Dean Jones, la sonrisa de Herbie


Hablar de Dean Jones es hablar de frescura, sonrisa y recuerdo. El recuerdo de aquel simpático y travieso escarabajo llamado Herbie que pilotaba nuestro Jones, o más bien Herbie conducía a Dean 😀 . Actores de sonrisa Disney que aparecían dibujadas a la perfección en esas cajas de galletas de los 50 más americanas que nunca.

El 25 de enero de 1931 nacía en la dulce Alabama nuestro Dean Jones. De infancia apacible, hogareño y campestre lo recuerdan siempre cantando entre tendidos de blancas sábanas y porches de madera al atardecer. Quería ser cantante o eso decía al cumplir 15 años, motivo por el cual abandonó los estudios, siempre persiguiendo ilusiones.

No fueron años fáciles y tuvo que trabajar duro para poder comer. En esos años desempeñó diversos oficios como recolector de algodón, una experiencia inolvidable que le hizo trabar gran amistad y conocer la dura realidad del trabajador de raza negra, ese fuerte vínculo también hizo desarrollar su pasión musical gracias a sus compañeros, cantando junto a ellos bajo el sol de Alabama.
Poco tiempo después trabajó como leñador, y junto a buenos amigos con los que compartía su amor por la música viajaron hasta Nueva Orleans para probar suerte en el mundo de la canción. Comenzó a cantar en un Night Club experiencia dispar que le hizo replantearse su futuro.

Intentó retomar sus estudios y volvió al instituto de Riverside, allí realizó una de sus ilusiones, un programa propio de radio local llamado «Dean Jones Sings». Pasó a la Universidad de Asbury en Kentucky pero no llegó a graduarse, sin terminar se alistó en el ejército, otra experiencia que tenía en mente…

(Dean Jones segundo por la derecha en su época de cantante)
El ejército le sirvió de soporte para trabajar en su ocupación preferida: Cantar.
Era en la Base Militar del Ejército del Aire en San Diego, y un buen día se presentó a un casting de figurantes para una película, había leído un anuncio en un periódico local. Se presentó y parece ser que gustó porque lo contrataron, la película era nada menos que «Marcado por el odio» con mi querido Paul Newman como protagonista, uno de los figurantes era nuestro Dean Jones y otro un tal Steve McQueen, que también debutaba en el mismo film.

Su aventura cinematográfica no cesó a partir de 1956 y como un torrente de casualidades comenzó a ser llamado encajando como secundario en diversos títulos: «Té y simpatía» (1956) de Vincente Minnelli, «Diez mil dormitorios» (1957), «El rock de la cárcel» (1957), «El último torpedo» (1958) y «Cuando hierve la sangre» (1959) Nuevamente coincidía en este título con Steve McQueen. Aparecer en estos títulos no solo engordó su cuenta corriente sino que le sirvió de trampolín para su afición musical y apareció en dos programas televisivos de renombre: «The Steve Allen Show» y «El show de Ed Sullivan».

Su vida ha sido una lucha continua para llegar a ser cantante pero cuanto más se empeñaba más ofertas cinematográficas surgían a su paso y menos como cantante 😀 . A partir de los años 60 trabaja en Broadway y estrena una obra que tres años despúes se llevaría a la gran pantalla con el título «Adam también tenía su manzana» el título original «Under the Yum Yum Tree». Estrena otro título llamado «There Was a Little Girl».

Es llamado para participar en series míticas como «Caravana» o «Bonanza» y también trabaja en las pelícuasl «Dos nuevos internos» (1963) y «Dos en la guillotina» (1964).

En 1965 protagoniza el comienzo de su idilio con Disney en la peli «El gato del FBI» una rocambolesca historia junto a Hayley Mills sobre un detective que investiga el porqué de un gato que lleva en su cuello el reloj de una secuestrada 🙁 . La cinta funcionó y de qué manera!! a pesar de poco después aparecer junto a Jane Fonda y Jason Robards en la comedia «Cualquier miércoles» el éxito del dichoso gatito catapultó su fama de actor Disney algo que no esperaba y que marcaría su futura carrera como icono Disney.

Se encasilló como actor familiar entrañable, algo que hizo de su semblante uno de los más queridos de aquella América en donde mayores y pequeños compartían merienda en torno a su televisor.
Llegaron múltiples comedias, como «Los perros de mi mujer» en donde da vida a un hombre al que unos perritos amargan la vida, produciendo buenos ratos entre padres y niños de la época. «Mi amigo el fantasma» junto a Peter Ustinov, o el comienzo de la saga legendaria «Ahí va ese bólido» junto a su amigo el inteligente Volkswagen blanco Escarabajo de dorsal 53.

En 1969 presentó un programa de Tv propio llamado «What’s It All About World».
Un año después protagoniza la comedia italiana «El invencible hombre invisible» y conjuga su trabajo igualmente en Brodway en el musical «Company» de Stephen Bodheim, también interviene en la serie de una temporada «The Chicado Teddy Bears».

Su periplo con Disney acaba en 1977 con la tercera entrega de Herbie «Herbie en el gran premio de Monte Carlo» (En la segunda «Herbie un volante loco» no interviene) Vuelve a retomar el papel de Jim Douglas haciendo tándem con el mítico VW, cinco años después vuelve con su coche para la serie «Herbie the love Bug» pero la serie acaba con brevedad. Otros trabajos destacan en esos años de finales de los 70 y principios de los 80 en telefilms variados como «When Every Days Was the Fourth July» o «The Long Days Summer». Comienza a ser igualmente llamado para salir como artista invitado en series de éxito como «Vacaciones en el mar» o «Se ha escrito un crimen».

En 1986 da la sorpresa protagonizando el musical de Broadway «Into the Light» otro de sus sueños particulares hechos realidad. Por otra parte, pudo representar su propio show titulado «St. John in Exile».

Ya en los 90 sigue en la brecha y actúa como secundario en la comedia «Con el dinero de los demás». Pero su papel más recordado fuel el de malvado veterinario asesino de perros, un guiño en contraposición a sus tiernas intenciones en las pelis Disney de antaño, me refiero a la comedia «Beethoven», por todos recordada.

Trabaja en otros títulos como «Peligro inminente» (1994) o «Un gato del FBI» (1997), remake de «El gato del FBI» con protagonismo de Christina Ricci, actriz interesante a mi parecer. Sin freno aparece telefilms como actor de reparto en «Salvados por la campana: Vacaciones en Hawai» de 1992 o en las secuelas televisivas y remakes de Disney «Internauta por accidente» (1995) o «Ahí va ese bólido de nuevo» (1997), con Jim Douglas en su cuarta y última aparición hasta el momento.

Su trabajo como actor de doblaje también es destacable en series de dibujos animados como «Superman» o la para mi mítica «Johnny Quest».

En los últimos años ha intervenido en algún telefilm como «Scrooge and Marley» (2001), en 2007 apareció en el cortometraje «Lavinia’s Hesit».

Sus proyectos inmediatos son el documental «You Know The Face» (es posible que ya se haya estrenado, lo desconozco) y la película de bajo presupuesto «Mandie and the Secret Tunnel» en la que estará trabajando ahora o recién habrá concluido.

Hoy en día cuenta con 78 años, dos hijos (con su primera mujer Mae Entwisle) y casado por segunda vez con Lori Patrick.

(Junto a su actual esposa Lori)

Dean Jones sigue conservando esa blanca sonrisa Disney que a todos nos cautivó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *