Solo ante el peligro.


El reloj marca la hora, las calles respiran vacío, una solitaria silla siempre espera. Y el honor aguarda. Últimas miradas se alejan de la multitud cobarde y escondida, y sudas soledad que te hace ser más grande. Avanzas hacia el final y el abrazo intermedio de dolor te da esperanza, cae la estrella de marshall; ahora es hojalata. El desprecio escruta un pueblo que nunca estuvo a tu lado.

6 comentarios sobre “Solo ante el peligro.”

  1. Y el tren (siempre el tren) como metáfora perfecta de la «marcha». Como redonda metáfora del tiempo (incluido el tiempo que termina).

    Grande Marco, eres grande.

    P.S.: ¿Quién no se ha sentido sólo ante el peligro alguna vez en su vida?: únicamente quien no vive y sólo, como hoja otoñal, se deja llevar por el viento que más empuja…

  2. Perdón por la contestación por duplicado, no sé qué pasa con el servidor de este periódico…

    Aprovecho la ocasión para ponerme juguetón y desearos una Feliz Campaña Electoral Nueva… 😆

  3. Muchas gracias por tus palabras, ya estoy ojeando tu artículo recién hecho…. interesante como siempre. Hoy cumple cien años nuestra pelirroja y ya he preparado un pastel para que disfrutemos todos los cinéfilos 😀

  4. Gracias por duplicado, 😉

    hablando de elecciones…que coñazo 😕 por cierto ya he visto una falta de ortografía en un cartel… 😛 votemos al partido ORTOGRÁFICO 😆

  5. Gran, gran, gran película. Y con una lectura oculta en plena época de la Caza de Brujas del senador Macarthy: la de los que fueron marginados y abandonados por casi todos sus compañeros de profesión. Lo mejor de todo es que Gary Cooper, verdaderamente sensacional en el papel del Sheriff, estaba totalmente a favor de esa persecución. En fin, no somos nada…

    También resulta curioso que Howard Hawks y John Wayne pusieron en marcha «Río Bravo» como contestación a «Sólo ante el peligro»: les parecía imposible que nadie ayudara al sheriff en un pueblo de Norteamérica, por eso al bueno de John le ayudaban un viejo lisiado, un borracho y un niño, que son los únicos que en Solo ante el peligro se ofrecían a ayudar a Gary…

    Y cómo olvidar la maravillosa canción «High noon», punteando la angustiosa espera de la llegada del malvado Frank Miller, uno de cuyos sicarios es el gran Lee Van Cleef… Pero a la que no hay que dejar de alabar es a la maravillosa Grace Kelly. Guapa hasta decir basta 8)

  6. [quote:57086aec38=»Labrit»]Gran, gran, gran película. Y con una lectura oculta en plena época de la Caza de Brujas del senador Macarthy: la de los que fueron marginados y abandonados por casi todos sus compañeros de profesión. Lo mejor de todo es que Gary Cooper, verdaderamente sensacional en el papel del Sheriff, estaba totalmente a favor de esa persecución. En fin, no somos nada…

    También resulta curioso que Howard Hawks y John Wayne pusieron en marcha «Río Bravo» como contestación a «Sólo ante el peligro»: les parecía imposible que nadie ayudara al sheriff en un pueblo de Norteamérica, por eso al bueno de John le ayudaban un viejo lisiado, un borracho y un niño, que son los únicos que en Solo ante el peligro se ofrecían a ayudar a Gary…

    Y cómo olvidar la maravillosa canción «High noon», punteando la angustiosa espera de la llegada del malvado Frank Miller, uno de cuyos sicarios es el gran Lee Van Cleef… Pero a la que no hay que dejar de alabar es a la maravillosa Grace Kelly. Guapa hasta decir basta 8)[/quote]

    Gracias por tu completo comentario Labrit 🙂 , realmente curiosa esa alegoría sobre la «caza de brujas» que tanta repercusión e impacto tuvo y que todavía resuena, creo que para siempre ya en la historia del cine, de Gary Cooper se dijeron muchas cosas… hasta que fue espía para los nazis, en fin quién sabe. Lo cierto es que, como bien dices, estaba del lado del «senador cazador» y siempre he visto en este genial actor un lado un tanto oscuro.

    Saludos–

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *