Tentaciones a evitar

Hacía tiempo que no veíamos a Sarah Jessica Parker prodigarse por las salas de cine. Tras su discreto paso junto a Hugh Grant en la comedia “¿Qué fue de los Morgan?” no habíamos tenido la oportunidad de ver a la chica por excelencia de Sexo en Nueva York. Los encargados de traérnosla de nuevo han sido los mismos productores de “Malditos Bastardos” (The Weinstein Company). Y visto el resultado, se la podrían haber quedado por un buen tiempo.

Tentación en Manhattan (cuyo título en inglés es “I don’t know how she does it”) es un dramedy descafeinado y previsible sobre una madre de familia y mujer de negocios que hace verdaderos equilibrios para triunfar familiar y profesionalmente. El guión, dramáticamente soso, y los momentos edulcorados sólo parecen guardar un lugar para esta cinta en las sobremesas de sábado de Antena 3.

Los distribuidores, probablemente sabedores de que el resultado del filme no era para tirar cohetes, la han titulado “Tentación en Manhattan” con el fin de atraer a las audiencias sedientas de más capítulos de la “Sarayesi” (como se dice en cañí).

Pero no se dejen engañar. De Manhattan nada de nada; más bien Boston. Y de frenesí de “manolos” y cubatas todavía menos. Una tentación a evitar tanto para fans de la serie como para cualquiera con una opción mejor en taquilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*