MI AMIGO IÑAKI


Hola vecino, quién iba a decir que en este blog de cine algún día llegaría el momento de hacer un paréntesis tan doloroso como este. Pero ni el más famoso James Dean se merece un homenaje como el de mi amigo Iñaki. Te has ido antes de los 30 como una leyenda, como las grandes estrellas, siempre llegaste el primero con esa habilidad innata de Jai-Alai, de tablas de surf, abriendo gas con tu Honda y descendiendo las nevadas cumbres de nuestro recuerdo. A tu manera, en una de tus pasiones nos has dicho adiós.

Hemos pasado toda una vida de amistad, aventuras, y mil recuerdos de momentos inolvidables… Desde el primer día compartiendo tu energía, desde pequeños jugando a clics, tirándonos calle abajo en monopatín, en bici por mil sitios de caidas arregladas con mercromina y alguna que otra cicatriz que marca el mapa de nuestra infancia. Pasándonos muchas fases del SuperMario compatimos meriendas en tardes de Nintendo junto a tu hermano Santi. Y si nos peleábamos por un playmobil el enfado duraba apenas un instante cuando me regalabas el amanecer de tu sonrisa.

Han pasado casi 30 años como una ráfaga, como un instante, como el sonido del acelerón de esa moto amarilla con el número 46 de tu Rossi… Mi hijo pregunta que dónde esta Iñaki porque quiere subirse a esa moto, esa dama de rubio perfil, jugar contigo, que le des volteretas… el sonido de tu subir y bajar las escaleras golpea mi cabeza con el eco de la incomprensión… No hay espacio para mis preguntas, nunca obtendré respuesta al menos en este mundo, sabes bien a lo que me refiero, hablamos de nuestras cosas… No creo en las despedidas porque tarde o temprano nos encontraremos en el cielo de nuestra amistad. En esa meta en la que ya te encuentras esperando y sonriendo, sonriendo vitalidad… gracias por regalarnos tanto a cambio de tan poco. Nos quedan unos cuantos almuerzos en mi casa, muchas nocheviejas en tu compañía, recuerdos imborrables de tu presencia en noches de fiesta, en mañanas de resacas, en cenas inolvidables…

Me acuerdo de tu apoyo, tu cariño, nuestras risas, aquel 6 de julio, esas fiestas de Ochagavía, los caballos de Lorenzo y esa yegua de la coz, aquel verano en Salou fue muy grande mano a mano bailando hasta el amanecer, ese fin de semana en Zaragoza lo pasamos genial, fiestas de Noáin, el equipo de futbito CTN que nunca será ya lo mismo… cómo revolucionabas los partidos eh?, y tantos y tan buenos momentos ¡¡joder cómo te echo de menos vecino!! conservo todos tus sms y en el último me dices «vecino vente a la bajera» pues allá voy amigo, allá voy, tenemos que quedar, tengo tu botella de Beefeater en mi despensa esperando a que te eches un gin kas hablando en el salón de cuándo será nuestro próximo encuentro, apenas bebías… yo tampoco fumo pero pásame una calada de lo tuyo para fumarme la soledad, lo necesito ahora más que nunca, te echo de menos…

TE QUIERO AMIIIIIIGO 😥 😥 😥

Tu vecino Mikel (Siempre estarás dentro de mi corazón)

Noticia del accidente -Diario de Noticias-
Noticia del accidente -Diario de Navarra-
Noticia del accidente -Heraldo.es-
Noticia del accidente -La Vanguardia-
Homenaje motero en Noáin

9 comentarios sobre “MI AMIGO IÑAKI”

  1. Mikel siento mucho la pérdida de tu amigo Iñaki.
    Mi apoyo a ti y a su familia en estos momentos tan dolorosos y tristes.
    un abrazo Maika

  2. Siempre es jodido cuando muere alguien,pero cuando es tan joven,es peor.Mucho animo y aqui estamos para lo que quieras!!
    Un abrazo.

  3. En momentos así las palabras no llegan a expresar los sentimientos.
    Un abrazo muy fuerte. Siente el cariño y el apoyo de nuestra amistad.
    Aunque el dolor sea intenso, piensa que Iñaki siempre estará dentro de tí.

  4. Querido Marco (alias Mikel):

    ¿Qué es la p… vida?: algo casi intangible como granos de arena que rápidamente se reparten entre los dedos cayendo al insondable infinito. Trabajaba en estas «alegres» reflexiones mientras me acordaba de mi padre, mi difunto e inolvidable padre, hoy a las 6:30 de la mañana en mi queridísimo «Txoko» donde pasan las horas de estudio, lecturas -incluidas las de tu fantástico cine- y también de ocio.

    Llego tarde: siento que contigo, con un día de retraso, llego como si hubiera pasado un mes. Y permíteme que -tú lo sabes- me considere un amigo tuyo. ¿Virtual?: sí, ¿y qué coño? La vida es lo suficientemente vertiginosa como para no saber «pegarse» a quien merece la pena. A quien te da calor. Tú me lo has dado de sobra en la época en que tuve el ictus cerebeloso maldito, también cuando murió mi padre…

    Me llamo Iñaki, también tengo un hermano del mismo nombre que tu querido amigo del cual he sido tocayo, de lo que me enorgullezco: recibe un abrazo y todos los ánimos que puede mi capacidad -es mucha, aunque a veces no lo sepa, tal vez sólo en momentos así lo sepamos-y huelga decir que cuentes conmigo para lo que quieras.

    Un abrazo Mikel. ÁNIMO.

  5. Efectivamente Javier, vértigo, vértigo e incertidumbre existencial… en este plano no alcanzo a entender y quiero saberlo, tal vez no sea el momento ni el lugar, quién sabe.

    Querido Epicuro MUCHAS GRACIAS POR TUS PALABRAS, y nunca te disculpes por la extensión escrita de tus sentimientos, apreciado Iñaki un fuerte abrazo amigo, GRANDE AMIGO EPICURO MUY GRANDE.

    Cuídate jefe

    Un abrazo para todos y seguimos girando en esta rueda de la vida.

  6. Precioso Mikel. Plasmas, con esa grandeza q te caracteriza, ese cariño, aprecio y admiración hacia Iñaki.

    Des de lo lejos te mando fuerzas.

    Besos, de esos míos, catalanes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *