Apocalypse Now.

Robert Duvall nos ha dejado momentos inolvidables y su personaje en Apocalypse Now es muy recordado. Un tipo totalmente chalado, un cowboy de la guerra que disfruta con ello, su papel transmite energía y nos enseña que los demonios de la guerra hacen al hombre un ser miserable que desayuna cadaveres bebiendo la sangre perfumada del olor a Napalm por la mañana.

La cabalgata de las Valkyrias se acerca con paso firme y gargantas fatales, cánticos de sirena que avisan preámbulo de muerte y desolación. Wagner imparable hacia la superioridad de voces de balas, fuego y metal. Alineadas las libélulas negras de un amanecer que siempre fue noche donde jamás habitó el sol. El magnetofón del anuncio transmite el eco que el viento dispersa como profeta maldito de guerra y destrucción, golpeo el cargador de munición que siempre tuvo prisa, me coloco el casco, sujeto mi gorro, miro hacia el vacío, sudo miedo e inquietud, silencio en mi interior. Ruido de llanto y escupo temblores en ráfagas de proyectiles plateados, ya estan aquí, ya se fueron, vuelve el silencio. Huele a muerte.

http://www.youtube.com/watch?v=LlI4Qs_k6p0

3 comentarios sobre “Apocalypse Now.”

  1. Realmente ha elegido Vd. otra memorable película donde las haya, pero además con el acierto -también de elección- de las dos, tal vez, mejores escenas de Apocalypse Now.

    Si me permite un pequeño apunte personal y, por lo tanto, subjetivo, creo que los demonios habitan en nosotros, los humanos, que al fin, somos quienes creamos esa «producción» tan terrible: la guerra no flota en el héter, es muy nuestra (me refiero a la condición humana: Vd. y yo creo que no somos muy amigos de dicha «producción»).

    Un afectuoso saludo y, de nuevo, felicitaciones por su buen gusto amigo Marco.

    Post Scriptum: voy a hacer de periodista del «cuore»: ¿Qué hay de cierto sobre los rumores de su relación con una famosa presentadora de la televisión, aireados en el blog de nuestro común compañero Javier Arizaleta? 😉

  2. [quote:432eb15136=»Epicuro»]Realmente ha elegido Vd. otra memorable película donde las haya, pero además con el acierto -también de elección- de las dos, tal vez, mejores escenas de Apocalypse Now.

    Si me permite un pequeño apunte personal y, por lo tanto, subjetivo, creo que los demonios habitan en nosotros, los humanos, que al fin, somos quienes creamos esa «producción» tan terrible: la guerra no flota en el héter, es muy nuestra (me refiero a la condición humana: Vd. y yo creo que no somos muy amigos de dicha «producción»).

    Un afectuoso saludo y, de nuevo, felicitaciones por su buen gusto amigo Marco.

    Post Scriptum: voy a hacer de periodista del «cuore»: ¿Qué hay de cierto de su relación con una famosa presentadora de la televisión? :wink:[/quote]

    Gracias por sus palabras amigo Epicuro. Totalmente de acuerdo con el apunte, los demonios habitan en nosotros y la guerra los hace mas grandes. En cuanto a dicha presentadora de tv, jeje, ironías de la vida casualmente me enteré que mi querida Sonia Ferrer se nos casa ,al parecer con un cirujano plástico llamado Marco!! y es que la recuerdo como si fuera ayer… enfundada en un gorrito de paja y saboreando chupitos de peché en mi compañía, desde luego eran otros tiempos… la anécdota íntegra se conserva en el blog de nuestro compañero Arizaleta, Ay!! la magia de los Sanfermines.

    Un abrazo, por cierto no sé porqué pero ha empeorado esa chica, no? antes era mas guapa 😉

  3. Evidente: al empeorar notablemente los acompañantes de la chica, físicamente queda reflejado en su menor «calidad». Si encima ya no pisa tierra (andar bregando con los Sanfermines y el peché es tratar con mortales, no con ricachones cirujanos) la cosa está más que clara.

    Saludos y gracias por su deferencia Marco (el que pisa tierra a través del cine, no el otro) 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *