Alguien voló sobre el nido del cuco

No hay nada mas interesante que escuchar a un «loco», aprenderás cosas jamás reveladas. Llegó gritando y riendo. Espabiló a los más vagos del planeta. Argumentó contra la hipocresía y el cinismo. Desató las iras de los acomodados, de los poderosos, del sistema ilustrado que lo encajonaba. El más simpático, patán, vago y sucio Jack Nicholson. Y lo bordó. Y nos dijo que en todo lo que se supone malo hay bueno, y en lo que se supone bueno hay malo. Y nos hizo reír. Y llorar. Y toda la camarilla de estupendos locos que lo secundan merecían compartir con él la preciada estatuilla. Y nos hicieron creer por un instante que eran doctores en medicina (un momento brillante). Y nuestra malvada y vomitiva enfermera en el fondo da más miedo y pavor que cualquier pelandrusca de cualquier peliculilla de terror. Y Milos Forman dirigió con brillantez, alternando primeros planos con medios de una exquisitez que no tiene nombre. Y lo acompañó la música. Y los diálogos. Y el montaje. Y el final. Llegó la revolución y me gustaron los indios que por un momento fueron los «buenos» y ganaron a los vaqueros, y se fue nuestro lider… pero quedó el mensaje de que los locos estan fuera… dentro estan las oficinas. Y aprendí a ser un poco mejor siendo mas loco.
http://www.youtube.com/watch?v=wiWdssNbYQ0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *