Mr Robot es una semiestafa

http://images.christianpost.com/full/84600/mr-robot.jpg

Tengo que decir que voy al día con esta serie. La veo cada semana, y siempre le doy preferencia porque pienso que en algún momento las malas sensaciones desaparecerán y la serie volverá a ser la que nos vendieron en ese estupendo piloto que le valió todo el hype que generó y que incluso le aseguró una renovación temprana.

Y es que el piloto fue fantástico, nos mostraba un chaval atormentado interiormente que disfrutaba hackeando a los “malos” mientras se dejaba llevar por sus oscuros instintos para acceder a los secretos más inconfesables de las personas que lo rodeaban.

La interpretación del actor principal es bastante buena, comedida, aunque tampoco es nada del otro mundo poner cara de enajenado mental mientras los demás se dirigen a ti con preocupación. Lo que quieren que nos entre por los ojos es que estamos tratando con un chico problemático, lo que a priori le da un puntillo extra de interés a la serie.

http://i.onionstatic.com/avclub/5447/02/16x9/960.jpg
Me refiero a esta cara

Pero es que el chaval es demasiado problemático, es un drogata en toda regla, un pastillero y esa trama comienza a apoderarse de la serie. Llega un momento que no sabes si lo que estás viendo es fruto del delirium tremens de una persona con notables problemas mentales, o si es real. El hacking pasa a segundo plano y las luces de alerta comienzan a sonar.

Y es que eso se podría dejar pasar en un momento dado si no fuera por los burdos intentos de manipulación de los guionistas. Puedes intuir lo que está pasando, estamos tratando un esquizoide paranoico que además se mete de todo, pero aprovechando eso, nos insertan situaciones, escenas tramposas para intentar engañarte, y eso es molesto.

La serie está muy bien hecha, las entradillas son siempre espectaculares, y no hubiera necesitado todo eso para haber sido la serie de año. Sólo tenía que habernos dado lo que nos prometió: un grupo de hackers, una lucha contra la sociedad, mentes maestras en funcionamiento, y lo que tenemos es psicodelia, drogadicción, enfermedades mentales y engaños visuales.

https://lh3.googleusercontent.com/-PIJx1Zrcezk/VZft5WqvX1I/AAAAAAAAvyc/rXz-coNhvkI/w854-h471/mr%2Brobot.png

A ver, que si quieres hacer una serie de eso, fantástico, no tengo problema. Lo que me molesta es el cambio de rumbo. Evil Corp era el objetivo principal de la serie, y en ocasiones parece que está claro, en ocasiones deja de estarlo. No se ponen de acuerdo. Y mira, la presencia de Christian Slater – Mr Cancelaseriesmellaman – no es molesta, de agradecer.

Les queda un episodio para arreglarlo y si lo hacen bien puede que la sensación final sea buena, pero de momento, nada de nada, otro fiasco. Por cierto, a consecuencia del televisado asesinato de la mujer reportera y el cámara mientras hacían una entrevista en directo, han retrasado el último capítulo de la temporada, que lo veremos la semana que viene, la primera de septiembre. Es lo que tiene ver las series al ritmo que las echan, aunque ya sabéis que lo prefiero totalmente, aunque eso es otra discusión.

Y ya la trama del ruso grillado y su mujer es de traca, es que no hay por donde cogerla.


Cambiando de tercio, estoy preparando un post con la divertidísima adaptación de Scream, mi guilty pleasure de esta temporada, y me lo estoy pasando en grande, como ya comenté en otro post. Esta serie se merece una entrada sólo para ella y la tendrá en breve.

https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/e/ec/Shaun-of-the-dead.jpg

Mientras, está resultando un verano bastante tranquilo, con los clásicos habituales como Suits y bueno, a partir de la semana que viene comienzan a llegar las nuevas temporadas. Por cierto, visto el primero de Fear the Walking Dead, el esperado spin off de la serie, ha sido un soplo de aire fresco gratificante ver cómo era nuestra sociedad antes del apocalipsis zombie. Empiezan a aparecer casos, pero no se les presta mucha atención.

Aunque no se parezca en el tono, me ha recordado a la divertidísima Shaun of the Dead, del gran y legendario Simon Pegg, que aunque ahora esté haciendo un cine que le ofrece más dividendos, siempre será recordado por esta película y por la serie Spaced, sin duda alguna una de las mejores series de la historia. En la peli de Pegg, ese par de amigos viven tranquilamente sin darse cuenta que están rodeados de zombies por todos lados, hasta que ya es tarde y deben enfrentarse a ellos.

Gracias por leerme, y disfrutad de las series!!!

La importancia de la segunda oportunidad

Cuando uno ve muchas series, debe ser muy crítico y selecto, y además debe tomar decisiones que afectan a temporadas enteras basándose en un visionado de unos 10 minutos. Lo que suele suceder es que se escapan cosas, es normal. También depende del estado de humor en que te encuentres, una comedia que no te hace ni pizca de gracia, te puede hacer reír en otro momento.

Con el tiempo, de algún modo te enteras que puede que estés cometiendo un error: vas leyendo noticias de diferentes fuentes que ponen bien la serie, algún allegado de confianza (ojo con los allegados en los que no se puede confiar, aquellos que pasan de hablar de los supervivientes de la Isla a Águila Roja sin inmutarse, son peligrosos) te confirma que merce la pena, etc…

Bueno, pues esto me ha pasado, y os voy a contar con qué series:

The Whispers

Normalmente una serie de niños no me atrae, ni un pelo, y eso que las veo en versión original, donde las voces de los niños son “normales”, no en versión doblada con esas voces hirientes a un oído medianamente sensibilizado. Así que el planteamiento ya era malo, a mi parecer.

Por contra, teníamos un misterioso ser/ente/alienígena con muy malas intenciones que utiliza estos niños para alcanzar su oscuro objetivo.

Bueno, pese a la participación de la encantadora Lily Rabe, que nos impactó a todos con su papel de monja mala leche en American Horror Story, y de Milo Ventimiglia, que tras el fiasco de Héroes, siempre lo recordaremos por ser el novio de nuestra Rory en Las chicas Gilmore, me pareció que la serie no había por donde cogerla, y tras ver el episodio piloto entero, decidí que no era para mí.

http://image.vam.synacor.com.edgesuite.net/61/37/6137fc21c0a6afb9677e2197ff32bfeb0fc3a570/w=414,h=303,crop=auto/?sig=88c390c980d4fa53d37ef16fbdc53ec3dfbad7d9fa626949827b76ae37140ac3&app=powerplaySemanas después me entero que la han renovado, lo que hace que se me encienda una luz de alarma. Por otro lado, el llamado consejo de sabios de los viernes me hace saber que la serie “no está mal”, pero sobre todo, me informan de que no es procedimental (ya sabéis que no me gustan las series estilo “caso de la semana”). Con todo esto, me animo a ver el capítulo dos, y la verdad es que me enganché.

Resulta que sí tenemos a un alienígena, o eso pensamos, que de momento mata gente, y utiliza a los niños, como si fuera un amigo imaginario, mediante juegos, para que cambien cosas que terminan ayudando a este bicho. Todos los niños son hijos de personas de gran entidad, poderosas en sus puestos de trabajo, y las consecuencias de tener acceso a ellas por medio de los hijos pueden ser importantes.

Así que bueno, ya me animé y la llevo al día. No es lo mejor del mundo, pero resulta inquietante y entretenida, así que me la quedo, y desde aquí la recomiendo. Telecinco la ha estrenado con el nombre de “Invisibles” este pasado 23 de julio, dando por hecho que son más de un ente, que no se pueden ver (no del todo cierto), y obviando lo más importante, el tema de los susurros (whispers). Pero bueno, es normal que no tengan ni idea de lo que están haciendo, estamos acostumbrados. Tan complicado era llamarla “Susurros”, o “Los Susurrantes”, algo ligado con el nombre de la serie, no era tanto esfuerzo. Bueno, de donde no hay, poco se puede sacar.

The Brink

La segunda oportunidad de esta temporada se la he dado a esta comedia protagonizada por el en ocasiones cargante Jack Black, que tras ver durante 10 minutos y no hacerme ni pizca de gracia, decidí fulminarla ipso facto.

Bueno, igual ahí sí que fui un poco radical, porque en tema de comedia sí es verdad que tu estado de ánimo en ese momento puede influir mucho en tu valoración de la serie. Lo que en su momento me pareció ridículo, un mes después me hizo cierta gracia, y ahora estoy contento yendo casi al día.

Nos cuenta la historia de una crisis mundial que se desata en Pakistán y que puede desencadenar la Tercera Guerra Mundial. Para evitarlo, tenemos al ya mencionado señor Black que hace de lo que mejor sabe hacer, de caradura con un dudoso don de gentes. Un aprovechado en toda regla, un funcionario de bajo nivel que se ve involucrado en un asunto de relevancia mundial. Tiene momentos buenos este personaje y, siendo serie americana, sabemos que pese a su apariencia externa se esconde una buena persona de buenos sentimientos y nada egoista (son yanquis, les salen los estereotipos a patadas).

El otro personaje que le ayuda me gusta muchísimo más, interpretado por un Tim Robbins muy cómodo en papel de Secretario de Estado carismático, también caradura y mujeriego, pero capaz de posponer una operación en el tracto urinario con tal de evitar la guerra. La ridiculez de este planteamiento y una genial interpretación hace que te lo pases en grande cada vez que sale en escena. Para mí es lo mejor de la serie.

Luego tenemos una historia paralela de un piloto que, drogado hasta las cejas con medicamentos, derriba un dron indio que es parte del inicio del conflicto. Tiene muchos avatares este piloto, y tiene, cómo no, un compañero gracioso que hace poca gracia. Imagino que en algún momento, las historias se cruzarán.

Es divertida la serie, cuanto menos, así que voy a seguir viéndola.

http://www.showcasechannel.com.au/wp-content/uploads/2015/06/The-Brink-S1-Tease.jpg
Impagable la cara del Jack Black en una reunión de Jefes de Estado

————

Por otro lado, hay otras series a las que no debería haberles dado una segunda oportunidad, como The Strain, que cada vez me parece más ridícula. Otras directamente dejé de verlas, como la sempiterna Falling Skies, y otras decidí no verlas y ando con la duda, como con Zoo, que por cierto van a estrenar aquí también.