La conjura de las minorías

Salvador

“La Ley del Vascuence es una ley de Estado en una Comunidad foral como es Navarra y necesita el consenso mayoritario que ha tenido siempre de quienes defendemos este modelo de Comunidad”.

Yolanda Barcina. Todavía, presidenta del Gobierno de Navarra

La verdad es que el diputado de UPN en el Congreso, un tal Salvador, ha sido uno de los más conspicuos sufridores de la ruptura de la entente hasta entonces existente entre las dos versiones navarras del nacionalismo español; UPN y PPN, la tuneada y con todos los extras y el modelo básico, y digo sufridor porque es de los pocos que todavía no se ha enterado de los motivos por los que tuvo que pasar de un muelle puesto en la bancada popular que le permitió incluso el acceso al preciado galardón de “diputado mudo”, a las procelosas aguas del grupo mixto donde incluso tiene que compartir asiento con etarras furibundos y peligrosos nacionalistas enemigos de la unidad de España y encima le obligan a hablar de vez en cuando y demostrar en cada una de las ocasiones que la oratoria no es una de sus virtudes. Acaso cuando Miguel Sanz se apropio de Demóstenes como objeto de la amenaza de la euskoespada le paso a Salvador a Damocles como profesor de oratoria.

Pero, como todo en esta vida, la oratoria también está sujeta a los embates de la fortuna, yo también juego al euromillón aunque con escaso éxito he de reconocer, y como de vez en cuando hasta el mejor escribano echa un borrón, hay veces que hasta a él se le ocurre alguna gracieta ingeniosa como la que titula este artículo, que así es como define a lo que le sucede a su lideresa cada vez que asoma su palmito por la Cámara Foral, donde lleva tres años haciendo el ridículo sin conseguir una aprobación, por banal que sea, que echarse a la boca en la demostración más penosa de desgobierno que ha sufrido Navarra en su historia democrática, eso si, en un ejercicio de cinismo digno de mejor causa, por “responsabilidad”.

Sigue leyendo La conjura de las minorías

Dependencias y dignidad

mafalda-dignidad7Leía esta mañana un artículo del exalcalde de Sartaguda titulado “Yo desobedecí” en el que relata su experiencia de 2007 en que contra las directrices de su partido; el PSN aceptó los votos de ANV para acceder a la alcaldía y evitar un gobierno de UPN en su localidad y no he podido evitar rememorar una experiencia similar veintitrés años antes que demostró que se puede ser político y andar con la cabeza alta y la dignidad intacta.

Efectivamente en 1984 ocurrió un suceso que ya parece olvidado pero tuvo una gran trascendencia para el posterior transcurrir del nacionalismo vasco en Navarra y que además supuso el primer gobierno progresista en Navarra en muchas décadas.

Mucho se ha hablado de la dependencia de las formaciones políticas de Navarra de Madrid o de Bilbao y que anteponen los intereses generales del partido a los de la propia sociedad navarra y lo que ocurrió aquel año 84 demostró que eso no tiene porque ser necesariamente así y que la disciplina y la obediencia nunca pueden estar por encima del interés de la sociedad que te ha votado.

Sigue leyendo Dependencias y dignidad

Tránsfugas

Corría el año 2004 cuando una, entonces, desconocida para la política Uxue Barkos protagonizó uno de los sorpassos electorales más sorpresivos en la vida política navarra y conseguía ser la primera diputada abertzale por Navarra desde la muerte del Dictador y, de paso, romper el monopolio que desde esa fecha habían ostentado las fuerzas españolistas dela Comunidad Foralsalvo dos presencias esporádicas de IU y HB. Había nacido Nafarroa Bai…

Nada, en aquella fecha, nos podía hacer pensar que ese proyecto nuevo, fresco e ilusionante iba a tener el fin que ayer, 21 de febrero, le dieron en el Parlamento de Navarra los Tamayo y Saez forales; Zabaleta y Jiménez, secuestrando la voz de 43.000 navarros.

Sigue leyendo Tránsfugas

La Herencia de Na Bai

Cuando ya hace casi nueve años que se creo Nafarroa Bai el tercio sociológico navarro que había estado sistemáticamente excluido de la vida política en nuestra Comunidad vio la luz al final de un túnel que comenzó con la truncada transición navarra, y empezó a agitar las, hasta entonces, calmadas aguas de la realidad política navarra.

El pacto tácito que había creado la famosa cuestión de Estado entre el PSOE y la derecha española en Navarra, en su versión local y su versión nacional, y que había gobernado esta tierra empezó a resquebrajarse y los navarros vimos, por primera vez en treinta años, la posibilidad de desalojar a quienes habían hecho de la falta de transparencia, el amiguismo y el silenciamiento social los ejes de su política para Navarra.

Sigue leyendo La Herencia de Na Bai

LOS TRES PROBLEMAS DE AMAIUR

Como prometí en un artículo anterior y dado el curioso, por no decir atípico, comportamiento del electorado navarro  el pasado 20 N y a la hora de hacer un análisis de los resultados electorales, cabe preguntarse…

¿Ha cambiado algo en Navarra?

Y la respuesta, más que nunca, es SI…

No el sonoro batacazo del PSN, cuarenta mil votos en Navarra valen un escaño, al que veinte años de seguidismo y anulación de su propia identidad, en aras a no se que intereses de Ferraz o que oscura razón de estado, le han llevado a un diagnóstico de encefalograma político plano de más que difícil solución sin pasar por el amargo trago de la “refundación”. Eso no es un cambio sino la constatación de que el proceso de grangrena que asola al PSN va cogiendo cada vez más velocidad.

Sigue leyendo LOS TRES PROBLEMAS DE AMAIUR

¿POR QUÉ CUELGA TODAVÍA EL CARTEL DE NA BAI EN EL ALKARTETXE DE LA PLAZA DEL CASTILLO?

Paseaba, el vienes pasado, con un antiguo amigo EAkide, de los que apoyan sin fisuras la nueva “estrategia” de EA en relación con la Izquierda Abertzale,  por la Plaza del castillo en Iruña, cuando caí en la cuenta de que entre los logos del partido que adornan la fachada del Alkartetxe todavía cuelga el cartel de Nafarroa Bai y con toda mi ingenuidad le pregunté; “¿Por qué cuelga todavía el cartel de Na Bai en el Alkartetxe? Si ya hace unas semanas que abandonasteis la coalición”.

Su respuesta me dejó perplejo… no solo no han abandonado la coalición, han sido expulsados, sino que Na Bai (mejor la nueva coalición Aralar –PNV que es como les gusta llamarla) traicionando su ADN fundacional aperturista e integrador había vetado a la nueva marca Sortu.

Sigue leyendo ¿POR QUÉ CUELGA TODAVÍA EL CARTEL DE NA BAI EN EL ALKARTETXE DE LA PLAZA DEL CASTILLO?

Lo que olvida Koldo Amezketa

Nos explicaba, ayer en la prensa, Koldo Amezketa lo que el denomina “Claves de la exclusión de EA de Na Bai” en un perfecto claroscuro donde frente a argumentos de peso, cargados de razón, mezcla tópicos y consignas sin mayor calado político, medias verdades y, sobre todo, silencios clamorosos, probablemente en el ejercicio de “maquillaje político” más duro que haya tenido que hacer en su vida y es, quizás, por eso que son sus propios argumentos los que pueden servir para preguntarse ¿En qué te has convertido EA?

Sigue leyendo Lo que olvida Koldo Amezketa

¿Sortu en NaBai? ¿Frentismo o integración?

Muchas son las voces que estos días en Nafarroa claman por la unidad de acción abertzale, con EA a la cabeza, y por la inclusión de Sortu en la coalición nabaizale. Los argumentos van desde la acumulación de fuerzas para ser primera fuerza política y desalojar a la entente UPN/PSN del Palacio Foral al socorrido ¿Qué nos diferencia de Aralar una vez condenada la violencia?, pasando por el constado aumento de la ¿pluralidad?, sea cual fuera la pluralidad que pueda aportar la IA a cualquier proyecto que no sea el suyo propio, parte fundamental del ADN nabaizale.

Y la tentación está ahí…

Sigue leyendo ¿Sortu en NaBai? ¿Frentismo o integración?

Un veto inasumible

Con la muerte del Dictador y el comienzo de la Transición, el nacionalismo vasco dejó atrás cuarenta años de exilio exterior y resistencia interior para volver a protagonizar el futuro de este país y su construcción. Hoy, treinta y cinco años después, hemos avanzado notablemente en esa tarea, aunque no sea este nuestro mejor momento, pero a fuerza de ser sinceros pocos esperábamos que a estas alturas del S. XXI la Euskadi que veíamos en esos momentos de ilusión recuperada fuese la que tenemos.

¿Qué hemos hecho mal? ¿Qué errores hemos cometido en el camino?

Sigue leyendo Un veto inasumible

Las dos almas de Nafarroa Bai

Como todos sabemos Nafarroa Bai nació fruto de la casualidad, lo que empezó como una manera de dar voz vasquista y progresista a la Navarra silenciada en Madrid se convirtió muy pronto, y creo que para sorpresa de todos, en un instrumento válido para el cambio político en Navarra, no solo para visualizar la “otra” Navarra  sino para que esta, que había sido sistemáticamente aislada de las decisiones más transcendentes de la política Navarra desde el Amejoramiento hasta la gestión de lo público, se sintiera capaz, por primera vez, de participar. Fue, pues, un ejercicio de hacer de la necesidad, virtud.

Sigue leyendo Las dos almas de Nafarroa Bai