Marcado por el odio

http://es.youtube.com/watch?v=Twi_BRP7kXk
Rabia, suge a borbotones por la indignación que rodea su mundo, un mundo injusto y real, la suerte le dió la espalda, entonces comprendió que el único camino era el del trabajo y la tenacidad, la lucha y el ímpetu. Él solo podía contra todo, contra todos, el viento era su enemigo, todo era amargo menos el convencimiento de que tenía que llegar hasta el final… solo su fe lo acompañó, solo su fe y ella, y entonces lo consiguió, y todos para siempre estuvimos orgullosos de él, pero lo que nunca supo es que alguien siempre lo estuvo. Fue el mejor porque quiso serlo, y se lo dedicó a los que siempre fueron los mejores pero sufrieron el anonimato de la pobreza y la humildad. Supo que realmente su triunfo fue el triunfo de sus verdaderos héroes. Los héroes que habitan a nuestro alrededor y que tatuaron en nuestra retina la palabra sacrificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *