La misión.

Ennio Morricone nos ha dejado un legado de leyenda, aquí su música, el hombre y la naturaleza se funde en uno solo, esa fusión de conquista y evangelización tan discutida y aberrante, un choque de culturas tan abobinable y a la vez tan comprensible para las mentes de la época. La dualidad entre el bien y el mal esta presente de forma continua al igual que su confusión, solo Morricone nos saca de dudas con su sonido angelical emotivo y humano, la mejor comunicación entre los hombres es la armonía de vivir sin ataduras, aunque sea de manera muy diferente, la palabra de Dios estoy seguro que comulga con esa libertad, nunca con la imposición… Jeremy Irons y Robert de Niro representan esa dualidad. Los indígenas la libertad.

http://www.youtube.com/watch?v=1czsC7hmVBo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *