La caza

Las ideas principales:

Una alegoría.

En muchas culturas, ‘La caza’ es usada para narrar una alegoría de la violencia. Esto era muy típico de las películas bajo el régimen de Franco porque La Guerra Civil era un tema prohibido. Al principio de la película, el público se da cuenta que la caza de los conejos es una alegoría. «La mejor caza, es la caza del hombre», dijo Luis. Esto anticipa los sucesos del resto de la película.

La tensión interna:

Paco, Luis y José piensan ciertas cosas y dicen otras. A través de la película, los espectadores pueden oír los pensamientos sospechosos de cada personaje. Estos son obsesivos y deforman la realidad de cada hombre. Ninguno tiene confianza en el otro. Al final, se convierten los pensamientos en acciones violentas.

Una crítica de La Guerra Civil.

Los censores no permiten la referencia específica de La Guerra Civil; los soldados solamente dicen ‘la guerra’. Saura dramatiza la influencia grave de La Guerra Civil con las cicatrices emocionales y los vicios de los veteranos. La caza de los conejos sirve como metáfora, para la verdadera caza que es de los hombres. Saura ha convertido la vida interna de los hombres a la realidad principal. El fin violento de la película resulta directamente de la tensión mental entre Paco, Luis y José, y de repente el pensamiento se ha convertido en acción.

Interesante la relación entre Señorito y Campesino. Crítica a la desigualdad y el esclavismo reinante bajo el régimen.
Conclusión:

El tema de esta película no es la caza de los conejos. Al contrario, es la caza de los hombres. El público siente la tensión de cada hombre a través de los planos siempre cambiantes de Saura. La realidad que la guerra ha creado en la mente de los hombres es tan grave que es toda su realidad. La realidad psicológica puede llegar a ser su única realidad y es la causa de la violencia.

Sublimes todos los actores, personalmente me parece muy atractivo el papel de Alfredo Mayo, aunque sinceramente todos lo bordan. Me quedo con varios momentos: El comienzo. El calor intenso como sensación de agobio. El baile genial de la bella Carmen (Violeta García), El Escarabajo clavado en el maniquí. Y sobre todo esos primeros planos que parecen establecer un diálogo directo con el espectador.

Los planos cambiantes:

Los cambios rápidos de los planos crean tensión para el público. Los primeros planos enfocan en las emociones y tensiones en la cara de los veteranos. El plano general demuestra la tierra estéril sin esperanza. En la escena de «la caza del hombre» cada personaje habla directamente a la cámara y parece que habla al espectador. De esta manera, Saura capta la atención de su público.

La música:

La música es muy grave. Los vistazos rápidos de los hombres y la música dramática combinan para crear suspense. El suspense sube muchas veces durante la película, pero nada ocurre. Por eso, la escena final es una gran sorpresa.

En la mayoría de sus películas más famosas, Saura usa la escena retrospectiva para crear un fondo real, pero La caza es muy lineal. Aunque el público no ve las memorias de los veteranos en una escena retrospectiva, mira a los hombres cuando están solos y cuando están soñando. Armado con los sueños y los pensamientos, el espectador puede idear el pasado.

En definitiva: UNA OBRA DE ARTE.

4 comentarios sobre “La caza”

  1. Saura no es uno de mis directores favoritos. Sin embargo esta me gustó.
    Megustó mucho más Ana y los Lobos y Deprisa, deprisa

  2. [quote:b03c465905=»Txipiriko»]Saura no es uno de mis directores favoritos. Sin embargo esta me gustó.
    Megustó mucho más Ana y los Lobos y Deprisa, deprisa[/quote]

    Hola Txipiriko, bienvenido al Blog, amigo 🙂 Deprisa, deprisa marcó una época, su estética, su música, su temática tan actual en su día… sin embargo creo que no supera el «Carbono 14» y hoy en día se queda un poco en el recuerdo. En cambio con «La caza» no sucede esto, es un film que sigue vivo que adaptado a nuestros días cobra sentido con ese individualismo y ese estrés marcando a fuego el ritmo actual de nuestra sociedad.

    Un abrazo– (Rescataré Deprisa, deprisa, sin duda lo merece)

  3. Pues, supongo que es cuestión subjetiva. A mi precisamente lo que me no me termina de convencer es el abuso en la La Caza del recargo músical en algunas escenas que no consiguen el tono expresivo suficiente por sí sólas.

    Deprisa, deprisa, sin dejar de estar de acuerdo con tu comentario, me sigue gustando, porque creo que tiene el valor de una de las, para mí, principales características del cine: Que es testigo de nuestro tiempo. Y en este sentido me parece una obra perfecta, porque consigue narrar en dos horas una trepidante pelicula de acción, dando testimonio de una época, de unos jóvenes delincuentes que pululaban a sus anchas por todos lados y las breves pinceladas sobre el tema de la heroina son para mí más ilustrativas que por ejemplo la esperpentica y supravalorada 27Horas de nuestro Montxo, pelicula que a mí no me gusta porque creo que intenta ser testigo de toda la problemática social de la droga metida a presión en 2 horas de cine y que termina por sobrepasar ampliamente las posibilidades de los personajes conductores. Algo parecido le pasó en historias del kronen.

  4. Esa cuestión subjetiva es la grandeza del cine y es algo maravilloso, la tertulia de cine como tema central nos acerca más a la vida, a los recuerdos, a las vivencias… y eso nos influye de manera magistral, haciendo nuestro ese momento. Con Deprisa deprisa me pasó un poco así, sin duda una gran peli de acción que cuenta una historia de unos antihéroes que viven para y por el presente, el pasado nunca lo tuvieron y el futuro no existe. Tuvo su momento. Creo que inclinarnos a la comparación (aunque sea inevitable al estar hablando de Saura) puede ser un error. La caza y Deprisa deprisa, son dos películas distintas pero marcan puntos en común; quizás sea como dijo un tal Rosendo «Maneras de vivir» en diferentes épocas, aprendamos de ello y pensemos: La sociedad, ese gran pie que nos aplasta poco a poco

    Un abrazo–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *