Somewhere: en algún rincón de Los Ángeles

Sofia Coppola, la célebre hija de Francis Ford Coppola, acaba de estrenar su película Somewhere en los cines de España. Con un argumento del grosor de un folleto, la cinta es, como siempre, un difícil equilibrio entre lo minimalista y el tedio puro y duro. Así que si usted no es de los que acude al cine a reflexionar, no vaya a verla.

La película de Sofía Coppola es un conjunto de postales sobre la vida de un actor que se enfrenta al vértigo de un parón en su carrera y que termina encontrando en su hija la redención necesaria. Pero en mi opinión, el mayor logro de Coppola es haber recogido en sus planos la esencia escurridiza de Los Angeles. Yo viví un año y medio en esa ciudad, que dicen, está hecha del material de los sueños. Una urbe tan surrealista como la vida de Stephen Dorf, donde quizá por la estabilidad climática, se tiene la sensación de que el tiempo no pasa.

Los Angeles se me antoja una especie de limbo donde esperar la salvación de algún productor de cine. En las desesperadas miradas de las bailarinas de strip tease, en los silencios de la ciudad rotos por un descapotable o en los encuentros casuales en el hall del hotel Chateau Marmont, hay una gran parte de la vida de Los Angeles que Sofía Coppola ha recogido con acierto y maestría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *