Campeonato mundial de patetismo

Alsasua acoge el próximo domingo la final del ‘trofeo hijos de Aznar’. PP, Ciudadanos y Vox se disputan la copa al partido más ultraespañol

Una de las ventajas que para la derecha española ha tenido la moción de censura de Pedro Sánchez ha sido la vuelta de Aznar. El expresidente ha aprovechado sus años de ostracismo en el PP para formarse en las nuevas corrientes del populismo facha que recorren el planeta, y enterrado ya su viaje al centro de los años 90 ha llegado a la conclusión de que para ganar votos “hay que hablar sin complejos”. Lo que traducido a la política española significar llenar tus discursos de tonterías del nivel de “sin el PP España no sería lo que ha sido en los últimos cinco siglos”, que dijo ayer Pablo Casado.

Y en esto España es una potencia mundial. No hay más que ver el filón que ha dado Navarra en solo tres años de cambio. El problema es que con tanto ímpetu el nivel a veces es demasiado alto, y la competencia en ese rincón extremo de la escala ideológica está siendo reñida. Porque a la pugna PP-Ciudadanos por ver quién suelta la mayor barbaridad se le ha sumado Vox, que complejos tiene pocos y más a la derecha solo la pared.

Así que para desempatar se han montado el Trofeo Hijos de Aznar para ver quién es el más español, apostólico y de derechas, y cuya final se jugará el próximo domingo en Alsasua. La sede la ha propuesto Albert Rivera, que se creía el cuñado favorito hasta que ha llegado Casado, y que para hacer méritos se traerá a Navarra su caravana de españolismo con la que va soltando soflamas patrióticas por los rincones del país. Porque “Alsasua es el símbolo del constitucionalista” y “hay que poner a cada uno en el lugar que corresponde”. Y como en la cárcel no entran todos los del pueblo, han optado por venir a decirles a la cara que son una panda de indeseables. A ver si hay suerte y alguien les dice algo para poder salir en el Telediario.

La juerga la han olido a kilómetros los de Vox, que más que de Aznar son de Dios, de Franco y de Santiago Bernabéu, pero que en estos barros se mueven como nadie, y allí que irán a montar el pollo por el bien de España. Lo que ha puesto de los nervios a Ana Beltrán, que también se ha sumado al carro para que no digan que el PP no apoya a la Guardia Civil, que Casado ya estuvo en Alsasua haciendo la pretemporada. Por si fuera poco el cuadro, las veces de árbitro las hará Fernando Savater, que después de enterrar a UPyD tiene mucho tiempo libre.

LA ELIMINACIÓN DE UPN
Lo del domingo promete, desde luego. Lamentablemente de la competición ha quedado eliminado UPN, que no le ha ido muy bien en las semifinales que se han jugado esta semana a cuenta de Skolae, el programa de educación en igualdad del Gobierno de Navarra que tiene a la derecha política, mediática y religiosa a rabiar.

Y ahí los de Esparza no han estado finos. Y eso que han corrido bien por la banda derecha jugando en ocasiones con el extremo, pero sin pasión. “Un Gobierno no puede decir cómo se tiene que educar a nuestros hijos”, ha denunciado UPN. Que en esto también puede dar lecciones porque estando en el Gobierno arrancaba las páginas de los libros de texto que no eran de su cuerda, e incluso emprendió una caza de brujas contra determinados profesores por motivos ideológicos.

Pero claro, la competencia es dura a esas alturas del troleo y no es fácil rivalizar con profesionales. “Esto es gravísimo, no se os ocurra poner vuestras sucias manos sobre nuestro hijos, degenerados”, avisa el líder de Vox en víspera de su visita a Navarra, que nos dice además que no va a permitir al Gobierno foral “convertir la escuela en un aterrador instrumento para la corrupción de menores. Skolae es un instrumento de secuestro ideológico de niños”, coincide el responsable del Foro de la Familia. “El siguiente paso es el robo legal de vuestros hijos por disidentes”, apunta la Liga Tradicionalista. Y claro, en un lugar donde se acusa al Gobierno de “fomentar la pederastia”, de “crear en Navarra un coto de caza para pedófilos” y hasta de “normalizar la pedofilia”, no es fácil salir campeón.

Al final, tantos años de frustración sexual acumulada te acaban ensuciando la mente. Y claro, han leído que “Barkos obligará a que todos los niños de 0 a 6 años tengan vivencias sexuales a través de juegos eróticos” y se han imaginado a los profesores en látex ensayando con sus hijos la masturbación colectiva. Y ya dijo Dios que esas cosas te dejan ciego o te mandan directamente al infierno. “Hasta tres años de prisión” vaticina un portavoz de la Concapa para los infieles que apliquen el programa educativo de igualdad.

Porque en el fondo la derecha, la navarra y la española, ha cogido el vicio de intentar desacreditar todo aquello que no controla. No se puede aguantar. Hasta el jefe de la Policía Nacional en Navarra en todo un alarde de patetismo tenía una cuenta de Twitter anónima para insultar al personal. Y como le han pillado ya no puede ir a dirigir la fiesta del domingo. Es una pena. Al menos deberían invitarle a hacer el saque de honor, que se lo ha ganado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *