El talento de Mr Ripley (libro)

Hola. Esta semana tenemos aportación de lectora, y comenzamos bien, porque ya tenía ganas de hacer algo con la gran Silvi, responsable junto con Nieves y Natalia del podcast Bibliocracia y colaboradora en el grupo de telegram “Qué libro lees”, origen de este proyecto.

Nos trae un libro de Patricia Highsmith, autora que se dio a conocer por «Extraños en un tren«, de 1950, obra que fue adaptada por Alfred Hitchcock y que le sirvió de reconocimiento mundial. Más tarde vendría su saga dedicada al personaje de Tom Ripley, su personaje más icónico, que contó con los siguientes libros:

  1. El talento de Mr. Ripley (The Talented Mr. Ripley, 1955)
  2. La máscara de Ripley (Ripley Under Ground, 1970)
  3. El juego de Ripley (Ripley’s Game, 1974)
  4. Tras los pasos de Ripley (The Boy Who Followed Ripley, 1980)
  5. Ripley en peligro (Ripley Under Water, 1991)

Ahora vamos con la reseña de Silvi.

EL TALENTO DE MR. RIPLEY

Editada en 1955, Patricia Hightsmith nos presenta El talento de Mr. Ripley,  novela de género policial pero más que nada, un thriller psicológico, donde nos presenta tres personajes centrales: Tom, el protagonista, un ladrón de poca monta que sobrevive a base pequeñas estafas hasta que, por azar, un hombre adinerado, Mr Greenleaf, contacta con él para que, -gastos mediante- viaje a un pequeño pueblo de la costa italiana, donde vive su único hijo y heredero, Dickie, dedicado al dolce far niente: pasa sus días pintando, navegando,  tomando sol, nadando en el Mediterráneo y viviendo una vida totalmente relajada junto a su pareja Marge, una escritora a la espera que un editor publique su libro.

Tom, que por esos días intentaba escapar de un posible encuentro con la policía, ve una oportunidad y decide aceptar. Para ello se prepara para su encuentro con Dickie, al que conoce poco y nada.

Nada más llegar se presenta ante él haciéndole saber su misión: que su padre quiere que vuelva a América. El muchacho no tiene intención alguna de volver a su vida americana. Tom siente que ha fracasado, y ante esa situación se produce una especie de clic: de repente se da cuenta de la vida sin preocupaciones y relajada que lleva el hijo de Mr. Greenfield; eso sí, con dinero a manos llenas, y haciendo lo que le da la gana: justo lo que le gustaría hacer a él.

Comprende entonces que debe cambiar su estrategia, y comienza a acercarse a él, a participar de su vida doméstica, conocerle más y va poco a poco integrándose a ese mundo desconocido que le fascina y sintiéndose que puede ir a más, huyendo de la mediocridad, de la vida miserable que lleva en Nueva York: compartiendo habitación con un compañero que no soporta, esas pequeñas estafas que en cualquier momento pueden ser descubiertas….Y sobre todo, perder de vista a su tía Dottie que le ha humillado desde niño, cuando queda huérfano y ella se hace cargo. 

Debido a un corto viaje a Roma, Tom se da cuenta que él y Dickie pueden vivir juntos, sin la presencia de Marge…

La novela tiene un ritmo sostenido, mostrando a ese Tom que va tejiendo una telaraña cada vez más complicada, de manera meticulosa, paciente, cuidándose en cada movimiento, para lograr su objetivo final. 

Recomiendo muy vivamente esta novela que te atrapará desde el primer momento, con maestría Highsmith te describe personajes interesantes: desde ese Tom humillado desde siempre y convertido a la postre en un pequeño estafador, Dickie, que lo ha tenido todo y lo torna en un ser egoísta y frío al que nada le importa, solo él, y Marge el otro vértice de este triángulo. 

Personalmente, la novela me ha gustado mucho, literalmente la devoré: la historia, poco a poco te lleva a adivinar cual será el próximo paso de Ripley, incluso alguna que otra situación me sorprendió porque sinceramente, no me esperaba esa audacia del personaje principal , erigiéndose como un gran titiritero manejando a su antojo la situación y a las personas, sin éstas darse cuenta ni por un instante de las verdaderas intenciones y las acciones que lleva a cabo para lograr su objetivo, a pesar de que Tom arrastra un resentimiento profundo sobre su situación de vida y su intimidad (que poco se habla de ella en el texto), pero que está en el aire y en cierta forma condiciona su accionar, logrando finalmente, mantenerse impertérrito ante cada una de las situaciones que van presentándose y manejándolas con auténtico arte desde la manipulación y una máscara de humildad. Finalmente, me gustaría recomendarles la película homónima dirigida por Anthony Minghella, protagonizada por Matt Damon y Jude Law excelente adaptación del texto de Highsmith, exquisita recreación que transmite el espíritu del libro, con el plus que aporta la siempre maravillosa Italia.

Sil_soy.

Si quieres saber más de la vida de Highsmith, hay un documental llamado Loving Highsmith (se puede ver en Filmin) que se adentra en la vida personal de la autora.

Para terminar, muchas gracias a Silvi. Espero que haya disfrutado con esta colaboración y esperemos que sea la primera de muchas. Desde aquí la invitamos a seguir participando.

Y si tú quieres aportar una reseña, del libro que quieras, o de la adaptación que quieras, estaremos encantados de publicarla. Escribe a eapendergast@gmail.com y cuéntanos

La casa de la ciénaga (libros)

Este artículo forma parte del proyecto «Qué libro ves» dedicado a libros y sus adaptaciones. Si quieres conocer el proyecto o incluso participar en él, visita la web, mira el calendario de las adaptaciones. Si ves que falta algún artículo puedes aportar un texto.

Recuerdo la primera vez que supe de los Caballos Lentos. Apple acababa de anunciar que iba a estrenar una adaptación de las novelas de un tal Mick Herron. No conocía al escritor y todo eso me sonaba a chino, pero me puse a investigar. Eso era en 2022.

Fue fácil encontrar información del autor, un escritor británico de novelas policíacas y de espionaje. Lo policíaco me interesa menos, quizás por saturación, pero echaba de menos novelas interesantes de espías. Profundicé un poco más, y vaya lo que me encontré.

Resulta que «La casa de la ciénaga» es como se conoce a la saga de libros que reúne las andanzas y aventuras de un grupo de espías degradados y condenados a trabajar en ese poco hospitalario lugar.

Sobre el autor

El amigo Mick haciéndose el interesante

Nacido en Newcastle en 1963, estudió literatura en Oxford y ahí sigue viviendo

El amigo Herron comenzó su andadura como escritor en 2003 con la primera de las novelas centradas en la detective privado Zoë Boehm y no fue hasta 2010 cuando publicó la primera novela de lo que más tarde se ha llegado a conocer como la serie de “La casa de la ciénaga”, llamada Caballos Lentos, que ha sido nombrada por el Daily Telegraph como una de las 20 mejores novelas de espías de todos los tiempos.

De qué van los libros

Caballos lentos, el primero de la saga, nos cuenta la historia de los espías del MI5 que caen en desgracia y son desterrados a un lugar (la casa de la ciénaga) del que nadie quiere saber y que está regentado por uno de los mejores y más desagradables personajes que me he encontrado jamás: Jackson Lamb.

Lamb es una persona hiriente y maleducada, que comienza y termina sus conversaciones soltando ventosidades y fumando sin parar en su oficina, que lleva años sin conocer la luz del sol y que nadie se molesta en limpiar, mientras se van acumulando años de olores corporales, de humo, de alcohol. Además, no duda en soltar comentarios hirientes sobre las circunstancias que llevaron a cada uno de los caballos lentos a estar bajo su mandato.

El trabajo en la casa de la ciénaga es pesado y aburrido, monótono. No quieren que los caballos lentos hagan trabajos visibles, quieren enterrarlos en papeles y tareas monótonas y, sobre todo, que no molesten.

A pesar de todo, nada escapa a Lamb. Conoce como nadie los entresijos de ese mundillo, mueve ese cuerpo fofo y desgastado con una habilidad pasmosa (cuando le da la gana, claro) y parece que siempre está un paso por delante de cada una de las investigaciones en las que finalmente se van a ver inmersos estos machacados agentes.

La serie de la Casa de la Ciénaga se compone de los siguientes libros

  • Slow Horses (2010); Caballos lentos
  • Dead Lions (2013); Leones muertos
  • Real Tigers (2016); Tigres de verdad
  • Spook Street (2017); La calle de los espías
  • London Rules (2018); Las reglas de Londres
  • Joe Country (2019)
  • Slough House (2021)
  • Bad Actors (2022)

Además, tiene varias novellas (novelas cortas) relacionadas con el universo y novelas independientes en las que aparecen personajes relacionados con la saga principal.

Yo me leí los primeros en castellano, pero llegó un momento que tuve que pasar al inglés, y ahí la cosa se complicó, porque este Herron es realmente difícil de leer.

Estilo y opinión

Hoy por hoy, creo que es el autor más complicado de leer que conozco.

Todos los comienzos de sus libros son muy originales. Nos va presentando los personajes en el edificio de los modos más variopintos. Por ejemplo, es el viento el que entra en la casa de la ciénaga y nos va mostrando a sus habitantes en sus diferentes despachos, nos cuenta lo que están haciendo incluso lo que están pensando.

Si alguien que enseña literatura creativa leyera a Herron, se echaría las manos a la cabeza a buen seguro, porque este señor escribe del modo totalmente contrario a lo aconsejable. Párrafos larguísimos con escasos signos de puntuación, frases interminables, complejidad en el lenguaje, uso continuo de metáforas.

Pero claro, cuando uno lo hace bien, incluso cuando uno es maestro en ello, lo que puede ser contraproducente se convierte en uno de sus mayores atractivos. Tanto en castellano como en inglés resulta complicado dejar de leer; siempre quieres una página más, y cuando ves esos bloques sólidos en lugar de intimidarte el efecto es totalmente el contrario.

Ahora mismo estoy con el último libro de la Casa de la ciénaga, llamado Bad Actors, y ya me está dando pena que termine. He terminado también las novelas cortas. Sólo me quedaría su último libro publicado, una novela de lectura independiente llamada The secret hours.

Además, podemos disfrutar de la serie de Apple TV con un Gary oldman espléndido en el papel de Jackson Lamb.

Tiempos Modernos en cine

Pues sí, aunque no os lo creáis, vamos a poder disfrutar en sala
grande de esta gran película totalmente restaurada por la Cineteca de Bolonia.

La cita es el martes 9 de abril en el cine Golem Baiona a las 19:00. Fue la última película muda de Chaplin, en 1936, aunque en realidad es mixta, pues tiene fragmentos sonoros, como cuando Chaplin canta en el bar al final de la película, en un lenguaje inventado, llamado algarabía, una mezcla de francés e italiano y algo de inglés.

Se considera que la película es una crítica social pues refleja las difíciles condiciones a las que se enfrentaba la clase obrera en la época de la Gran Depresión de 1929, debido a la producción en cadena con sus trabajos monótonos, la falta empleo, la falta de oportunidades y las dificultades en que vivían las personas de menos recursos y que las estaban llevando a tomar medidas drásticas.

Tiempos modernos cuenta la historia de Charlot, un obrero metalúrgico que trabaja apretando tuercas y que acaba perdiendo la razón, extenuado por el frenético ritmo de la cadena de montaje de una fábrica. Una vez sale del hospital es encarcelado por participar en una manifestación en la que se encontraba por casualidad.

La sensibilidad política de Chaplin y su creatividad cómica encajan perfectamente en esta película, considerada uno de los grandes clásicos de la historia.

Yo de vosotros no me lo perdía por nada del mundo


Entre abril y junio, GOLEM BAIONA, en colaboración con la Filmoteca Vasca y el Festival de San Sebastián, invitará a revisitar y descubrir doce películas que se proyectarán en Pamplona los martes a las 19.00 horas y en versión original. Tras la exitosa cooperación con el Instituto Lumière de Lyon y cuyo resultado, las Sesiones Lumière, han tenido lugar los dos últimos años, el ciclo vuelve a poner la mirada en doce títulos, algunos de sobra conocidos y otros aún por explorar. Las entradas se podrán adquirir por Internet y en taquilla, a un precio de 4 €.

De adaptaciones va la cosa

Hola!!

Llevo un tiempo dándole vueltas a la posibilidad de hacer un proyecto nuevo, basado en adaptaciones de libros que van al cine o al mundo de las series. Cada vez son más las producciones que nacen de este modo, ya sea por falta de ideas, o porque resulta más sencillo adaptar algo ya hecho. O puede que simplemente los productores prefieren apostar por historias que ya han tenido cierto éxito en el ámbito editorial.

Sea como sea, estoy encantado, porque me permite disfrutar de libros que no conocería de otro modo. Además, soy muy pro adaptaciones, en el sentido que, habiendo leído el mismo libro que yo, el creador de la serie o peli nos presenta su visión, qué ha entendido y cómo ha entendido esa misma fuente. Y analizar eso me parece fascinante.

Cuando alguien hace una adaptación, siempre hay críticas. Desde el desgraciadamente famoso “dónde está Tom Bombadil” en el Señor de los Anillos (los fans de estos libros se encuentran entre los más cansinos de la historia) pasando por los que quieren ver en pantalla exactamente el mismo libro (qué sentido tiene?) o los que enarbolan la vergonzosa bandera “es que el libro es mejor” sin pararse a pensar ni desarrollar nada más.

Siempre recordaré la primera película de IT, durante mucho tiempo fue vilipendiada y que ayudó a crear el mantra de “es que las adaptaciones de King son todas malísimas”. Vale, la peli es mala, pero esos bosques, ay! esos bosques. Cuando leí IT me hice una composición de las localizaciones en la cabeza, y tengo que decir que los bosques que salen en la adaptación son incluso mejores que los que imaginé. Donde quiero llegar es que prefiero sentarme y disfrutar de esa adaptación, intentar extraer lo bueno y no criticar por criticar, y eso es lo que quiero hacer en este nuevo proyecto.

Pero claro, la realidad es que hay adaptaciones y adaptaciones. Tenemos las malas, muy malas, como La Torre Oscura, la maravillosa obra de Stephen King que aún no ha sido llevada ni a cine ni a televisión de modo digno. Pero siguiendo con el tito King, El Visitante o 22/11/63 son claros ejemplos de que llevar las novelas a un formato más amplio como es una serie y una temporada de 6 ó 8 episodios puede llegar a sentarles muy bien a estas historias.

El objetivo es analizar adaptaciones desde un punto de vista riguroso, sin dejarse llevar por el fandom, sacando lo mejor o lo peor de esa serie o peli basada en un libro.

Y como mirar para atrás puede ser tedioso porque adaptaciones hay millones, vamos a mirar al frente, o al futuro, como es el caso de hoy.

La noticia ha saltado rápidamente, y es que Ishana Shyamalan, hija de M. Night (tú antes molabas) Shyamalan ha dirigido una película. La moceta había trabajado bajo las oscuras alas de su papá como guionista y directora en la irregular Servant y como directora de segunda unidad en la horrorosa Tiempo (de ahí lo de tú antes molabas).

La película se va a llamar Los Vigilantes, y está basada, y ahí es a donde quiero llegar, en la novela The Watchers de A.M. Shine. El libro está definido como un relato claustrofóbico de terror gótico en un bosque perdido de Irlanda. En la biografía del autor en su página web, él mismo reconoce la influencia que las clásicas historias de terror irlandesas han tenido en su vida, con su paisaje, cultura, atmósfera oscura, pero quien más le ha influenciado desde siempre ha sido Poe. Los trabajos de Edgar Allan han contribuido mucho a la forma de pensar y escribir del amigo Shine, que además tiene otro libro llamado The Creeper.

La mala noticia es que no he podido encontrar noticias de la publicación en castellano de ninguno de los dos libros, por lo que solo se puede leer en inglés.

‘Los vigilantes’ (producida por papá Night) saldrá en cines el 7 de junio, en un periodo donde habrá pocos estrenos, y es debido a que se rodó durante la huelga de actores por un acuerdo interno.

Quien lea en inglés, está invitado en acompañarme en esta experiencia, y una vez vista la película, comentaremos qué tal ha ido la adaptación.

Si te animas, en el grupo de telegram de Grupo Salvaje te espero, donde podrás escuchar el mejor programa de cine y series de Navarra, Grupo Salvaje. Si buscas por el nombre del programa en telegram, ahí aparecemos.

The Bear

Hay episodios que marcan una serie, hay escenas que marcan una película.

Nunca olvidaré la, para mí, más impresionante escena de American History X. No es la brutal escena de los dientes, ni cuando el racista se encuentra con que en la cárcel, él es la minoría étnica. Es la que, solo en la noche, Edward (tú antes molabas) Furlong recuerda cómo empezó todo, por qué llegó su hermano Edward Norton a ser el racista que es. Descubrió que el germen de ese odio irracional lo tenía precisamente en casa, en su padre, que constantemente y sin ningún pudor, iba bombardeando a sus hijos con su discurso racista. Esa escena, que termina con el hermano pequeño llorando desconsoladamente,  marca la película, porque todo rueda alrededor de esos momentos de odio encapsulado.

Por qué ya casi no ves películas de Edward Norton?
Siempre que puedo hablo de esta peli

Pues con The Bear he tenido la misma sensación con el sexto episodio de la segunda temporada. Y no cometo ningún spoiler cuando digo que se lo pasan gritando, porque eso lo hemos visto desde el inicio de la serie, y lo que hizo que necesitara más de un intento para poder verla.

Pero vamos a entrar primero en contexto.

The Bear es una serie creada por Christopher Storer, se puede ver en Disney y está protagonizada por Jeremy Allen White (actor muy conocido por Shameless) en el papel de Carmen «Carmy» Berzatto, un joven y laureado chef que vuelve a su Chicago natal para atender la cocina del decadente restaurante de su hermano recientemente fallecido.

Allí se encuentra con el mejor personaje de la serie, el mejor amigo de su hermano y con el que regentaba el local conjuntamente, Richie (Ebon Moss-Bachrach, actor secundario de siempre con multitud de acreditaciones en cine, series y teatro). Obviamente la relación entre ellos no es lo más harmoniosa posible, y es que estamos hablando de personas con un carácter extremadamente especial.

The Bear star Richard “Richie” Jerimovich in The Bear promises more mayhem  on menu | NEXT Magazine

Y en eso es en lo que me quiero centrar. Estas personas son una raza aparte. Hablan gritando, acaparan las conversaciones con movimientos de brazos, ríen exageradamente, lloran exageradamente. Cuando comienzan las conversaciones, ya lo hacen alzando la voz, con actitud chulesca y si no frenan, llegan a un nivel insoportable. A mí me producen rechazo instantáneo ese tipo de personas, es todo lo contrario a mi forma de ser, y me caen mal. En la serie está tan bien hecho, que me caen mal pero de verdad. Menos mal que está Ayo Edebiri en un personaje más calmado, con más cabeza, que supone un alivio de vez en cuando.

Emmy spotlight: Ayo Edebiri (The Bear) is the heart of FX series - GoldDerby

El mérito es de los guionistas. Imagino la complicación de redactar ese tipo de escenas, tan rápidas, con tantas voces. La dirección de actores también es muy importante, porque coordinar todo eso debe ser realmente complicado. Esto es lo que en un principio me sacó de la serie y decidí que no la iba a ver, pero tras la elaborada insistencia de personas allegadas, pensé que debería darle una segunda oportunidad, y no me arrepiento, pero qué mal momentos me hace pasar.

Y esto nos lleva al famoso episodio 6 de la segunda temporada, de una hora de duración (los demás rozan la media hora), que deja claro que estamos ante un momento importante de la serie. Y vaya sí lo es, porque se traen a grandes pesos pesados para narrarnos un momento histórico en la vida de esta familia tan peculiar. Por un lado está Jon Bernthal, el más flojo, porque hace siempre de él, de lo mismo. Todos los papeles que le he visto están interpretados del mismo modo, pero de momento parece que le vale. También tenemos al añorado Bob Odenkirk, con unos momentos muy buenos, pero quien se lleva la palma es la gran Jamie Lee Curtis. Esta mujer es capaz, literalmente, de interpretar cualquier papel, y aquí lo demuestra, con unos momentos especialmente brillantes, haciendo de madre del clan, preparando la cena, con unos altibajos emocionales muy exagerados. Es, todo lo que hemos visto, multiplicado por 10.000, y en los hombros de la gran Jamie Lee.

Y entendemos. Comprendemos de dónde salen esos caracteres tan especiales que estamos viendo desde el primer episodio de la serie. Es un episodio de premios, y estoy seguro que se los llevará.

La serie me está encantando. Me quedan dos para terminar la primera temporada y no quiero que termine, como Special Ops: Lioness, de la que espero hablar en breve.

A spy among friends

Atención, atención!! Todos aquellos que han hecho sus listas de lo mejor del año, deberían parar las rotativas e intentar ver esta serie, o esperar a verla cuando llegue, que llegará, pero de momento está disponible en ITVX en Reino Unido y BritBox en Australia.

Nos encontramos con otra novela de Ben Macintyre, este columnista del Times que ha conseguido fama mundial con sus libros, mayormente de espías. Es el autor de Los hombres del SAS, la grandiosa miniserie de 6 episodios que podemos ver en HBO Max sobre la Segunda Guerra Mundial y la campaña del desierto en África.

Dos años antes de Los hombres del SAS, Macintyre escribió esta Spy Among Friends. Basada de nuevo en hechos reales, nos traslada a la Inglaterra de 1963, donde Nicholas Elliott trabaja por el MI6 como oficial de inteligencia, pero su vida se da completamente la vuelta cuando se entera que su amigo más cercado y colega, Kim Philby ha estado secretamente trabajando como agente doble para el KGB durante 20 años y acaba de desertar e irse a la Unión Soviética.

La serie está protagonizada por Guy Pearce and Damian Lewis (Hermanos de sangre, Homeland, Billions con el magnifico Paul Giamatti). Frente a ellos, la diosa Anna Maxwell Martin (The Bletchley Circle entre muchas otras).

Una de las mejores actrices británicas que hay

El programa examina el espionaje a través de su amistad, cuyas consecuencias afectan las relaciones Este-Oeste hasta el día de hoy.

No quiero averiguar mucho más, porque me resulta fascinante la historia. El piloto es sencillamente brutal, en forma de flashbacks. Kim Philby ya ha escapado a Rusia y Elliott fue el último que estuvo con él. La serie especula desde el principio con que puede haber algo más por detrás, que le haya dejado escapar, o incluso que realmente no haya desertado y todo forme parte de un plan mucho más complicado.

No lo s´´´e, pero seguro que la serie me lo va a contar en sus 6 episodios (para qué más).

Vivimos buena época de series de espías, con ésta y con Slow Horses, otra saga de espías, la de Nick Herron, pero estos son más desgraciados, son los moradores de la casa de la ciénaga, donde van los agentes que han cometido errores muy graves y no saben qué hacer con ellos. Debería hacerles un post, pobres, que tengan algo más de visibilidad. 🙂

Wreck

En ocasiones, las ideas más sencillas son las que mejor funcionan por múltiples razones. Estamos llegando a un punto de saturación, y cada vez tenemos que seleccionar las series que vemos con un criterio más estricto. Todos tenemos unas temáticas que nos atraen más que otras, e incluso vamos evolucionando nuestros gustos. Antes me veía todo lo relacionado con zombies, ahora no veo prácticamente ninguna de ese tema. Pero independientemente de nuestros gustos, sabemos que hay algunas series que no vamos a ver bajo ningún concepto.

Son las llamadas líneas rojas. Para mí son las series de médicos y todo lo relacionado con ellos, aunque últimamente he hecho alguna excepción, como con la maravillosa Dopesick. Hay quien las pone en los True Crime, no le gusta sufrir con recreaciones demasiado cercanas a la realidad. Por cierto, aquí tenemos discrepancia originada por Dahmer y por Candy. Ambas son series que reproducen unos hechos reales, pero en realidad son series, no son documentales con entrevistas a personas relacionadas, vídeos originales, etc… Es como cuando comienzas una película y te dice que está basada en hechos reales. Eso ha sucedido en infinidad de ocasiones pero, ¿eso son True Crimes?

En mi opinión no, el concepto true que acompaña la denominación te dice que lo que vas a ver es real, no es una recreación. Vas a ver imágenes de cámaras reales, entrevistas. Puede haber alguna escena que se filme pero siempre buscando que sea lo más real posible. Tanto en Candy, y por supuesto en Dahmer, asistimos a escenas que posiblemente no fueran así, y de ahí vienen muchas de las críticas de la serie, por cierto, de familiares y amigos de las víctimas que no ven bien reflejadas a esas personas. Incluso denuncian a Dahmer por sacar a la luz hechos demasiado dolorosos para los familiares de las víctimas, pero ésa es una reflexión en la que ahora prefiero no entrar.

A donde quiero llegar es que para mí son series sobre crímenes, como tantas otras, únicamente basadas en hechos reales, sin más.

Pero bueno, una vez explicado el asunto de las líneas rojas, quisiera volver sobre el inicio del artículo, las ideas sencillas, y por eso quiero hablaros de Wreck, de la BBC.

La premisa de la serie es bien sencilla. Un chaval se incorpora como tripulación en un crucero con la intención de descubrir qué le pasó a su hermana, que desapareció en el mismo crucero. Me gusta mucho el tono de la serie, desenfadado y lleno de guiños. Especialmente divertidas las escenas en que se incorporan los nuevos al barco, donde se les trata como si fuera un campamento militar, ellos los novatos.

El barco es una ciudad en pequeño. Tenemos los pisos superiores, donde está primera clase, lleno de lujos. Tenemos los oficiales, pequeños dictadores de las miniparcelas que regentan. Luego están los currelas, con sus problemas de agua fría y al final del todo están los filipinos, en ese submundo oscuro, sucio, lleno de peligros, donde se hacen tatuajes y todo parece muy peligroso.

La serie mezcla el humor, el thriller, el miedo e incluso pinceladas de gore, pero lo que más me gusta es su falta de pretensiones y su originalidad. Algo pasa en ese barco, algo chungo que encima muere gente.

Da cosica, el colega

No es que sea una de las series del año, para eso están The Old Man (Disney) o Inside Man (Netflix a finales de octubre), pero me lo he pasado muy bien viéndola y la recomiendo encarecidamente. Ha sido renovada por una segunda temporada que ya se encuentra en desarrollo y su idea es llegar hasta una tercera temporada.

Un saludo, y gracias por leerme

La importancia de cumplir 40 años

Golem celebra 40 años de vida esta semana. Ayer tuvimos en el programa Grupo Salvaje en directo a Otilio García, uno de los socios fundadores, que nos contó muchas cosas y alguna anécdota chula que merece la pena difundir.

Que una empresa cumpla 40 años de funcionamiento siempre es buena noticia. Que sea una empresa que se dedica al cine en mayúsculas, a la difusión cultural, es motivo de celebración entre los más adeptos del sector. Y además lo hace manteniendo el espíritu que siempre ha tenido: arriesgar, innovar y apostar por otros modos de acercar el cine al público en general.

Otilio nos contó cómo fueron los orígenes del cine, con sus 4 salas iniciales, el éxito que tuvieron, lo difícil que llegó a ser conseguir entradas para una chavalada de Pamplona ávida de nuevas sensaciones fuera de los cines más clásicos de la ciudad. Nosotros les contamos cosas que nos ha ido transmitiendo oyentes, como esa leyenda urbana que empezó a circular que decía que iban a dejar fumar en el cine. Cuando la gente iba a taquillas y les decían que de eso nada, hubo muchas sorpresas.

FOTO MIKEL ESPARZA

Recordaba Otilio la que se armó con el odorama y Polyester, la película del irreverente John Waters, y esas tarjetas que ibas rascando para poder disfrutar de los olores de la película. Claro, el asunto es que tras una sesión, el olor de todas las tarjetas a la vez era indescriptible y costaba mucho ventilar para la siguiente sesión, lo que llegó a ser un problema.

También nos contó sobre los primeros maratones nocturnos, donde los espectadores podían disfrutar de 3 películas y el cine daba bocadillo y caldico a los asistentes. Eso fue un éxito rotundo.

Pero lo más divertido fue cuando nos contó la mejor campaña que se le hizo jamás a los cines, con el estreno de «La última tentación de Cristo«, de Scorsese. El viernes del estreno se presentaron unos señores en representación del arzobispado y acompañados de abogado para comunicarles que esa película no se iba a estrenar, que ellos debían verla primero y que entonces decidirían. Finalmente la película se estrenó y esa misma noche se llenó Pamplona de pintadas que decían «Boicot Golem». No se sabe quién lo hizo, pero como campaña publicitaria involuntaria fue todo un éxito, ni hecho adrede.

Fue un rato muy ameno y os animo a escuchar el programa entero, aunque ya sabéis, primero tenemos la sección de cumpleaños, la chapa del agente Pendergast y sus series, y luego la entrevista.

Viva el cine, copón!!

Somebody Somewhere

La belleza de la cotidianeidad

No, no os preocupéis, no me ha dado una subida de gafapastismo, pero es que no hay mejor modo de poder definir esta serie sencilla, amable y sin pretensiones que nos presenta a Sam, el personaje interpretado por Bridgett Everett (una cómica muy conocida por su personalidad y extravagancias en el escenario), y que aquí encontramos en un papel mucho más comedido y en parte autobriográfico.

Bridget Everett Interview: On HBO's 'Someone Somewhere'
Esa mirada

Sam vuelve a Kansas para cuidar de su hermana enferma, que fallece, lo que la deja sumida en un vacío importante que no puede rellenar su otra hermana, ni sus padres. Se siente encerrada en un lugar en el que no encaja y no sabe cómo salir. En ese momento se encuentra con Joel, interpretado por el carismático Jeff Hiller, con el que coincidió en el coro del colegio y que introduce a Sam en un nuevo mundo donde todas las personas son diferentes, y donde la música tiene un protagonismo especial. Entre esas nuevas personas está Fred (Murray Hill), un personaje muy peculiar y que acepta a Sam desde el principio.

Bridgett (Sam) y Murray (Fred) han trabajado juntos desde hace varios años, han hecho muchos shows juntos, y eso también se nota en pantalla.

Dejad que aparque un momento el tema musical para centrarme en los magníficos personajes principales y cómo te encariñas con los dos desde el principio. Sam es una mujer grande, muy grande, que no se arregla, cuarentaymuchos, harta de que le pregunten qué va a hacer con su vida y con un carácter fuerte, que mira de modo inquisitivo y que produce incomodidad entre quienes la rodean. Joel es peculiar en sí mismo, muy alto y muy flaco, con una personalidad muy especial, casi servil, pero se nota que ha sufrido mucho, probablemente por su condición sexual, y que ha construido un personaje como coraza para protegerse.

Somebody Somewhere' en HBO: fecha de lanzamiento, tráiler y todo lo que  sabemos sobre la nueva serie de comedia – Recomendaciones de Series para  Maniacos
Quieres ser amigo de estas dos personas al instante

Joel introduce a Sam en estos ensayos del coro que se hacen en las instalaciones de la iglesia, un poco como a escondidas, lo que les da esa sensación de clandestinidad, de peligro inocente, que tanto lo disfrutan.

Cuando ves el primer episodio parece que los creadores de la serie quieren que la música sea una constante, pues hay una escena maravillosa en la que Sam, luchando contra sus miedos, se atreve a cantar delante del público por primera vez en muchos años. Esa escena, tremendamente emotiva, hace que el episodio piloto sea una obra maestra. Pero no, la música siempre está ahí, pero su importancia va variando.

Y es que la serie es mucho más ambiciosa y quiere contar más cosas. En principio se centra en la necesidad de asumir el pasado, de mirar adelante y ser consciente de dónde vives. Pero además trata de cómo sacar partido de lo que tienes, que probablemente es mucho más de lo que crees, que los demás pueden ver cosas de ti que ni siquiera sabías que existían, y por supuesto, trata de la amistad, algo tan sencillo como la amistad entre personas tan dispares.

En otro orden de cosas

Están siendo semanas muy interesantes de estrenos. Os sigo recomendando Grupo Salvaje. En tan solo una hora te pones al día de las series y te escuchas un especial de cine. Esta semana hablamos de «escenas en cocinas», pero escenas especiales, luchas, asesinatos, enfrentamientos varios, y sí, en ocasiones se cocina.

Además, tenemos un grupo en Telegram con el mismo nombre donde puedes enterarte de lo que se va a hablar en el programa, puedes hablar con otros usuarios. Se está creando una comunidad muy maja.

The Tourist

De vez en cuando nos encontramos en el camino de las series pequeñas rarezas que marcan la diferencia más por su falta de pretensiones, que por la grandeza de sus episodios. Y es que tenemos un problema, o más bien lo tienen los productores yanquis, pues están obligados a la grandilocuencia, al siguiente Juego de Tronos, esa gallina de los huevos de oro que les va a dar cinco temporadas y millones de suscriptores. El trono de las espadas lleva tiempo vacante, y todos los intentos de ocuparlo resultan vanos pues se pierden en buenas intenciones (no siempre), grandes planteamientos y pésimos desarrollos.

Comprendo que mantener el interés de una serie los 8 o los 10 episodios que obliga la productora no siempre es posible, y nos encontramos ejemplos a borbotones de series que empiezan bien, caen en picado y al final pretenden dar el campanazo con el último episodio o sin más se tiran por la borda porque no dan para más. A eso contribuye la memoria del espectador, que parece que solo se queda con esa última media hora y es capaz de alabar una serie solo porque “termina bien” o “deja la puerta abierta a otra temporada” y olvida el arduo camino que se ha sufrido hasta ese momento.

No voy a entrar en discusiones, ni en ejemplos. Os recomiendo visitar canales de Telegram especializados en series como “Grupo Salvaje” o “Series Reality Podcast” donde sus integrantes son tan diversos que puedes conseguir información y opiniones de prácticamente cualquier serie, e incluso puedes discutir argumentos, siempre desde el buen rollo. Además, en la variedad está el gusto y se agradece opiniones y puntos de vista diferentes a los tuyos.

Pero he empezado hablando de la pequeña rareza, y es que The Tourist lo es. Primero por sus 6 episodios para contar una historia que parece que ya nos la han contado. Un coche se ve de repente perseguido por un camión por las desérticas carreteras de Australia. Un accidente, una pérdida de memoria, y a partir de ahí se construye una historia de engaños, asesinatos, mafiosos que te atrapa hasta el final.

The Tourist release date, cast, trailer, plot: When is the BBC series out?  - WSTale.com
Oh, oh, parece que me persiguen

Por cierto, ese inicio, con similitud a Duel de Spielberg, ha hecho que las redes sociales ardan con sesudas mentes criticando el comienzo de la serie y cuestionando todo el trabajo posterior. Como he comentado, no nos cuentan nada nuevo, el tema de la amnesia es recurrente en muchas películas y series, pero la diferencia es cómo nos lo cuentan.

Para ello, los responsables de la añorada Fleabag se juntan de nuevo y cuentan con actores de la talla de Jamie Dornan, al que conocí en la magnífica The Fall, haciendo de psicópata perseguido por Gillian Anderson en sus tres temporadas.

Junto al actor norirlandés nos encontramos Danielle MacDonald a la que recuerdo de haber visto en Unbelievable y que aquí se convierte en una roba escenas en toda regla. Junto a ellos, el siempre temible Ólafur Darri Ólafsson, que ya nos hizo pasar mucho miedo en la fallida Nos4a2 (claro ejemplo de serie que se precipitó al abismo, fue renovada, y lo único que hizo fue ahondar en su sufrimiento).

La serie, además de a Duel, recuerda por momentos a Fargo, a cualquier road movie bien hecha. La serie merece la pena desde el principio hasta el final y sus 6 episodios se pueden hacer incluso cortos.

Se estrenará seguro en HBO Max, aunque de momento su estreno «mundial» se hace en determinados países y determinadas cadenas. Llegará el día en que se den cuenta de que el streaming debería hacer que se replantearan estos estrenos y hacerlos globales de verdad, no de boquilla.

Pero para eso está el Agente Pendergast, para contaros estas cosas, invitaros al canal de telegram de Grupo Salvaje, escuchar el programa en Itunes, Ivoox o incluso en directo los martes a las 18:00 en eguzki.eus

Gracias por leerme!!!