Raindrops keep falling on my head…

http://es.youtube.com/watch?v=howEAqstkzQ
Sé que siempre te ha gustado mi frescura, gracias a ti soy yo mismo y puedo expresar todo mi amor hacia el sol resplandeciente que ilumina la pradera de tus ojos, aquella verde mañana de paseo en bicicleta, volví a ser niño para decirte “te quiero”. Un te quiero a mi manera, con todo el amor limpio de un amigo, con la lealtad que solo rompe la “traición” de un bocado de manzana, a bordo de dos ruedas inestables dibujé el zig-zag torpe de un manillar nervioso. La canción de tu sonrisa hizo de mi show el mayor espectáculo del mundo con el multitudinario público de tu sola presencia que llena mi ser. Caigo de espaldas al trapecismo de la arena donde la mirada de un astado sorprende tal encuentro, huida inminente sobre nuestros pasos, y te recojo con la misma melodía de tu blanco vestido y mi divertido guión, el papel en blanco de la improvisación, esa que me inspiras. Volvemos a la casita de madera donde él te espera para amarte y yo para contemplarlo, estrecho mi brazo junto a mi amada bici y tu presencia respetada mientras desciendo colinas de recuerdo… Dos hombres y un destino para amar tu dulce escena. Inolvidable.

3 comentarios sobre “Raindrops keep falling on my head…”

  1. Si, gotas de lluvia caen sobre mi cabeza… Si, es una cancion bonita, es delicada. Creo que no hay otra palabra que mejor defina a esta cancion: es bonita.

    Nunca la hubiera relacionado con una pelicula sobre el oeste. Cuando empezaba a escucharla me imaginaba a algun muchacho recorriendo las calles de alguna ciudad mientras cae el txirimiri, reflexionando sobre lo que le habia pasado con su chica (un escenario urbano, tipo Gene Kelly cantando bajo la lluvia jeje).
    Despues de ver la pelicula no puedo evitar que, al escucharla, en mi cabeza aparezca la imagen de una bicicleta y la imagen de un sombrero, va ya por siempre ligada a estos dos objetos.

    Con esta compañia yo tampoco hubiera dudado en acompañarles en aquel gran salto desde el acantilado, ni me hubiera quedado agazapado escondido sin hacer frente a los “malos”, hubiera salido a disparar con ellos.
    Gran pelicula, grandes actores.

  2. No me sorprende que te inspire el ánimo enamorado, que pones al principio.

    Es una escena entrañable, divertida, cariñosa, amistosa, perfecta. Buenísima elección.

    Un espacio inesperado, en medio de una gran película, con ese tipo de actores que te hacen vivir el cine.

  3. Hola Klinsmann, efectivamente parece que la canción inspira un beso nocturno de fina lluvia de enamoradas parejas, sin embargo esta enmarcada en este épico film de vaqueros fugitivos, una canción que, curiosamente y en el descanso de dicho rodaje la propuso el gran Paul, único y genuino al igual que la situación, ambas cosas dió a luz este momento de cine tan puro y tan emotivo. Que finalmente se incluyó para dar ese giro definitivo de película inmortal, junto a dos momentos estratosféricos como es el salto al vació en el acantilado y la escena final en la cabañita y rodeados por el ejército boliviano. Vamos un peliculón. Como dice Acme, son ese tipo de actores que te hacen vivir el cine.

    Saludos–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *