La Navarra de cartón piedra.

Txistorra

“Navarra cada día va siendo menos vasca… y cada día menos Navarra también. La Ley de degeneración es doble: la una vacía el contenido vasco. La otra, el contenido navarro. Esta segunda ley opera con mayor lentitud que la otra”.

“A la sombra de tan funesta Ley (se refiere a la “Paccionada” de 1841) se desliza Navarra por la pendiente de la asimilación”

Arturo Campión.

Si un investigador social, ajeno a la realidad política de Navarra, hubiera paseado por las calles de Iruña el pasado sábado a eso de las 6 de la tarde lo más fácil es que hubiera llegado a la conclusión de que la navarra es una sociedad esquizofrénica.

Entre 15 y 25.000 personas, no soy yo quien va a discutir los datos variados que suelen dar sobre este tipo de convocatorias las partes interesadas, se manifestaron entre el  Parlamento de Navarra y la sede del Gobierno en defensa de la bandera de Navarra, bandera que, por supuesto, ondeaba plácidamente en ambas instituciones y en contra de la imposición, curiosa palabra para definir un acuerdo democrático de un Pleno Municipal, de la bandera vasca, bandera que como es lógico no aparecía ni por asomo en las dos sedes del autogobierno navarro.

Son cosas que pasan cuando se convoca una movilización popular y no existe la gallardía suficiente para llamar a las cosas por su nombre y de lo que se trata es tirar de tripas y sentimientos para intentar llenar las calles con gente que probablemente no se hubiera movido de casa si la manifestación se hubiera convocado con los verdaderos motivos y convocantes por delante.

Pero no es ese el motivo de este artículo…

Continúa leyendo La Navarra de cartón piedra.

El laberinto navarro; encuestas, cambio, líneas rojas y pactos…

laberintoA estas alturas creo que ya todos tenemos claro que Navarra va a tener el panorama postelectoral más complejo que se recuerda y con diferencia el más variado y enrevesado del estado con, muy probablemente hasta 8 fuerzas políticas para una cámara de 50 escaños. Un verdadero puzzle de difícil resolución. Donde al tradicional eje izquierda derecha se suma el identitario y, para mayor mérito de cualquiera que quiera hacer un análisis político serio, el de la entrada de las fuerzas emergentes.

Todos sabemos que el único sondeo de opinión válido es el que ofrecen las urnas unas horas después del cierre de los Colegios Electorales pero estamos ya casi en campaña y resulta un deporte nacional hacer cábalas con los únicos datos de que disponemos; las encuestas electorales.

Ya tenemos unas cuantas encima de la mesa pero, y a la espera de lo que diga GARA/NAIZ con la suya, los últimos en sumarse a esa especie de Oráculo de Delfos en que se convierten los medios de comunicación a pocos días de las elecciones, vamos a tener solo en cuenta las que parten de las empresas más pegadas al terreno, con contrastada experiencia en elecciones anteriores; CIES para Diario de Navarra y Gizaker para Diario de Noticias de Navarra y la del politólogo local Juanjo Domínguez que ya en anteriores ocasiones se ha apuntado algún éxito que otro.

Continúa leyendo El laberinto navarro; encuestas, cambio, líneas rojas y pactos…

Cambio… ¿Qué cambio?

Cambio“Se el cambio que quieres ver en el mundo”

Mahatma Gandhi

 

Hay palabras que, por polisémicas, hacen que en el debate de las ideas, a veces, estemos utilizando el mismo término con significados completamente distintos y esto es cada vez más acusado en el debate político, agudizado si cabe por el uso de las ideas fuerza o por las nuevas formas de comunicación que hemos desarrollado a través de las redes sociales y en especial Twitter con sus 140 caracteres.

Y un ejemplo de esto es el debate preelectoral que estamos viendo en Navarra en las últimas fechas. No hay ni uno solo de los partidos que componen el arco del futurible próximo Parlamento de Navarra que no utilice la palabra cambio como eje central de su mensaje. La desastrosa gestión de UPN durante las dos últimas décadas culminada en una última legislatura delirante, donde las dos instituciones más representativas de la Comunidad Foral han sido poco menos que incapaces de lograr un presupuesto de ocho posibles, donde la crisis ha hecho aflorar algunos despilfarros clamorosos o donde han desaparecido o están al borde de ello algunas de las instituciones más representativas de Navarra como la Can u Osasuna en medio de un mar de sospechas y corruptelas, ha hecho de la palabra “cambio” un talismán al que ninguna fuerza puede renunciar.

Continúa leyendo Cambio… ¿Qué cambio?

Demasiadas incertidumbres

podemos y transparenciaDespués de treinta y cinco años de gobierno de los muñidores del Amejoramiento en forma de falso bipartidismo parecía que la hora del régimen que ha gobernado Navarra desde la Transición tocaba a su fin. La desastrosa gestión de Yolanda Barcina y el aislamiento social de UPN, a lo que habría que añadir la ruina absoluta de la otra pata del nacionalismo español en Navarra, el PP, parecían llevar irremediablemente a un cambio profundo en las instituciones navarras.

Ni los últimos movimientos para salvar el régimen, protagonizados por los de siempre; UPN y PSN con el visto bueno del PP, parecían tener otro desenlace previsible que el más absoluto fracaso. En este sentido la victoria de UPN en las primarias del PSN, protagonizada por la Senadora Chivite o la más reciente victoria del PSN en las de UPN con la cabeza de Barcina como trofeo, no parecían suficientes para evitar la sensación generalizada de cambio.

Ninguno de los sondeos electorales, ni el propio clima político de la calle, vaticinaba que la unión de los tres partidos alcanzase la mayoría absoluta, hasta hora inaccesible para el resto de fuerzas políticas de Navarra, por lo que se abrían un sinfín de posibilidades de alternativa de gobierno y de cambio institucional, siempre protagonizado este por las tres fuerzas emergentes Geroa Bai, EH Bildu e IE; la colaboración de las tres, de dos de ellas con apoyo externo de la tercera o cualquier combinación que pudiese incluir a un PSN, dentro o fuera, situado en la tesitura de participar en el cambio o desaparecer.

Continúa leyendo Demasiadas incertidumbres

Medidas desesperadas

Alli“La decisión de cambiar las caras y volver al pacto UPN-PSN ya esta tomada, y no en Pamplona”.

Juan Cruz Alli Aranguren. Ex presidente del Gobierno de Navarra.

Allá por el mes de Junio de este año el siempre sorprendente ex presidente navarro, Juan Cruz Alli, nos dejaba para la Hemeroteca la “perla” que encabeza este artículo aunque la verdad es que esta vez la cosa paso sin pena ni gloria en medio del áspero rifi-rafe entre socialistas y regionalistas que ha presidido la peor legislatura de la reciente historia de Navarra, desde que la, todavía y cada día menos todavía, presidenta del Gobierno de Navarra decidió expulsar al Vicepresidente Jiménez en un calentón que dio al traste con la estrategia del quesito que ha gobernado Navarra desde la transición.

No soy yo muy aficionado a minusvalorar las opiniones del ex presidente, que de forma continuada ha dado muestras de una agilidad mental y política dignas de un mejor final que el que tuvo, pero tengo que reconocer que esta vez la cosa me sonó a “conspiranoica” y poco ajustada a la realidad Navarra de hace cuatro meses. Error que no volveré a cometer.

Ayer la, todavía y cada día menos todavía, presidenta del Gobierno de Navarra “sorprendía” a los suyos, y a los que no lo somos, con la renuncia a seguir encabezando UPN de cara a los próximos comicios de 2015, en un gesto que no le cuadra a nadie que haya seguido su carrera política con un mínimo interés. Carrera basada en un estilo personalista y autoritario de ejercer en política y con una marcada tendencia a poner su propia persona por encima de cualquier otra consideración. Y más teniendo en cuenta que hace escasos dos meses había anunciado su intención de seguir castigando a los navarros con su nefasta gestión. Continúa leyendo Medidas desesperadas

Las cuentas del Gran Capitán

“En picos, palas y azadones… cien millones”

Gonzalo Fernández de Cordoba. “El Gran Capitán”.

Más o menos esas han tenido que ser las expresiones contables del ya más que amortizado Consejero de Economía y Hacienda del no menos amortizado Gobierno de Navarra, al que al Estado no le ha temblado el pulso lo más mínimo para afearle el discurso económico elevando su déficit del 1,2% autocomplaciente que nos anunciaba al cierre del ejercicio 2011 al 1,9% real que computa como deuda la preciosa herencia que nos dejó su antecesor en el cargo; el peaje tenebroso, que seguirán pagando nuestros biznietos.

Continúa leyendo Las cuentas del Gran Capitán