Appaloosa


Appaloosa es un café dulce por la mañana y agrio al atardecer, de fotografía distanciada bajo el dintel de la puerta de la unión del sentimiento de algo llamado amistad, el orgullo curioso sentimiento. El indulto solo es factible en el salvaje oeste.

La ley enmascarada tras el pistolero Virgil Cole, tiene el perfil de un primo hermano de Wyatt Earp y el apellido del nombre de un tal John Wayne de aquel pueblo nocturno llamado El Dorado.

El triángulo amoroso de una mujer fatal que calma su pasión con baños de tempestad y con la única caricia de las notas de un viejo piano. La soledad como partitura en esta tristeza de amor.

En el Hotel La Esperanza se consume la vida junto al polvo de un cartel desorientado que reza iglesia con acento mexicano. El duelo es rápido…

-Yo te protegeré
-¿Cuánto tiempo?
-Todo el que necesites.

Hitch es el escudero del honor, compañero de valores reflexivos y de consejera alcoba. Tiene el espíritu de Doc Hollyday y solo es individualista al final del día, cuando el sol lo requiere… Como único favor el último epitafio y como consecuencia la integridad de los justos.

Calle arriba cae la tarde y no hay motivos para tener prisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *