50 años del estreno de Con la muerte en los talones

Genial e inigualable Con la muerte en los talones . El mito del glamour que a partir de esta película sería consagrado como el hombre del traje. Traje impecable a medida de la estrella que hoy se pisa en el paseo de la fama.

Jamás se ha visto ni se verá un actor al cual le quede un traje perfecto, salvo a Cary Grant, envidia de Giorgio Armani que hoy no lo puede vestir.
Irónico George Kaplan que por una equivocación se mete en un lío que incluso parece gustarle. Que grande es el cine cuando corres delante de una avioneta fumigadora de fotogramas de historia y te lanzas al suelo con la muerte en los talones…

4 comentarios sobre “50 años del estreno de Con la muerte en los talones”

  1. [quote:61c89e5f9a=»jevymetal»]Pelicula genial que uno no se cansa de ver.[/quote]

    Y gracias de antemano por recordar este aniversario amigo, un abrazo!

  2. No solamente es mágica por todas esas escenas que persisten en nuestra retina, un detalle importante y menos comentado es que «Con la Muerte en los Talones» (me gusta mucho más este título tan seductor que el original «North by Northwest») revolucionó los créditos de entrada en una película. Hitchcock vuelve a adelantarse a su tiempo, y coloca los títulos superpuestos no en un edificio cualquiera, sino en el Hotel Plaza de Nueva York; y a ello le acompaña las geniales notas musicales compuestas por Herrmann, que prácticamente te obligan a quedarte sentado delante de la pantalla.

    James Stewart y Gregory Peck, estuvieron a punto de ser los protagonistas del film, pero por suerte «Hitch» se decantó finalmente por Cary Grant, nadie hubiera hecho mejor ser Roger O. Thornhill.

  3. [quote:5963dc84d2=»Henry Gondorff»]No solamente es mágica por todas esas escenas que persisten en nuestra retina, un detalle importante y menos comentado es que «Con la Muerte en los Talones» (me gusta mucho más este título tan seductor que el original «North by Northwest») revolucionó los créditos de entrada en una película. Hitchcock vuelve a adelantarse a su tiempo, y coloca los títulos superpuestos no en un edificio cualquiera, sino en el Hotel Plaza de Nueva York; y a ello le acompaña las geniales notas musicales compuestas por Herrmann, que prácticamente te obligan a quedarte sentado delante de la pantalla.

    James Stewart y Gregory Peck, estuvieron a punto de ser los protagonistas del film, pero por suerte «Hitch» se decantó finalmente por Cary Grant, nadie hubiera hecho mejor ser Roger O. Thornhill.[/quote]

    Interesante apunte Henry, y buenísimo nick el que has elegido 😉 muy grande Paul, el más grande.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *