La ceremonia de la confusión

IbarretxeEn mi anterior artículo “Porque no estuve en el Gure esku dago” intentaba hacer una reflexión sobre los motivos que me llevaron a no acudir a la cadena convocada por el derecho a decidir, algo que me resultó especialmente difícil y más teniendo en cuenta que soy un firme defensor de tal derecho.

Entre las críticas que ha recibido mi planteamiento, algunas tengo que reconocerlo de compañeros de militancia política, ha habido una que ha llamado poderosamente mi atención por venir de quien viene; miembros de la propia Plataforma GED, y por su contenido; acusándome de no haber entendido el sentido de Gure esku dago aludiendo a su carácter apartidista y remarcando la apertura de la iniciativa a cualquier proyecto de país.

Dejando al margen la honestidad de los impulsores de GED, que doy por supuesta, creo que es necesario remarcar un punto clave que la plataforma ha pasado por alto y es que cuando se reivindica un derecho es absolutamente imprescindible determinar quién es el sujeto de tal derecho y cual su objeto, y siento darle la razón en esto a Patxi López pero es que la tiene. Yo puedo reivindicar mi derecho a vivir en mi casa pero tal derecho tiene un sujeto; yo mismo, y un objeto; mi casa, y en absoluto es extensible a mi vecino de abajo por muy buenas relaciones que tenga con él.

Sigue leyendo La ceremonia de la confusión

Las bases de una nueva Constitución

placa-monumento-fueros“Nosotros, los vascos de hoy, nos hemos reunido aquí en inmortal recuerdo de nuestros antepasados, para demostrar que queremos seguir manteniendo nuestra Ley”

Monumento a los Fueros. Paseo Sarasate. Iruña

Decía en mi anterior artículo que es hora ya de ir abriendo un nuevo proceso constituyente y eso ha suscitado cierto debate sobre si a los nacionalistas vasco navarros nos interesa participar en ese proceso o es algo que nos resulta ajeno, ya porque hay quienes opinan que lo que hay que abordar es el proceso constituyente propiamente vasco o quienes lo hacen apoyando la ponencia de autogobierno que ha puesto en marcha recientemente el Parlamento Vasco.

No voy a ser yo quien ponga en duda la utilidad de ambos procesos ni quien minusvalore los esfuerzos que conllevan, pero creo que las dos iniciativas están abocadas al fracaso, y me explico…

Sigue leyendo Las bases de una nueva Constitución

Es hora de abrir un proceso constituyente

presidentesAyer, treinta y nueve años después, se cerró el ciclo político abierto a la muerte del Dictador y que ha respondido a aquel último mensaje que en un ejercicio de cinismo digno de mejor causa el régimen agonizante denominó el “Testamento político del Caudillo” y en el que sin ningún rubor el oscuro personaje no tuvo inconveniente en decir “lo dejo todo atado y bien atado”

Sería ridículo decir que el proceso que siguió a su muerte no significó cambio alguno, los hubo y abundantes, pero sería igualmente inapropiado decir que la transición supuso el paso de la dictadura del nacional catolicismo franquista a una democracia homologable. No fue así. La monarquía, la judicatura o las fuerzas de seguridad del estado quedaron como herencias del viejo régimen y han perdurado hasta nuestros días.

Así mismo, el proceso constituyente español no fue lo que hoy denominaríamos un proceso transparente y democrático pues se realizó desde un chantaje permanente a quienes hasta ese momento habían sido oposición y bajo la sombra alargada y el eco de los sables que aún resonaban en los cuarteles. Con todo, el avance en cuanto a libertades y derechos fue lo suficientemente significativo como para que pudiésemos hacer oídos sordos a sus notables carencias.

Sigue leyendo Es hora de abrir un proceso constituyente

Diluir el estado autonómico

cafeparatodos“Yo dejaría las autonomías históricas, y el resto, diluidas”

Miguel Sebastián. Exministro socialista

Con esta valoración agitaba el exministro, una vez más, el enrarecido clima que rodea al modelo territorial español en los últimos años y más a la sombra de una crisis que se nos está haciendo mucho más larga de lo esperado, pero esta frase que en principio puede parecer una “boutade” encierra una gran dosis de honestidad intelectual que creo que es una de las principales carencias de la casta política que sufrimos. Es evidente que 36 años después del desaguisado constitucional resulta harto dificultoso encontrar una solución al problema que se creo para echar tierra y ocultar un modelo territorial que es el único que ha tenido algún éxito en la historia del Estado español, pero quizás sea un buen comienzo reconocerlo.

Y  es que en 1976 no existían diecisiete voluntades de autogobierno, existían tres.

No voy a ser yo el que ponga en duda la diversidad identitaria del estado español pero eso es una cosa y otra muy distinta que ese sentimiento identitario se traduzca en una voluntad manifiesta de autogobierno porque esa voluntad no es fruto exclusivo de la diversidad de identidad sino de una historia institucional y legislativa propia y con permanencia en el tiempo, y de esas, en el estado español, las que existen se pueden contar con los dedos de una mano.

Sigue leyendo Diluir el estado autonómico

A la tercera irá la vencida

Navarra mapaComo bien dijo ayer Uxue Barkos en el Congreso de los Diputados tras el portazo a Catalunya que protagonizaron ayer esos dos cánceres para España que han resultado ser los dos ejes del bipartidismo que sustentan el régimen constitucional del 78; a la sazón PP y PSOE, “Se están haciendo trampas al solitario”. De ninguna otra manera se puede entender que se utilice una Constitución que se concibió como un marco de libertades y democracia para ir en contra del más preciado de los derechos democráticos como es el voto.

Pero es que además la Constitución Española del 78 no es una constitución al uso, nacida de la voluntad constituyente de los españoles en 1978, la Constitución Española vigente es la salida menos mala que se pudo lograr para superar cuarenta años de dictadura fascista en medio de un ruidoso estruendo de sables, fruto de una voluntad de consenso sometida a libertad condicional. Pudo ser de otra manera pero resultó así, lo que no obsta para que necesite una urgente revisión, y no de chapa y pintura precisamente, sino en sus principios fundamentales para ajustarse a una España que poco o nada tiene que ver con la que salió amedrentada de cuarenta años de tiranía.

Dejando al margen, pues, la legitimidad, y mucho más la vigencia, de la ley Suprema de la que podríamos hablar largo y tendido, casi resulta más gratificante hablar de la España de hoy, de los españoles de hoy y de quienes no lo son. Con esa Constitución, dos veces, dos Parlamentos democráticos han sido violentados en nombre de la tan traída y llevada Soberanía Nacional.

Sigue leyendo A la tercera irá la vencida

La vía Foral; Reformar la Constitución (II)

230811-reforma-constitucionSiguiendo con el planteamiento que hacía en la primera parte de este artículo ha caído en mis manos el magnífico artículo que escribe Iñigo Landa en su blog de DEIA: “De Constituciones…” donde enumera las cuatro condiciones con las que el Partido Nacionalista Vasco podría aprobar una Constitución española, condiciones, hasta ahora, que podrían ser igualmente aplicables a cualquier nacionalismo histórico del Estado y que, de hecho, podrían ser la clave para la solución definitiva de la articulación territorial del Estado Español. A saber;

“Que se reconozca la existencia de la nación vasca; que se reconozca su bilateralidad en las relaciones con el Estado; que se reconozca la presencia vasca en la Unión Europea de manera específica; y una reordenación competencial adecuada a los nuevos tiempos”.

Y digo hasta ahora porque la cicatería y la falta de visión política del constituyente español, y de los gobernantes que le han seguido, con el caso catalán creo que ya ha imposibilitado esta vía para Catalunya, llega tarde…

Sigue leyendo La vía Foral; Reformar la Constitución (II)

Reformar la Constitución

constitucion-española-no-garantizo-ni-comida-ni-trabajo-ni-sanidad-ni-vivienda“Elevar a la categoría política de normal, lo que a nivel de calle es plenamente normal”

Adolfo Suarez

Estos días, y con motivo de su 35 aniversario, hemos asistido al enésimo debate sobre la necesidad de reformar o no la Constitución y de la idoneidad del momento para hacerlo dada la situación de profunda crisis económica, la delicada situación de la institución monárquica, el desmantelamiento de servicios públicos que hasta ahora considerábamos protegidos por esta y el espectacular avance soberanista que se está produciendo en Catalunya.

Bien está el debate pero no podemos hacerlo con un mínimo de criterio si no contemplamos un aspecto previo que puede matizar y condicionar notablemente el discurso, como es la imposibilidad real de poner en marcha los mecanismos de reforma constitucional, y me explico.

Sigue leyendo Reformar la Constitución

Constitución vs Fuero

Soberanía“Pues hay muchos en España que trabajan con malicia porque sea la Naparra como las demás provincias”

Paloteado de Monteagudo. S. XIX.

 

Hay días en que no te acercas al teclado porque sientes que no tienes nada nuevo que escribir, mientras que otros, un simple tuit, a las siete de la mañana, despierta una cascada de sentimientos y argumentos que te impelen a dejar por escrito y con orden ese batiburrillo de de ideas.

Eso me ha pasado esta mañana con un periodista pamplonés y un parlamentario foral de IE a raíz de la anulación por parte del Tribunal Constitucional de una Ley Foral aprobada por el Parlamento de Navarra sobre la que ambos debatían sin que las hojas de lechuga les dejasen ver el magnífico trozo de bonito bermeano en el fondo de la ensalada.

Y el bonito bermeano, más en este caso piquillo de Lodosa, era, como no podía ser de otra manera cuando debaten soberanistas; el Fuero, o la legitimidad del Tribunal Constitucional, obviando la adicional primera por supuesto que parece que con el sueldo que les pagan tan ilustres magistrados no tienen tiempo para llegar a los artículos finales, para anular una Ley emanada de un Parlamento Foral, al margen claro está de la conveniencia o no de la Ley que era la hermosa lechuga en la que andaban entretenidos.

Sigue leyendo Constitución vs Fuero

Ley de Garantías Democráticas

REVOCACIÓN DE MANDATOMucho se ha hablado y se sigue hablando en los últimos tiempos de la regeneración democrática, de gobiernos abiertos y de transformación de los partidos políticos e, incluso, la progresiva sustitución de la democracia representativa por introducción de fórmulas de democracia directa basadas en las tecnologías de la comunicación y la información, y yo no soy una excepción, pero creo que partimos de una base falsa como es pretender que esa regeneración venga de los propios estamentos a regenerar que viven cómodamente instalados en la situación actual.

Es evidente, y la última conferencia del PSOE es un magnífico ejemplo de ello, que esa regeneración solo es una preocupación para los partidos políticos cuando los mecanismos de la democracia representativa hacen temblar el status establecido, luego resulta más evidente aún que el ansiado cambio solo puede venir de dotar a la ciudadanía del empoderamiento suficiente como para forzarlo.

Sigue leyendo Ley de Garantías Democráticas

Euskal Bidea; Asumiendo realidades

Idees-descartades-per-a-la-ViaCatalana-680x510“La única forma de ganarnos la confianza de la gente es asumir la realidad tal como es y obrar en consecuencia”

 Iñigo Urkullu. Lehendakari.

 La frase que encabeza este artículo, pronunciada por el Lehendakari Urkullu en el Pleno del Parlamento Vasco en que dio cuenta del pacto alcanzado con el PSE para garantizar estabilidad a la Legislatura, puede parecer una perogrullada de libro pero en las actuales circunstancias vascas no parece que sea una mala medida quitarse las gafas de distorsionar la realidad y empezar a llamar a las cosas por su nombre, y es que la realidad en Euzkadi es la que es y no la que algunos ven, o quieren ver, en las fotos y los videos del 11S catalán.

Sigue leyendo Euskal Bidea; Asumiendo realidades