Violencia legítima

Kale Borroka 4Para los que creíamos olvidados los viejos tiempos de la violencia indiscriminada y gratuita lo acontecido el sábado en las calles del Casco Viejo de Iruña fue una desagradable sorpresa. La lectura del comunicado del Movimiento Pro Amnistía y Contra la Represión sobre el tema

(…) queremos expresar nuestra total solidaridad a las cuatro personas detenidas y exigimos su inmediata liberación, sin ningún tipo de cargo. No sabemos si estas personas han participado o no en la autodefensa ante la policía, pero esto no nos importa a la hora de reivindicar su inocencia. Los únicos culpables de los incidentes son la policía que constantemente vulnera el derecho de expresión por medio de la represión y los políticos corruptos que le ordenan a la policía ejercer este tipo de violencia (…)

http://amnistiaaskatasuna.blogspot.com.es/2017/03/ante-los-incidentes-provocados-por-la.html#!/2017/03/ante-los-incidentes-provocados-por-la.html

ya roza el delirio.

Es posible que la dinámica de los últimos 80 años que ha vivido este país de acción-represión haya hecho a algunos perder la noción de la realidad y que el buenismo social, amparado en las ansias de paz, nos haya hecho capaces de crear en el imaginario colectivo una equiparación de todo tipo de violencias que no es más que un reflejo de la repulsa ciudadana a la violencia ilegítima empleada por las cloacas del estado en respuesta al terrorismo de ETA. Equiparación que produce que alguien tenga la tentación de justificar animaladas como la del sábado en Iruña.

Y es, quizás, hora de aclarar algún concepto. Y esto pasa por dos principios; no todas las violencias son iguales y equiparables, y no todas las violencias son ilegítimas.

Continúa leyendo Violencia legítima

Luces y sombras de una fotografía

arraiz-ortuzar--300x180Pasado ya el mal trago que para algunos, y me incluyo, supuso que algunos unilateralmente cambiaran el fondo y la forma de la manifestación del sábado queda ahora hacer el análisis de lo que ha supuesto para unos, los que fueron a manifestarse por los derechos humanos y la paz, para otros, los que fueron a su reivindicación política anual con los presos como tapadera y para los que no fueron…

Para los que fuimos entendiendo que los Derechos Humanos y la Paz son valores absolutos que no pueden estar mediatizados por las estrategias políticas cortoplacistas y por meros cálculos electorales, que no se puede desaprovechar la oportunidad de la paz que hemos esperado tantos años y tenemos ahora al alcance de la mano enrocándose en posturas propias de otro tiempo y circunstancia, la manifestación del sábado nos dejo un sabor agridulce, dulce por haber cumplido los objetivos con los que fuimos y con cierto amargor por haber visto como se nos pretendió utilizar para otras cosas.

Continúa leyendo Luces y sombras de una fotografía

La rana y el escorpión

Erase una vez una rana sentada en la orilla de un río, cuando se le acercó un escorpión que le dijo:

-Amiga rana, necesito cruzar el río. ¿Podrías llevarme en tu espalda?

-No. Si te llevo en mi espalda, me picarás y me matarás.

-No seas tonta —le respondió entonces el escorpión— si te picase, me hundiría contigo y me ahogaría.

Ante esta respuesta, la rana accedió. El escorpión se colocó sobre la espalda de la rana y empezaron a cruzar el río. Cuando habían llegado a la mitad del trayecto, el escorpión picó a la rana. La rana, al sentir picotazo y darse cuenta que iba a morir, le preguntó al escorpión:

-¿Por qué me has picado, escorpión? ¿No te das cuenta de que tú también vas a morir?

A lo que el escorpión respondió:

-Rana… mi amiga, no lo pude evitar, porque es mi naturaleza.

Como aquella rana de Esopo es como nos sentimos ayer millares de vascos en las calles de Bibao…

Continúa leyendo La rana y el escorpión

De la socialización del sufrimiento a la socialización de la culpa

kaleborroka2No por sorprendente y disparatada que pudiera parecer la nueva campaña que está protagonizando la Izquierda Abertzale estos días, el último artículo de Barrena; “El PNV, ese agente violento del conflicto” puede resultar un ejemplo paradigmático de ello, no deja de tener su lógica dentro del continuo vaivén a que los “nuevos tiempos” obligan para encajar el “donde dije Diego digo digo” sin tener que ponerse excesivamente colorados.

Cuando se produce el nacimiento de ETA las pautas del conflicto estaban perfectamente claras; ETA nace como un movimiento de resistencia antifascista frente a un gobierno dictatorial sostenido por el ejército y, por tanto eran perfectamente reconocibles los frentes y el enemigo, y relativamente sencillo el argumento justificador de la violencia armada. El debate pues, en aquellos primeros compases, no es la forma de lucha sino la definición del estado que vendrá tras la victoria. Y en ese debate y conclusiones es donde está el origen del fiasco de ETA, cuando se cambia nacionalismo por marxismo y renuncias a tu propio pueblo.

Continúa leyendo De la socialización del sufrimiento a la socialización de la culpa

Cuando la democracia no es más que una excusa

TribunalEuropeodeDerechosHumanos (1)_0Resulta más que evidente que la derogación “de facto” de la doctrina Parot que lleva aparejada la sentencia de ayer del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, además de absolutamente previsible, es principalmente una sentencia justa, algo a lo que los que habitamos al sur del Pirineo no estamos excesivamente acostumbrados. Y digo que es justa porque la justicia no es un concepto que se pueda estirar o encoger en función del clima social o los intereses electorales de quienes gobiernan o ejercen la oposición sino porque la aplicación de la justicia solo tiene un parámetro; el cumplimiento estricto de la Ley, que es exactamente lo que hace el TEDH corrigiendo la lamentable actuación de la ¿Justicia? española.

Continúa leyendo Cuando la democracia no es más que una excusa

Vencedores y vencidos

presos51Desde que comenzó el largo y azaroso proceso en que se ha convertido el fin definitivo de ETA, en el imaginario colectivo de la Izquierda Abertzale sus propios dirigentes trataron de impulsar dos premisas que, de alguna manera, pudieran servir para ocultar el rotundo fracaso de la estrategia armada y de más de cuarenta años de sufrimiento inútil; la paz llegaría sin vencedores ni vencidos y los presos volverían a casa. No es fácil mantener la cohesión política de un movimiento como el MLNV desde la autocrítica y mucho menos desde el reconocimiento de la inutilidad de su propio sacrificio, que también lo ha habido.

Continúa leyendo Vencedores y vencidos

Cuando se pierde la dignidad…

“Son presos políticos quienes han luchado como idealistas, aunque hayan causado daño”.

Patxi Zabaleta. Coordinador de Aralar y transfuga.

 

Publicaba el pasado 22 de febrero en este mismo blog un artículo titulado Transfugas en el que hacia un breve repaso de la situación precaria en que había quedado el grupo parlamentario de Nafarroa Bai en el Parlamento de Navarra debido a la deslealtad de Aralar y su intención de pagar el peaje de readmisión en Bildu a costa de la representación parlamentaria de Nafarroa Bai y del secuestro de sus votos.

La consigna había quedado clara después de la espantada de Aralar del 20N; silenciar Geroa Bai como heredera del proyecto nabaizale y poner sus votos al servicio de quienes habían sido sus rivales electorales haciendo oídos sordos al veredicto de sus votantes, en una operación de transfuguismo dirigida a dinamitar su propio espacio político en provecho de su nueva apuesta electoral.

La operación, de un cortoplacismo aterrador, no podía tener otro fin que el de salvar la propia financiación del partido y la cabeza, y el sueldo, de sus propios líderes a costa de los de siempre; los que habían puesto su ilusión y su trabajo político en el proyecto aralarkide y los que habían depositado su confianza en Nafarroa Bai y en sus propuestas a la sociedad.

Continúa leyendo Cuando se pierde la dignidad…

Nacionalismo navarro

Recién acabado el año del V Centenario, ocasión inmejorable para que unos y otros hayan hecho correr ríos de tinta para explicar el fin del viejo reino pirenaico, arrimando el ascua convenientemente a la sardina particular de cada uno, esa ebullición del tema ha puesto sobre la mesa la eterna discusión del por qué no existe un nacionalismo navarro, siendo, como es evidente, el que más justificación histórica tendría entre los que hay en la península.

Y la verdad es que el nacionalismo navarro como tal si existe, y existe por la sencilla razón de que es exactamente lo mismo que el nacionalismo vasco. Lo que algunos pretenden hacer colar como “nacionalismo navarro” es un mito historicista inventado por el nacionalismo español para combatir el nacionalismo vasco mediante la vieja máxima “divide y vencerás”.

Continúa leyendo Nacionalismo navarro

¿Donde está Barcina?

Si algo ha caracterizado al estrambótico gobierno que venimos padeciendo los navarros desde el pasado mayo ha sido el más que curioso reparto de papeles que han protagonizado sus dos principales protagonistas Yolanda y Roberto, Roberto y Yolanda, tanto monta, monta tanto…

Si no era de esperar que un referente de lo que hemos dado en llamar el “aparato” de su partido, martillo de herejes y progres varios a los que ha ido situando en la puerta de salida del Paseo Sarasate en su alocada carrera hacia la Secretaria General del Partido y con un protagonismo mediático más que discreto, se hiciese cargo de la ingrata labor de dar la cara por el “invento” y menos con la que está cayendo y con las medidas tan poco sospechosas de socialismo con las que le ha tocado lidiar… Menos, aún, lo era el mutis por el foro que ha protagonizado Yolanda, tan acostumbrada ella al fulgor mediático y a ser el perejil de todas las salsas, y que anda desaparecida si exceptuamos las tertulias más “chic” de la capital de España y las más cutres, pero igual de rentables políticamente, de la extrema derecha nacional-católica, dejando a sus vicepresidentes a los pies de los caballos.

Continúa leyendo ¿Donde está Barcina?

LOS TRES PROBLEMAS DE AMAIUR

Como prometí en un artículo anterior y dado el curioso, por no decir atípico, comportamiento del electorado navarro  el pasado 20 N y a la hora de hacer un análisis de los resultados electorales, cabe preguntarse…

¿Ha cambiado algo en Navarra?

Y la respuesta, más que nunca, es SI…

No el sonoro batacazo del PSN, cuarenta mil votos en Navarra valen un escaño, al que veinte años de seguidismo y anulación de su propia identidad, en aras a no se que intereses de Ferraz o que oscura razón de estado, le han llevado a un diagnóstico de encefalograma político plano de más que difícil solución sin pasar por el amargo trago de la “refundación”. Eso no es un cambio sino la constatación de que el proceso de grangrena que asola al PSN va cogiendo cada vez más velocidad.

Continúa leyendo LOS TRES PROBLEMAS DE AMAIUR