Ringu (The Ring) -Tertulia-


¡Hola amig@s! Una nueva tertulia os traigo por aquí para disfrutar del buen cine, en este caso con la tertulia del programa -Sala de Terror- Tengo el honor de ser invitado a esta cita por el maestro de ceremonias Don Antonio Reverte desde Málaga y con otro Antonio desde Houston, Don Antonio Marchena, los tres compartiendo una amena y distendida charla sobre la película Ringu. Una grata compañía para degustar el buen cine japonés y la cultura del mismo.
Os dejo con el programa, disfrutadlo,
Un saludo–

Sala de Terror -Ringu-

Descarga directa mp3 pinchando aquí

Estigmas de la Historia


Hola a tod@s, como en otros artículos publicados en este blog, hago mención al proyecto en el que colaboro con www.terrorynadamas.com y con el antropólogo José Luis Cardero López en el programa “Estigmas de la Historia”, os adjunto a continuación los diferentes enlaces con las emisiones hasta el momento de este espacio histórico insólito e innovador. Un fuerte abrazo. Pronto Estigmas de la Historia en iTunes de Apple, al igual que “el cine de marco”.

1- Prólogo / Entrevista a Santiago Vázquez / Jose Luis Cardero nos habla de los Túneles de Obersalzberg
Descarga directa mp3

2- Batallas, misterios y personajes en la Guerra de los Cien Años
Descarga directa mp3

3- Patton
Descarga directa mp3

4- 70 aniversario de la Batalla del Ebro
Descarga directa mp3

Ringu (The Ring) -Tertulia-


¡Hola amig@s! Una nueva tertulia os traigo por aquí para disfrutar del buen cine, en este caso con la tertulia del programa -Sala de Terror- Tengo el honor de ser invitado a esta cita por el maestro de ceremonias Don Antonio Reverte desde Málaga y con otro Antonio desde Houston, Don Antonio Marchena, los tres compartiendo una amena y distendida charla sobre la película Ringu. Una grata compañía para degustar el buen cine japonés y la cultura del mismo.
Os dejo con el programa, disfrutadlo,
Un saludo–

Sala de Terror -Ringu-

Descarga directa mp3 pinchando aquí

Fracture


Fracture tiene la exquisitez de la presencia del mejor de los silencios, la mirada de Anthony Hopkins, enfrente, un cordero yuppie de chulesca pose y pijismo encorbatado en la frialdad más barata y sublime de un triunfador del siglo XXI metido a fiscal. Perfeccionismo de alto standing y ambición corporativa, el protagonista si es que pretende serlo parece estar encarnado en el actor Ryan Goslin.

La mujer del pecado (Embeth Davidtz) es descubierta en su secreto de alcoba y como un invento sofisticado de escritorio, la bola comienza a correr en esta espiral de sofisticación e inteligencia llevada a cabo por el artista aeronáutico de perfil astado, su venganza será tropezada, a priori, pero con pulso de cirujano en la ejecución. Ted Crawford (Hopkins) ingeniero y marido, hereda el talento del doctor Lecter para servirnos frio el plato de la venganza más sabrosa y milimétrica que nunca. Lástima que conforme avanza este juego de ingenio y complejidad vayamos entrando en un titubeante puzzle de piezas forzadas para encajar ese atropellado fin de fiesta sin esa traca final tan esperada, la partida de ajedrez que había arrancado con fuerza termina en tablas y lo que es peor, jugando a las damas, se echa de menos un jaque mate anterior a los títulos de crédito para hacerla grande, se queda en fuegos de artificio.

Hay maldad en todos los frentes y de distinta manera el destino parece ejecutar sentencia. Solo él parece ser el verdadero juez y castigo.

Fracture nos demuestra que el destino es mas letal y discreto de lo que pensamos. Todos tenemos fracturas que reparar en este juicio de la vida.

La maldición de la Kriptonita (Podcast)


Un nuevo podcast “el cine de marco” (el séptimo) llega de nuevo entre nosotros en esta ocasión con Superman sobrevolando nuestras ilusiones con un tema inquietante “La maldición de la Kriptonita”. Una contínua consecución de desgraciadas casualidades entorno a esta saga del superhéroe llevada al cine. Espero que os guste.

La edición escrita la publiqué hace un año y ahora llega de nuevo pero esta vez como documento sonoro en una amena charla sobre estos datos tan curiosos, un abrazo y a disfrutar:

Escucha pinchando aquí el podcast de hoy, “La maldición de la Kriptonita”

Cannon for Cordoba


El pasado 8 de Mayo se cumplieron 15 años de la muerte de George Peppard, quince años ya hace que se nos fue el famoso Hannibal Smith, como pasa el tiempo… El señor Peppard nos dejó un buen puñado de pelis y una serie para el recuerdo “The A Team”.
En la retina el chico dulce de “Desayuno con diamantes”, el hombre de acción en “Operación Crossbow”, el aviador de combate en la imborrable -“The blue max” (Las aguilas azules) e inolvidable en una de mis pelis favoritas “Tobruk”.

Para brindar por su memoria visioné una de sus “setenteras pelis” titulada “Cañones para Córdoba” (1970) Con su porte de refinado bandolero en una especie de western crepuscular de sudados rostros y polvorientos corazones, merece la pena ver a la bella Giovanna Ralli morena de sonrisa eterna y mirada intensa, y cómo no, darnos un homenaje con el siempre único Peppard que ya se ajustaba los guantes de cuero que años mas tarde inmortalizó. Cañones para Córdoba nos cuenta cómo se las ingenia Peppard para infiltrarse entre los hombres del antagonista mexicano llamado Córdoba con el fin de debilitar sus fuerzas y desturir los cañones que amenazan al ejército americano. Interesante ritmo y traca final. Destacable el actor Don Gordon. Una especie de spaghetti western para una tarde de palomitas y recuerdo en tributo a ese actor que todos recordamos con cariño.

El Condor


Gracias al gran Miguel Juan Payán dediqué mi cineclub nocturno particular a visionar una joya polvorienta de viento cálido, un western diferente, éxotico y aventurero: “El Cóndor” clama revolución, donde nada es lo que parece y la ambición desmedida brilla más que el oro puro, en donde mexicanos protegen el fuerte de la codicia más destapada que nunca en los pechos de Marianna Hill, en donde hay un negro protagonista a ratos en el blaxploitation más de moda que nunca de aquella época de Noches rojas de Harlem, Cleopatras Jones y réplicas negras de un James Bond de barrio no menos ligón y por supuesto más sexual. En el Condor hay amago de indios que se emborrachan como siempre pero pelean como nunca… Curiosa peli y curiosa interpretación de Lee Van Cleef que nos sorprende con un registro expeditivo y contrariado, legando su protagonismo un tanto forzado para no comerse al bueno de Jim Brown, una abdicación de su seriedad al menos por un día. En el encuentro con el niño destila lo mejor del spaghetti western al recordar su procedencia de bastardo pasado, en donde el futuro nunca existió y solo el sudoroso rostro indica que se puede hablar a cuentagotas o bien escupir balazos de cruda realidad, matando violadores de madres solteras con la mirada del revolver. De los pozos secos de agua los niños solo sacan fuerza agotadora y ganas de padre.

Para los amantes del rejoneo tienen también su secuencia con buen morlaco incluido y no me refiero a Jim Brown que también lo es. De improvisado “Hermoso de Mendoza” ejerce Patrick O’Neal blandiendo sable y señorita de compañía, si bien sorprende con un amor final de rancio romanticismo y absurda patulea de mozos de espada. John Guillermin dirige este atípico western de tardes polvorientas en el oeste de Almería. Solo el dato desolador como nota final es el triste abandono del emblemático Fuerte. Almería nunca se rinde al olvido, es la región seseante de una maldita y superviviente serpiente de cascabel, es la ley del desierto en el fuerte de “El Cóndor”.
http://www.youtube.com/watch?v=NaVdAamhrKk
El Condor en la actualidad



En bandeja de plata


Billy Dios Wilder crea esta maravillosa comedia llena de dinamismo y perfección en cuanto al diálogo. Jack Lemmon y Walter Matthau son la pareja de baile de esta perfecta coreografía, gran tándem, a mi entender la mejor pareja de la historia del cine en cuanto a comedia y sofisticación. Ejerce una crítica social de la realidad más hipócrita que nos rodea con un cinismo curiosamente alejado de la frialdad, con ese toque de puesta en escena teatral que lo hace sublime.

Impresionante Walter Matthau oscarizado con este trabajo que se desembuelve a las mil maravillas como codicioso abogado llegando en muchas escenas a impresionar con sus dotes de verborrea e increible labia. Lemmon ágil en su papel de incauto atormentado por su farsa, esta increible hasta en su manejo de la silla, que hace que sea un elemento más de la expresión de sus propios sentimientos. En su sitio el jugador de football “Boom Boom Jackson” (Ron Rich), buen trabajo, así como la desaparecida (Interpretativamente hablando) Judi West que ya no se supo de ella en el cine después de este film, tan solo su relación y posterior divorcio con John Arthur Rubinstein fue lo más significativo de su carrera cinematográfica. Inexplicable a mi parecer puesto que aquí esta a gran altura.

En definitiva una comedia para la historia que no hará más que dibujar una contínua sonrisa en el espectador y más de una carcajada.
http://www.youtube.com/watch?v=yHFVhQYHQCA

El batallón perdido


Me gusta más la historia que la peli en sí. Hay que reconocer que tiene una buena base para desarrollar la trama aunque se atasque en algunos puntos debido a una mala administración de ritmo. Falla el color de la cinta (cercano al telefilme, de hecho The Lost Battalion está producido para TV), pero por contra cuenta con un par o tres de buenas interpretaciones (Rick Schroeder) y de un merecido homenaje a la heroicidad de ese puñado de hombres olvidados por la historia. La I Guerra Mundial, “La gran guerra” no muy pródiga en el cine, tiene la obra maestra de Kubrick inalcanzable “Senderos de gloria”, en su 50 aniversario hice un homenaje, hoy lo rescato y hago extensible para honrar la memoria de los muertos de Argonne, de cascos de plato y muerte fría y azul, va por ellos:

Senderos de gloria recorro entre los hombres que todavía siguen allí. Bucle de un tiempo infinito en trincheras que el ayer enterró. Ellos gritan ayuda para ser liberados, no se han ido. Fantasmas casi olvidados que hoy recuerda Marco in memorian, los muertos siempre me cayeron bien.

Pálidos, fríos, tristes y rígidos por el miedo tembloroso que hoy es costumbre.
Rutina gélida apoyada en la pared y embarrada en la soledad de un tumulto sombrío. El silbato del destino pasea su óxido para escupir el sonido de la muerte, la esperanza se quedó en los ojos inertes del compañero que ayer murió. Todos sois héroes.
El reloj solo marca la cuenta atrás y apurado comparto la última calada… siempre es la última, porque estamos condenados una y otra vez a esta guerra que se repite como la sed. Despacio, esperamos, siempre esperamos.

Recordadnos y rezad, vuestro rezo es el recuerdo de nuestro honor.
Ahora es momento para la guerra, para la gloria, para la paz.
Suenan los silbatos. Seguidme.

Una historia de violencia


En la población de las segundas oportunidades enterramos el pasado al calor de un hogar de pasteles al atardecer, de oficios honrados que saludan calle arriba y preguntan por la salud del vecino más cercano.

El destino errante llama a la puerta de la adversidad en forma de cruel pareja, es el momento de retornar al hombre que Tom llevó al desierto para rescatarlo como instinto de protección, dualidad sometida a los impulsos innatos que ya no quiere recordar pero que afloran como resrorte del odio del ayer, ese que nadie nunca supo. Solo Joey acude como identidad oculta y poderosa ahora utilizada para el bien. Bien y mal, dualidad para los ojos húmedos del recuerdo imborrable con el que debemos convivir, curiosa lección la que nos da una historia de violencia, de tuertos de corazón que miran a través de la muerte y del poder más mezquino. La familia se esconde en algún rincón de Philadelphia donde todo es oscuro y donde solo es posible llegar a través del camino de la soledad más absoluta, enfrentándose contra sí mismo por la traición más amarga de una infancia que nunca existió.

El camino de vuelta cicatriza heridas del corazón pero no del alma que otro día volverá para recibir nuevamente ese calor del hogar que por fin aguarda, aunque sea en absoluto silencio, aunque sea en absoluto silencio… el de la supervivencia más absoluta, marcados para siempre, ahora limpiamos la sangre de la memoria para conseguir una segunda oportunidad más limpia, al menos, regando el desierto del ayer para calmar el dolor de la realidad. La verdad en aquel pueblo de angostas calles y segundas oportunidades…
http://www.youtube.com/watch?v=2_8DxGNd5M4