Larga vida a Skolae

La derecha, tan autoritaria cuando gobierna, tira de freno de mano ante cualquier avance social

Dice Antena 3 que el “70% de los españoles pica con las fake news”, y que “estamos entre los más crédulos de Europa”. Y para demostrarlo, el pasado martes señalaba que “El Gobierno de Navarra censura canciones de Amaral, El Canto del Loco y Shakira por machistas”. La noticia corrió como la pólvora por Twitter, esa red social donde lo menos importante es la verdad. Entre otras cosas, porque cargos de UPN se encargaron de propagar la ficha del programa Skolae cortada por la mitad.

Y claro, muchos han picado. Entre ellos Dani Martín, del Canto del Loco, que leyó que estaba en una lista de machirulos y montó en cólera. “Ya era hora de que censurarais la canción. Vaya mierda de machista soy”, respondió con ironía en su cuenta personal. Un mensaje que generó miles de interactuaciones multiplicando la difusión de la noticia. “Viva la música por encima de las censuras, jamás nos callarán”, se sumó al carro Alejandro Sanz desde su cuenta de 19 millones de seguidores como quien se huele algo de pecado por cantar aquello de ‘Si no quieres flamenquito, no toques las palmas’. Poesía pura e inocente.

La cosa fue subiendo de tono de la mano de quienes escuchan campanas en Alsasua y creen saberlo todo. “El Gobierno navarro está a un par de censuras más de colorear las mejillas del No-Do de puro rubor. Qué manera de involucionar”, apuntaba Jorge Bustos, jefe de Opinión de El Mundo. “Hace 80 años, los mocetones de Navarra salían alegres a matar rojos en la santa cruzada. Ahora, sus descendientes prefieren métodos más suaves para ponernos firmes”, apuntaba el periodista musical Diego Manrique dando muestra de lo bien que conocen esta tierra en Madrid.

Luego salió el Gobierno de Navarra a decir que aquello no era verdad. Que de lo único que se trata es de debatir en clase estereotipos que no son precisamente constructivos. Que la ficha que de forma parcial se ha difundido por internet no es para los alumnos sino para los profesores. Y que el único objetivo es que los chavales entiendan que a las chicas no les gusta que les mientan, las encadenen ni que las hagan suyas hasta que mueran de dolor, por mucho que así lo canten David Bisbal y Elena Gadel.

Primera victoria de Skolae

Pero qué más dará. Durante unas horas se montó un debate nacional sobre si lo que dicen las letras de algunas canciones que escuchamos sin reflexionar son inocuas o fomentan un amor posesivo que algunos adolescentes luego se toman al pie de la letra. En ocasiones además con consecuencias trágicas. Más o menos lo que el Departamento de Educación quiere hacer en las aulas, y que no deja de ser un primer éxito del programa Skolae, que va camino de convertirse en un referente académico en todo el Estado gracias a la campaña de acoso y desprestigio a la que le está sometiendo quienes ya se opusieron al divorcio, al aborto o al matrimonio homosexual.

Por suerte para el Gobierno de Navarra, en esta jungla de las redes sociales hay quien se encarga en filtrar lo verdadero de lo falso. Y esta vez saltaron todas las alarmas. “Ojo, fake news (noticia falsa)”, denunciaron diversos medios de ámbito nacional como Público o La Sexta. Telecinco sacó el debate a la calle con un interesante contraste de opiniones y hasta Antena 3 dio aire al desmentido, aunque esta vez tuvo una difusión notablemente inferior. Que la verdad es más aburrida que el escándalo.

Y si no, ya están UPN y PP para empujar la bola de mierda hasta donde se pueda. Que en la oposición, como con el cerdo, se aprovecha todo. También las políticas de igualdad que van má allá de la pancarta y el eslogan fácil. Así que para Ana Beltrán, “querer ver machismo y sexismo en canciones de amor es una visión retorcida de la realidad”, porque lo que el Gobierno de Navarra quiere de verdad es “adoctrinar e imponer la ideología de genero para hacer un mundo a imagen y semejanza de unos postulados feministas”. Postulados feministas, horror.

Más indignado aún saltó el presidente de UPN, chulo chulo mi Pirulo, a decir que “el Gobierno no es nadie para decir en clase qué canciones escuchar”. Porque para eso ya están Gran Hermano, Sálvame y el reguetón, que son más de fiar que este Gobierno de rojos y separatistas que busca la destrucción de Navarra. “La censura se queda corta con este Gobierno que ya pretende decirnos qué canciones escuchar y cuáles no”, denuncia Esparza, que en su intento por contentar al electorado más cavernícola se ha enredado en la polémica como un principiante.

Porque Skolae es posiblemente una de las mejores aportaciones que el Gobierno cuatripartito ha hecho a Navarra, afrontando sin complejos y desde la raíz un problema social grave. Combatiendo desde la reflexión en las aulas los estereotipos que difunden la publicidad, la ficción o la música. Pero, sobre todo, porque ha servido para retratar al personal. A una derecha muy autoritaria cuando gobierna, pero que se vuelve anarquista en cuanto pierde el poder. Y que tira de freno de mano ante cualquier avance social.

Como cuando Aznar se reveló ante la Dirección General de Tráfico porque no le dejaba conducir bebiendo vino. “Las copas que yo tengo o no tengo que beber, déjame que las beba tranquilamente”, que decía el jodido. Pues sí, amigo, para eso está el Gobierno. Para que no atropelles a nadie y para que vacunes a tus hijos. Contra el sarampión y contra el machismo, mucho más arraigado de lo que queremos creer.

Larga vida a Skolae.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *