Y llegó el cambio…

2015-P-NavarraNo he querido hacer antes un análisis de lo que pasó en Navarra en día 24 porque a pesar de que la primera lectura, en caliente, yo también la hice, es que después de cuarenta años de espera por fin ha llegado el cambio, ese cambio que llega necesita de un proceso de maduración y de acuerdo que no va a ser todo lo fácil que las cuentas podrían dar a entender. Así pues, me prometí a mi mismo no escribir nada sobre el asunto hasta que hubiera finalizado la primera ronda de contactos entre todos los partidos llamados a protagonizar el cambio.

Ayer terminó esa ronda…

Sigue leyendo Y llegó el cambio…

El laberinto navarro; encuestas, cambio, líneas rojas y pactos…

laberintoA estas alturas creo que ya todos tenemos claro que Navarra va a tener el panorama postelectoral más complejo que se recuerda y con diferencia el más variado y enrevesado del estado con, muy probablemente hasta 8 fuerzas políticas para una cámara de 50 escaños. Un verdadero puzzle de difícil resolución. Donde al tradicional eje izquierda derecha se suma el identitario y, para mayor mérito de cualquiera que quiera hacer un análisis político serio, el de la entrada de las fuerzas emergentes.

Todos sabemos que el único sondeo de opinión válido es el que ofrecen las urnas unas horas después del cierre de los Colegios Electorales pero estamos ya casi en campaña y resulta un deporte nacional hacer cábalas con los únicos datos de que disponemos; las encuestas electorales.

Ya tenemos unas cuantas encima de la mesa pero, y a la espera de lo que diga GARA/NAIZ con la suya, los últimos en sumarse a esa especie de Oráculo de Delfos en que se convierten los medios de comunicación a pocos días de las elecciones, vamos a tener solo en cuenta las que parten de las empresas más pegadas al terreno, con contrastada experiencia en elecciones anteriores; CIES para Diario de Navarra y Gizaker para Diario de Noticias de Navarra y la del politólogo local Juanjo Domínguez que ya en anteriores ocasiones se ha apuntado algún éxito que otro.

Sigue leyendo El laberinto navarro; encuestas, cambio, líneas rojas y pactos…

Sin plumas y cacareando…

Sin Plumas“Yo nunca soy un problema para nada, siempre busco soluciones y ya ven qué rapidez de tiempo está solucionado”.

Yolanda Barcina. Todavía Presidenta de Navarra

Cuando hace ya casi cuatro años Yolanda Barcina tomo posesión de su cargo como Presidenta de Navarra, después de su fugaz “paso” de 19 días por la Universidad Pública de Navarra, la imagen que nos quisieron vender de ella fue la de una gestora eficaz y con grandes dosis de inteligencia política basada en su etapa como alcaldesa de Pamplona.

El balance tras los cuatro años que ha durado la más penosa legislatura que ha tenido que sufrir Navarra desde la reinstauración de la democracia no deja lugar a ninguna duda de que ambas cualidades no eran más que pura ficción. Si algo ha demostrado Barcina en su tiempo al frente del Gobierno de Navarra es su absoluta incapacidad para la gestión; un presupuesto aprobado de cuatro posibles, doce leyes forales en el Tribunal Constitucional, el autogobierno y el Fuero navarro puesto en solfa como nunca antes, o por lo menos habría que remontarse hasta la gamazada para encontrar una situación semejante, un sin fin de remodelaciones del gabinete, un rosario de escándalos, la liquidación de la herramienta financiera de Navarra que era la CAN, la desaparición de los más importantes símbolos deportivos de Navarra; San Antonio, Itxako, Osasuna…

Pero si el mito de la gestión ha quedado totalmente desacreditado, en mucho peor lugar ha quedado su supuesta inteligencia política, incapaz de pactar nada con nadie tiro por la borda un gobierno de coalición estable en un calentón a un año del comienzo de la legislatura y sin sustituto posible alguno, perdió la oportunidad de convocar elecciones cuando los vientos todavía le eran favorables, dividió su partido casi exactamente por la mitad, coleccionó enemigos dentro y fuera de su organización política como nunca otro dirigente regionalista había hecho, gobernó de espaldas a la sociedad y la ciudadanía metida en una torre de marfil creada a su imagen y semejanza…

Sigue leyendo Sin plumas y cacareando…

¿Camina UPN hacia la escisión?

Escisión UPNEl sábado por la noche se conocieron los resultados de la votación del Consejo Político de UPN en la elección del candidato designado para tapar el hueco dejado por la repentina espantada de Yolanda Barcina y estos se apartaron poco del guión previsto por la todavía, y cada día menos todavía, presidenta del Gobierno de Navarra y dueña y señora de las estructuras del partido desde el fiasco del sector quesero en el último Congreso de UPN; un nuevo sopapo al ex presidente Sanz y a su candidato de circunstancias, los vaivenes de Alberto Catalán y su medrosidad han sido las que han clavado el último clavo de su ataúd político.

Pero el resultado, aunque más claro que en el último Cónclave regionalista, sigue sin garantizar la cohesión de UPN; un 60 a 40, en un órgano hecho a imagen y semejanza de la lideresa, no es precisamente el adecuado para frotarse las manos ni brindar por la victoria y, menos todavía, cuando al día siguiente se celebra la fiesta del partido, preparada a mayor gloria del triunfador, y la noticia fueron más las ausencias que el habitual coro de aplaudidores de la cosa.

Así las cosas, la pregunta es ¿Existe un riesgo real de escisión en UPN?

Sigue leyendo ¿Camina UPN hacia la escisión?

Cocidito madrileño

zurrukutunaTengo que reconocer que yo soy uno de los primeros sorprendidos por el “sorpasso” que augura el Navarrometro. Se esperaba a Podemos y se le esperaba con fuerza pero no con unos resultados que bordean la ciencia ficción; 19 escaños (38%). Pero si esto es reseñable no lo es menos el hundimiento colectivo de todas las fuerzas que han apoyado el régimen que ha gobernado ininterrumpidamente Navarra desde la transición; UPN, PP y PSN que pasan de los 32 escaños que tienen en la actualidad (64%) a unos paupérrimos 14 escaños (28%) que en ningún caso les permitirían ni de lejos la posibilidad de seguir comandando las instituciones navarras. Si a esto sumamos el mantenimiento del voto en el sector abertzale EH Bildu pasa de 13 escaños a 11 y Geroa Bai de 2 a 4 manteniéndose la representación en un porcentaje aproximado al 30% y el porcentaje de abstención, en torno al 35%, la pregunta es inmediata…

¿De donde salen los votos de Podemos?

Y la respuesta no deja de ser inmediata también… Del electorado de UPN, PP y PSN pues son casi miméticos los 18 escaños que pierde el bloque “amejorador” con los 18 que gana Podemos, más uno de IE.

Sigue leyendo Cocidito madrileño

Demasiadas incertidumbres

podemos y transparenciaDespués de treinta y cinco años de gobierno de los muñidores del Amejoramiento en forma de falso bipartidismo parecía que la hora del régimen que ha gobernado Navarra desde la Transición tocaba a su fin. La desastrosa gestión de Yolanda Barcina y el aislamiento social de UPN, a lo que habría que añadir la ruina absoluta de la otra pata del nacionalismo español en Navarra, el PP, parecían llevar irremediablemente a un cambio profundo en las instituciones navarras.

Ni los últimos movimientos para salvar el régimen, protagonizados por los de siempre; UPN y PSN con el visto bueno del PP, parecían tener otro desenlace previsible que el más absoluto fracaso. En este sentido la victoria de UPN en las primarias del PSN, protagonizada por la Senadora Chivite o la más reciente victoria del PSN en las de UPN con la cabeza de Barcina como trofeo, no parecían suficientes para evitar la sensación generalizada de cambio.

Ninguno de los sondeos electorales, ni el propio clima político de la calle, vaticinaba que la unión de los tres partidos alcanzase la mayoría absoluta, hasta hora inaccesible para el resto de fuerzas políticas de Navarra, por lo que se abrían un sinfín de posibilidades de alternativa de gobierno y de cambio institucional, siempre protagonizado este por las tres fuerzas emergentes Geroa Bai, EH Bildu e IE; la colaboración de las tres, de dos de ellas con apoyo externo de la tercera o cualquier combinación que pudiese incluir a un PSN, dentro o fuera, situado en la tesitura de participar en el cambio o desaparecer.

Sigue leyendo Demasiadas incertidumbres

Medidas desesperadas

Alli“La decisión de cambiar las caras y volver al pacto UPN-PSN ya esta tomada, y no en Pamplona”.

Juan Cruz Alli Aranguren. Ex presidente del Gobierno de Navarra.

Allá por el mes de Junio de este año el siempre sorprendente ex presidente navarro, Juan Cruz Alli, nos dejaba para la Hemeroteca la “perla” que encabeza este artículo aunque la verdad es que esta vez la cosa paso sin pena ni gloria en medio del áspero rifi-rafe entre socialistas y regionalistas que ha presidido la peor legislatura de la reciente historia de Navarra, desde que la, todavía y cada día menos todavía, presidenta del Gobierno de Navarra decidió expulsar al Vicepresidente Jiménez en un calentón que dio al traste con la estrategia del quesito que ha gobernado Navarra desde la transición.

No soy yo muy aficionado a minusvalorar las opiniones del ex presidente, que de forma continuada ha dado muestras de una agilidad mental y política dignas de un mejor final que el que tuvo, pero tengo que reconocer que esta vez la cosa me sonó a “conspiranoica” y poco ajustada a la realidad Navarra de hace cuatro meses. Error que no volveré a cometer.

Ayer la, todavía y cada día menos todavía, presidenta del Gobierno de Navarra “sorprendía” a los suyos, y a los que no lo somos, con la renuncia a seguir encabezando UPN de cara a los próximos comicios de 2015, en un gesto que no le cuadra a nadie que haya seguido su carrera política con un mínimo interés. Carrera basada en un estilo personalista y autoritario de ejercer en política y con una marcada tendencia a poner su propia persona por encima de cualquier otra consideración. Y más teniendo en cuenta que hace escasos dos meses había anunciado su intención de seguir castigando a los navarros con su nefasta gestión. Sigue leyendo Medidas desesperadas

La doble estafa; UPN frente a su propio espejo.

caretaConfieso que la primera vez que leí el “Manifiesto Foral”, no olvidemos que lleva recogidas cientos de firmas y que en la actualidad son varios los Ayuntamientos navarros que se ha adherido a él, pensé que se quedaba corto, muy corto…

Para un fuerista convencido como yo el Amejoramiento y el reconocimiento parcial del Fuero, Adicional Primera, y de la soberanía de Navarra, Transitoria Cuarta, no son más que la herencia directa de la mal llamada Paccionada de 1841, mal llamada puesto que para que exista un pacto debe haber al menos dos pactantes algo que desde luego no ocurrió en aquel año, y cualquier actualización del Fuero debe de partir del reconocimiento del status anterior a 1839, es decir del reconocimiento de la capacidad incondicionada de los navarros de legislar sobre si mismos.

Pero he de reconocer que con los días le he empezado a ver mucha más enjundia en el texto finalmente difundido porque ha conseguido poner a UPN frente a su propio espejo y, sobre todo, ha visualizado perfectamente la doble estafa que supone la defensa de un Fuero manipulado no por a quienes pretende proteger; los navarros, sino a quien lo utiliza para sojuzgar Navarra, y la creación de una identidad ficticia en que basar el desatino; la Navarra floral y española del partido regionalista.

Sigue leyendo La doble estafa; UPN frente a su propio espejo.

La conjura de las minorías

Salvador

“La Ley del Vascuence es una ley de Estado en una Comunidad foral como es Navarra y necesita el consenso mayoritario que ha tenido siempre de quienes defendemos este modelo de Comunidad”.

Yolanda Barcina. Todavía, presidenta del Gobierno de Navarra

La verdad es que el diputado de UPN en el Congreso, un tal Salvador, ha sido uno de los más conspicuos sufridores de la ruptura de la entente hasta entonces existente entre las dos versiones navarras del nacionalismo español; UPN y PPN, la tuneada y con todos los extras y el modelo básico, y digo sufridor porque es de los pocos que todavía no se ha enterado de los motivos por los que tuvo que pasar de un muelle puesto en la bancada popular que le permitió incluso el acceso al preciado galardón de “diputado mudo”, a las procelosas aguas del grupo mixto donde incluso tiene que compartir asiento con etarras furibundos y peligrosos nacionalistas enemigos de la unidad de España y encima le obligan a hablar de vez en cuando y demostrar en cada una de las ocasiones que la oratoria no es una de sus virtudes. Acaso cuando Miguel Sanz se apropio de Demóstenes como objeto de la amenaza de la euskoespada le paso a Salvador a Damocles como profesor de oratoria.

Pero, como todo en esta vida, la oratoria también está sujeta a los embates de la fortuna, yo también juego al euromillón aunque con escaso éxito he de reconocer, y como de vez en cuando hasta el mejor escribano echa un borrón, hay veces que hasta a él se le ocurre alguna gracieta ingeniosa como la que titula este artículo, que así es como define a lo que le sucede a su lideresa cada vez que asoma su palmito por la Cámara Foral, donde lleva tres años haciendo el ridículo sin conseguir una aprobación, por banal que sea, que echarse a la boca en la demostración más penosa de desgobierno que ha sufrido Navarra en su historia democrática, eso si, en un ejercicio de cinismo digno de mejor causa, por “responsabilidad”.

Sigue leyendo La conjura de las minorías

La macedonia navarra

macedonia-frutas-fruit-salad“Nuestra campaña estará centrada en luchar contra una macedonia de fuerzas políticas diversas, encabezadas por Bildu que sólo tienen en común su intención de desgastar a UPN”

Yolanda Barcina. Todavía, Presidenta del Gobierno de Navarra

No por esperado resulto menos divertido el ejercicio de ombliguismo político que protagonizó la, todavía, presidenta del Gobierno de Navarra en pasado viernes en Cadreita. Con todo el aparato del partido controlado por ella misma tras el chantaje político a que sometió a UPN en el último Congreso el único resultado que podía esperarse de tal cita era el aplauso servil a la última decisión de calado que va a tomar en el partido regionalista, ya sea porque la echen a gorrazos después de mayo o porque ya no quede sitio de donde echarla.

Pero dejando al margen el sentimiento agridulce de ver al partido que ha gobernado, o desgobernado, Navarra durante los últimos cinco lustros autoinmolarse, lo menos que podíamos esperar es que lo hiciese con un discurso mínimamente coherente. No va a ser posible…

Sigue leyendo La macedonia navarra