Marilyn Monroe, el mito.


Ojos tristes y sonrisa ingenua de respuestas inteligentes, quisieron que fueras tonta para no desviarse de las curvas de tus caderas, sinuosas y mortales. Morena en tus inicios y rubia para siempre, el Glamour dejó de tener sentido cuando se apagó tu caminar desorientado de faldas al vuelo de vientos invisibles. Saludas a las multitudes que desaparecieron de repente porque la soledad siempre te acompañó. Espontánea en tu cantar desafinado y fantástico, hipnotizas el pulso de mi escritura mientras observo tu pose genial y divertida de cabeza elevada hacia el estrellato de un cielo que siempre fue tuyo.

http://www.youtube.com/watch?v=bDUyc00RUCE

2 comentarios sobre “Marilyn Monroe, el mito.”

  1. Aprovecho que ya he regresado de un largo viaje (en que tuve tiempo de ojear este blog) y que acabo de ver su blog con más detenimiento, para felicitarle con sinceridad: estupendo para cinéfilos reconocidos (yo, lo reconozco).

    Si he de ser sincero, el vídeo que más me ha gustado (el gusto es muy subjetivo) es el de mi admirada Claudia Cardinale: incluido el buen gusto de la versión de José Feliciano del «Light My Fire» de los legendarios The Doors.

    Un saludo Marco y, de nuevo, enhorabuena por su buen gusto.

  2. [quote:baf47ae657=»Epicuro»]Aprovecho que ya he regresado de un largo viaje (en que tuve tiempo de ojear este blog) y que acabo de ver su blog con más detenimiento, para felicitarle con sinceridad: estupendo para cinéfilos reconocidos (yo, lo reconozco).

    Si he de ser sincero, el vídeo que más me ha gustado (el gusto es muy subjetivo) es el de mi admirada Claudia Cardinale: incluido el buen gusto de la versión de José Feliciano del «Light My Fire» de los legendarios The Doors.

    Un saludo Marco y, de nuevo, enhorabuena por su buen gusto.[/quote]

    Muchas gracias por su sinceridad y apoyo, la verdad que a todos nos emociona la sonrisa pícara que Claudia nos brinda, espero seguir provocando buenas sensaciones para los amantes del buen cine como usted. Seguire trabajando en ello.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *