El castañazo


El año que Luke Skywalker cogió su espada de luz, Newman agarró un stick mucho menos sofisticado pero casi igual que contundente 😀 , El castañazo, canto del cisne del cine soez, testosterónico (algunos hablaron que, si no a Hawks, al menos al eructo de Hawks le encantaría este film…) violento, grosero, noqueador, golpeador…poco recomendado para visionarlo en una reunión de catequistas, aunque seguro acabarían a carcajadas, es, a su manera, un film de culto.

Si alguien viaja a Quebec, Canadá, y menciona al hermoso vencido Reggie Dunlop, al macarra de terciopelo Ned Braden, al Killer Carlson, al peligroso Oggie Oglethorpe, a Hanrahan (el de la mujer «furcia lesbiana») o, sobre todo a los hermanos Hanson (esos clones de Joel Coen) aficionados al scalextrick y a las fracturas múltiples… posiblemente le paguen una barra libre de cerveza y le reciten párrafos enteros de guión en quebequés original (porque, por cierto, El Castañazo es una de las poquísimas películas que están dobladas en tan enfrascado dialecto 😕 ) Pero no sólo eso.
Numerosos aficionados le dedican regularmente páginas en Internet, existen unos cuantos equipos de Hockey con el nombre de los Cheftains (música celta aparte), no pocos piensan que esta es la mejor peli de Roy Hill (no lo creo así, teniendo en cuenta a «Dos hombres y un destino» o la inigualable «El golpe») las tácticas y estratagemas que utilizó la Universal para promocionar la cinta está en el decálogo de cómo publicitar cine.

Cierto que la cinta tiene el coeficiente intelectual de un armadillo, y que Newman la rodó para pagar facturas, pero en horas bajas puede resultar tremendamente divertida e irresistible. Como muy bien expresó en su día Roger Ebert del «Chicago Sun Times» : «La película va ha hacer que mucha gente se sienta feliz y que otra se enfade. Está llena de violencia, obscenidades y humor en igual proporción, La mayoría de la gente rie en el cine animando al equipo de tercera categoría, la otra mitad del público pide en taquilla que le devuelvan el dinero, simplemente genial.»
Lo más curioso que una peli tan «masculina» fue escrita por una mujer, Nancy Dowd. Su historia es curiosa y tuvo que recurrir al pseudónimo de «Morton» para escribir unos cuantos guiones «incómodos» o tan laureados como Gente corriente, de Redford. O un par de años antes El regreso, de Hall Ashby, con la que ganó un Oscar.

En fin, al menos Newman disfrutó ese año, 1977 de dicho film, lástima que poco despúes le esperaban años difíciles como la muerte de su Hijo Scott y lo que eso supone para un padre.

3 comentarios sobre “El castañazo”

  1. Gran película, repleta de momenticos más que entrañables: el himno nacional de 5 segundos, las «opiniones» de los aficionados cuando entrevistan al personaje interpretado por Newman en la radio y sobre todo las apelaciones de los Hanson a volver al «viejo hockey», tras su conversión al juego limpio.

    Alguna vez he leído que esta peli iba a ser la tercera colaboración de Newman y Redford, pero que éste acabó descolgándose del proyecto porque no estaba muy convencido y porque además no sabía patinar 😀 . Es una pena, porque Newman está muy sólo, y a años luz de los demás actores, pero aún así siempre es un placer ver pasear al capitán de los Chiefs por las calles de Charleston, embutido en esos abrigos setenteros de cuero.

    PD: Además, es absolutamente cierto: ¡Hanrahan, tu mujer es lesbiana! 😆 😆 😆

  2. Efectivamente Labrit, una pena la no colaboración de Redford, ¿Por qué no demonios aprendió a patinar? 😀 , sin duda un film entretenidísimo.

    El look setentero me encanta, y esas chupas son cañeras 8) , jeje ah y menudo equipo eh? vaya cuadrilla 😈

  3. Ayer me hizo gracia la arenga que les mete antes del partido en el que se pegan en el calentamiento:

    – Es su pista… es su hielo… y es su mierda de pueblo. Pero esta llena de nuestros seguidores que han venido aqui a vernos jugar

    Y los Hanson: chicos solo han venido seis, solo seis a por nosotros (en referencia a los policias que vienen a arrestarlos)

    Divertidisima. La chupa de cuero mola

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *