Carros de fuego


Como dijo Garci, su comienzo te atrapa en el sillón, su banda sonora es angelical. La imágen de ese grupo de corredores vestidos de blanco corriendo por la arena de la playa emociona con Vangelis de fondo.

4 Oscar: mejor película, guión original, banda sonora original, vestuario. 1920, Harold Abrahams y Eric Lidell estaban hechos para correr. No sólo una razón les llebaba a correr más rápido que ningún otro hombre. Sus motivos eran tan diferentes como sus pasados; cada uno tenía su propio Dios, sus propias creencias y su propio empuje hacia el triunfo.

Himno de superación y esfuerzo, de respeto y religión, de filosofía y deporte.
Destacar el mejor trabajo de la carrera de Ben Cross, ademas de ser, entre todos los actores del film, el que mejor técnica de carrera posee con mucha diferencia, éste actor por lo menos se preocupó algo de lo que es el atletismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *