurrir separadamente supuestos sobre los que albergo serias dudas, no están tanto en las que pueden poner ellos, teóricamente EH Bildu y Podemos, y en la práctica solo los primeros, sino en las que puedan poner los demás respecto a ellos, no es fácil alcanzar acuerdos con quienes has estado ninguneando y excluyendo durante tanto tiempo, igual que no lo es mucho más sutraerse a la tentación de mandarlos a la oposición tras la mas caótica legislatura que ha vivido Navarra desde la transición, con un solo presupuesto aprobado de cuatro posibles y el record absoluto que supone que el Ayuntamiento de la capital tenga el dudoso honor de no haber aprobado ni uno solo con el agravante que supone para la inteligencia, encima, repetir candidato. Y todo ello sin olvidar el roto que han protagonizado con las arcas forales y el descosido que supuso el final traumático de la CAN.

Sigue leyendo Líneas rojas

Redescubriendo a Arana

busto-sabino-arana-oteiza“Euskotarren aberria Euskadi da”

Sabino Arana Goiri

Es evidente que la sociedad vasca, y todas las sociedades en general, han cambiado sustancialmente su composición desde finales del siglo XIX fecha del surgimiento del nacionalismo vasco hasta nuestros días. La extensión de la educación, los movimientos migratorios, la irrupción de las nuevas tecnologías de la información y el conocimiento han creado un mestizaje cultural y humano en una sociedad moderna como la nuestra que tiene como consecuencia un pluralismo identitario que no existía hace cien años y que como es lógico tiene una muy importante influencia en los planteamientos que a día de hoy pueda hacer el nacionalismo vasco.

Hoy en día, al contrario que en la Edad Media o incluso cuando nace el nacionalismo vasco, no existe una sociedad étnica que podamos llamar vasca, somos todos MESTIZOS en lo étnico, lo cultural, lo lingüístico y lo que da unidad a ese conglomerado es la organización política y la tradición jurídica.

Esa multiculturalidad y el pluralismo identitario de la sociedad vasca hoy, hace que nos tengamos que replantear unas cuantas cosas a la hora de hacer política desde el nacionalismo y uno de ellos es el concepto desde el que queremos construir el estado hogar de los vascos. Actualmente, con mayor o menor fortuna, hay planteadas tres vías para hacerlo: Sigue leyendo Redescubriendo a Arana

Cocidito madrileño

zurrukutunaTengo que reconocer que yo soy uno de los primeros sorprendidos por el “sorpasso” que augura el Navarrometro. Se esperaba a Podemos y se le esperaba con fuerza pero no con unos resultados que bordean la ciencia ficción; 19 escaños (38%). Pero si esto es reseñable no lo es menos el hundimiento colectivo de todas las fuerzas que han apoyado el régimen que ha gobernado ininterrumpidamente Navarra desde la transición; UPN, PP y PSN que pasan de los 32 escaños que tienen en la actualidad (64%) a unos paupérrimos 14 escaños (28%) que en ningún caso les permitirían ni de lejos la posibilidad de seguir comandando las instituciones navarras. Si a esto sumamos el mantenimiento del voto en el sector abertzale EH Bildu pasa de 13 escaños a 11 y Geroa Bai de 2 a 4 manteniéndose la representación en un porcentaje aproximado al 30% y el porcentaje de abstención, en torno al 35%, la pregunta es inmediata…

¿De donde salen los votos de Podemos?

Y la respuesta no deja de ser inmediata también… Del electorado de UPN, PP y PSN pues son casi miméticos los 18 escaños que pierde el bloque “amejorador” con los 18 que gana Podemos, más uno de IE.

Sigue leyendo Cocidito madrileño

Demasiadas incertidumbres

podemos y transparenciaDespués de treinta y cinco años de gobierno de los muñidores del Amejoramiento en forma de falso bipartidismo parecía que la hora del régimen que ha gobernado Navarra desde la Transición tocaba a su fin. La desastrosa gestión de Yolanda Barcina y el aislamiento social de UPN, a lo que habría que añadir la ruina absoluta de la otra pata del nacionalismo español en Navarra, el PP, parecían llevar irremediablemente a un cambio profundo en las instituciones navarras.

Ni los últimos movimientos para salvar el régimen, protagonizados por los de siempre; UPN y PSN con el visto bueno del PP, parecían tener otro desenlace previsible que el más absoluto fracaso. En este sentido la victoria de UPN en las primarias del PSN, protagonizada por la Senadora Chivite o la más reciente victoria del PSN en las de UPN con la cabeza de Barcina como trofeo, no parecían suficientes para evitar la sensación generalizada de cambio.

Ninguno de los sondeos electorales, ni el propio clima político de la calle, vaticinaba que la unión de los tres partidos alcanzase la mayoría absoluta, hasta hora inaccesible para el resto de fuerzas políticas de Navarra, por lo que se abrían un sinfín de posibilidades de alternativa de gobierno y de cambio institucional, siempre protagonizado este por las tres fuerzas emergentes Geroa Bai, EH Bildu e IE; la colaboración de las tres, de dos de ellas con apoyo externo de la tercera o cualquier combinación que pudiese incluir a un PSN, dentro o fuera, situado en la tesitura de participar en el cambio o desaparecer.

Sigue leyendo Demasiadas incertidumbres

La doble estafa; UPN frente a su propio espejo.

caretaConfieso que la primera vez que leí el “Manifiesto Foral”, no olvidemos que lleva recogidas cientos de firmas y que en la actualidad son varios los Ayuntamientos navarros que se ha adherido a él, pensé que se quedaba corto, muy corto…

Para un fuerista convencido como yo el Amejoramiento y el reconocimiento parcial del Fuero, Adicional Primera, y de la soberanía de Navarra, Transitoria Cuarta, no son más que la herencia directa de la mal llamada Paccionada de 1841, mal llamada puesto que para que exista un pacto debe haber al menos dos pactantes algo que desde luego no ocurrió en aquel año, y cualquier actualización del Fuero debe de partir del reconocimiento del status anterior a 1839, es decir del reconocimiento de la capacidad incondicionada de los navarros de legislar sobre si mismos.

Pero he de reconocer que con los días le he empezado a ver mucha más enjundia en el texto finalmente difundido porque ha conseguido poner a UPN frente a su propio espejo y, sobre todo, ha visualizado perfectamente la doble estafa que supone la defensa de un Fuero manipulado no por a quienes pretende proteger; los navarros, sino a quien lo utiliza para sojuzgar Navarra, y la creación de una identidad ficticia en que basar el desatino; la Navarra floral y española del partido regionalista.

Sigue leyendo La doble estafa; UPN frente a su propio espejo.

La conjura de las minorías

Salvador

“La Ley del Vascuence es una ley de Estado en una Comunidad foral como es Navarra y necesita el consenso mayoritario que ha tenido siempre de quienes defendemos este modelo de Comunidad”.

Yolanda Barcina. Todavía, presidenta del Gobierno de Navarra

La verdad es que el diputado de UPN en el Congreso, un tal Salvador, ha sido uno de los más conspicuos sufridores de la ruptura de la entente hasta entonces existente entre las dos versiones navarras del nacionalismo español; UPN y PPN, la tuneada y con todos los extras y el modelo básico, y digo sufridor porque es de los pocos que todavía no se ha enterado de los motivos por los que tuvo que pasar de un muelle puesto en la bancada popular que le permitió incluso el acceso al preciado galardón de “diputado mudo”, a las procelosas aguas del grupo mixto donde incluso tiene que compartir asiento con etarras furibundos y peligrosos nacionalistas enemigos de la unidad de España y encima le obligan a hablar de vez en cuando y demostrar en cada una de las ocasiones que la oratoria no es una de sus virtudes. Acaso cuando Miguel Sanz se apropio de Demóstenes como objeto de la amenaza de la euskoespada le paso a Salvador a Damocles como profesor de oratoria.

Pero, como todo en esta vida, la oratoria también está sujeta a los embates de la fortuna, yo también juego al euromillón aunque con escaso éxito he de reconocer, y como de vez en cuando hasta el mejor escribano echa un borrón, hay veces que hasta a él se le ocurre alguna gracieta ingeniosa como la que titula este artículo, que así es como define a lo que le sucede a su lideresa cada vez que asoma su palmito por la Cámara Foral, donde lleva tres años haciendo el ridículo sin conseguir una aprobación, por banal que sea, que echarse a la boca en la demostración más penosa de desgobierno que ha sufrido Navarra en su historia democrática, eso si, en un ejercicio de cinismo digno de mejor causa, por “responsabilidad”.

Sigue leyendo La conjura de las minorías