Archivo

Archivo para junio, 2008

Los 50 errores de las mujeres en la cama

miércoles, 25 de junio de 2008 Sin comentarios

Hace un par de días publique un artículo sobre los 51 errores de los hombres en la cama. Recordamos que esto son las impresiones que recogió un consultor sexual. Este artículo no dejo indiferente a los hombres, así que fueron ellos en la web 20minutos los que elaboraron una lista de 50 errores de las mujeres en la cama.

Aquí os la dejo tal cual:

1- Hacerse de rogar: el sexo “no es un favor” para ellos.
2- Tumbarse y esperar que el hombre lo haga todo: algunos lo llaman
“ponerse en modo pasivo” o “síndrome del examinador de autoescuela”. Esto es cosa de dos.
3- La falta de iniciativa: es lo que más les molesta.
4- Hacerse una coleta ante de practicarle sexo oral: puedes cortarle el rollo.
5- Hacer daño con los dientes durante una felación: quizá no quiera volver a practicarlo.
6- No utilizar las manos durante la felación: le gusta sentir que juegas con ‘su cosita’.
7- Planificar cuándo y cómo hacerlo: darle fecha y hora le agobia. Déjate llevar y que surja el momento. No hay que tenerlo todo bajo control.
8- Decirle que apague la luz: hacerlo con la luz encendida no es pornográfico.
9- Fingir los orgasmos: las exageraciones se notan.
10- Meterle el dedo en el ano mientras eyacula: ¡Ni se te ocurra hacerlo sin preguntar! Seguramente no sepa interpretarlo, para él es terreno vedado.
11- Poner pegas con el sexo oral: él nunca lo haría.
12- No innovar: si no te abres a probar cosas nuevas se acabará cansando.
13- Los complejos: el “me siento fea” no les deja concentrarse. Si se acuesta contigo es porque le gustas.
14- Hacer comentarios que no vienen a cuento durante el coito: estar atenta a otras cosas como echar el pestillo de la puerta “denota falta de interés”.
15- El pudor:él no sabe lo que es eso. Suéltate un poco más.
16- Pensar que ciertas cosas sólo las hacen las prostitutas: no te reprimas. Si te apetece, todo vale.
17- Querer que te abrace demasiado: con un poco de cariño postcoital es suficiente.
18- Negarse, por decreto, a practicar el sexo anal: están hartos de que sea un mito y se les considere “enfermos” por proponerlo.
19- Calentarle para, al final, no hacer nada: si no te apetece es mejor que no empieces. No le dejes con la miel en los labios.
20- Preguntar si ‘está dentro’: sin comentarios. Su autoestima dejará de existir.
21- Agarrarle con fuerza la cabeza mientras te hace sexo oral: a ti tampoco te gusta. Le ahogas.
22- No tocarle: a él también le gustan las caricias.
23- Coger su pene con demasiada energía: no es una zambomba.
24- El ‘hoy me duele la cabeza’: un clásico. Cambia de excusa.
25- ‘Jugar’ con sus testículos sin delicadeza: no son de goma.
26- Quedarse dormida antes o durante el acto: la primera puede molestarle, pero con la segunda se va de casa.
27- No hacer “un esfuerzo” si terminas antes: tú lo tienes más fácil que él.
28- Ponerse a recoger todo nada más acabar: podéis hacerlo después.
29- Poner una toalla en el sofá para no manchar: si lo haces se sentirá cohibido.
30- No meterle mano: le gusta ver tu cara más atrevida. Lánzate.
31- No decirle cosas bonitas: dicen que “los piropos no se inventaron sólo para las mujeres” y que ellos también tienen “su corazoncito”.
32- Creer y decir que todos los hombres son iguales: evita las generalizaciones. No le puedes decir a tu pareja que es como los demás.
33- Pensar que siempre tiene ganas: él no es una máquina sexual. A veces no le apetece.
34- No quitarse los calcetines: vale que el invierno es frío, pero es poco sexy.
35- Los ‘pedos’ vaginales: eso es inevitable.
36- Castigar sin sexo: no lo utilices como arma arrojadiza o moneda de cambio en la pareja.
37- Comparar el tamaño de su pene con el de tus antiguas parejas: no lo hagas, aunque te lo pregunte.
38- No estar depilada: no quiere que te rasures para él, pero sí la marca del bikini como mínimo.
39- Irse un momento a hacer pis en mitad del acto: esto es como cuando te vas de viaje, hay que hacerlo antes.
40- Quitarse el maquillaje “durante un buen rato” antes de hacerlo: [b]conseguirás que pierda el interés o que se duerma.
[b]41- Tener cosquillas por todas partes:
al principio tiene gracia, pero luego desespera.
42- No usar lencería nueva: sobretodo si te la regala él. Un conjunto explosivo le dejará sin palabras. Olvídate de las bragas de dibujos animados.
43- No ponerle nunca el preservativo: ya se siente perjudicado respecto a ti por tener que ponérselo. Que no se sienta sólo en eso.
44- No comprar preservativos: él se los pone, pero os sirven a los dos.
45- Dar por supuesto que los pezones del hombre no sirven para nada: que no llamen la atención no quiere decir que sean de adorno.
46- No dejarle que te mire: él se excita viendo cómo disfrutas.
47- No decir lo que te gusta en la cama: pídele lo que te apetezca, no seas vergonzosa. Pónselo más fácil y saldrás ganando.
48-Poner mala cara o quedarse en silencio cuando eyacula demasiado rápido: peor se siente él. Ten paciencia, la emoción a veces juega malas pasadas.
49- Querer hablar por hablar después: si no es importante, déjalo.
50- Preguntarle qué ha sentido: ya lo sabes

¿Qué os parece?

Lógicamente tanto el artículo de los hombres como el de las mujeres son completamente subjetivos. Y cada uno puede estar de acuerdo o no con muchos de sus puntos. A pesar de ello no dejan de ser curiosos, graciosos y estaréis de acuerdo con muchos de ellos

😆 😆

Categories: Sin categoría Tags:

Sexo anal

martes, 24 de junio de 2008 2 comentarios

Si miramos en wikipedia esto es lo que pone sobre que es el sexo anal: “El sexo anal es una práctica sexual consistente en la introducción del pene o de un juguete sexual en el ano y el recto de la pareja. Otros términos sinónimos son «sodomía», «coito anal», «pedicación» o «enculada». Se conoce la existencia de esta práctica entre primates y cánidos, además de en seres humanos.
Es posible también que una mujer penetre analmente a un hombre o a otra mujer por medio de una prótesis, que comúnmente va sujeta a su pubis por medio de un arnés. Esta variante del sexo anal recibe el nombre de pegging.”

El sexo anal se remonta muy atrás en la historia de la humanidad, por ejemplo en Roma estaba prohibido realizar esta práctica entre dos ciudadanos romanos, pero si estaba permitido cuando era realizada entre un ciudadano romano y un exclavo/a. Podemos remontarnos más atrás y encontramos referencias al sexo anal en la biblia (capítulo 19 del libro del Génesis), el término sodomía procede de la ciudad Sodoma que el Dios Jehová destruyó por medio de una lluvia de fuego para castigarla por el pecado.

En muchas culturas el sexo anal es una práctica tabú, de hecho es considerada por muchos como antinatural y la mayoría de las religiones la condenan por ser infértil. Lo cierto es que actualmente es una práctica sexual que esta muy extendida entre los homosexuales y también entre las parejas heterosexuales. En el caso de parejas heterosexuales, son los hombres los que piden a sus parejas practicar sexo anal, hay estadísticas que dicen que el 75 % de los hombres les gusta practicar sexo anal con su pareja, mientras que sólo a un 23 % de las mujeres les atrae la idea de tener sexo anal con su pareja.

Muchas personas ven esta práctica como algo sucio o doloroso, además muchas mujeres pueden sentirse vejadas por el hecho de que existe un componente de dominación del hombre hacia la mujer. Como siempre es importante que las dos personas de la pareja estén de acuerdo a la hora de realizar el sexo anal, ya que si no lo más probable es que no se disfrute.

Lo cierto es que esta práctica si se siguen unas pautas y una preparación puede llegar a ser muy placentera para las dos partes, y ni mucho menos doloroso o sucio. Es muy importante preparar el ano, y las primeras veces tomarlo con mucha tranquilidad y tiempo. Aquí os dejamos algunos consejos para practicar el sexo anal:

-La higiene es muy importante, ya que en el ano existen muchas bacterias. Es recomendable lavar la zona.

-Utiliza siempre condón para evitar posibles contagios e infecciones que son muy comunes en esta práctica.

-La lubricación es fundamental. Comprar un lubricante de base acuosa para que no dañe el preservativo, aplicarlo desde el principio y en abundancia.

-La penetración tiene que ser lenta, empieza primero introduciendo uno de tus dedos muy poco a poco,

-Elegir una postura cómoda, en la que los dos os sintáis relajados.

-No intentes conseguir una penetración profunda las primeras veces.

-Si existe dolor en alguna de las dos partes, suspender el acto. Ya habrá mas oportunidades.

-Nunca pases del ano a la vagina con el pene, como hemos dicho en el ano existen muchas bacterias y podrías infectar a tu pareja. Lávate antes en profundidad.

Categories: Sin categoría Tags:

Los 51 errores de los hombres en la cama

lunes, 23 de junio de 2008 Sin comentarios

El famoso consultor sexual Rod Phillips de la página Sex and Relationships recopiló los 51 errores mas comunes que cometen los hombres en la cama. El blog Mimetis se ha encargado de traducirlo.

Que cada uno juzgue y vea si se siente identificado con ellos, tanto si eres hombre y los cometes o si eres mujer y los padeces 😆 . Algunos errores son tópicos, otros no tanto. Ahí van:

1- Ir directamente al tema.
Error bastante típico, lanzarse directamente al tema no es una buena idea. Acuerdate del dicho “las cosas de palacio van despacio”.

2- No saber cómo besarla.
Existen muchos tipos de besos, puedes besar suave, apasionadamente, con lengua, sin lengua… La clave esta en saber elegir el beso en cada momento. Así que ya sabes, aprende a distinguir momentos.

3- Ser demasiado brusco/rudo cuando tocas sus zonas erógenas.
Los hombres siempre se han caracterizado por ser un poco brutos (un tópico que no tiene porque ser verdad, habrá de todo digo yo). En cualquier caso, las mujeres no tienen porque ser así, por lo que trata con delicadeza las zonas erógenas de tu pareja.

4- No acariciarla.
Esto es básico, acaricia a tu pareja. La piel es una zona muy sensible, y puede resultar muy erótico. Nunca falles en este aspecto.

5- Engancharse a sus pezones como un recién nacido.
Hay maneras de hacerlo y hacerlo…Los pechos de la mujer son una zona de alto erotismo. Y los hombres por lo general tienden mucho a ella. Hazlo con delicadeza, y recuerda que no solo existe el pezón.

6- Morderle el lóbulo de la oreja porque crees que es sexy.
Puede que le guste, y puede que no le guste. De todas formas hazlo con cuidado y delicadeza.

7- Hacerle un chupetón en el cuello
No es algo muy recomendable. Es más de adolescentes.

8- No afeitarse antes del sexo.
Esta claro, la barba pincha, sobre todo la de dos o tres días. Así que ya sabes, afeitado mucho mejor.

9- No lavarte (en general y antes del sexo).
Esto no es solo para el sexo. La higiene es algo básico y necesario.

10- Olvidar que su cuerpo está esperando a ser tocado.
No hace falta llegar a la cama para comenzar las caricias… de hecho cualquier momento es un buen momento para tocarla sutilmente (o no tan sutilmente). A veces un roce de manos mientras camináis puede excitarla mucho más que las caricias premeditadas y evidentes.

11- Intentar meter tus dedos bajo su ropa interior antes de que esté preparada.
No hay que ser ansioso, las cosas a su tiempo, y poco a poco.

12- Tirar el condón al suelo.
Ensucia, y más si esta sin atar. Así que ya sabes, envuelvelo con algo y a la papelera. Nunca por la taza.

13- Ir directamente al clítoris durante el sexo oral o la masturbación.
Como ya comentamos en el artículo de las zonas erógenas femeninas, el cuerpo de la mujer va mucho mas allá de los pechos, clítoris… Por ejemplo, dedica algo de tiempo a la parte interior de los muslos, antes de llegar al clítoris. Esta es una zona muy sensible y seguro que le gustará.

14- Parar justo cuando ella no quiere que pares cueste lo que cueste.
A veces puede ocurrir que ella esté disfrutando tanto de la relación que se olvide por un momento de participar de forma activa… eso significa que lo estás haciendo bien, no que esté pensando en qué habrá para cenar.

15- Ser torpe al desnudarla.
Siempre hay zonas complicadas si no tienes mucha práctica, tú sigue excitándola que cuando llegue el momento preciso, ella te ayudará a quitarlo o se quitará la ropa ella misma.

16- Quitarte la ropa de forma ridícula.
Delante de ti hay una persona que estas intentando excitar, no rompas el momento.

17- Esperar que se depile su “cosita” para ti.
Es algo muy costoso, doloroso y además pica. Puedes comentárselo y explicar las razones, pero si ella dice no, tendrás que aceptar su decisión.

18- Meterle un dedo en la vagina antes de que esté preparada, listos, fuera!!

Si no esta suficientemente excitada puede ser molesto e incluso doloroso. Como ya hemso comentado antes, las cosas de palacio van despacio.

19- Atacar sin preguntar.
Recuerda que tienes que estar seguro de que ella quiera mantener relaciones contigo, no te lances así como así.

20- Intentar meterla a ciegas una y otra vez sin conseguirlo.
Si no encuentras la entrada, ella puede ayudarte.

21- Esperar hacer el amor con ella dándote la espalda.
Muchas mujeres pueden sentirse incomodas con esta postura. Coméntaselo antes y no intentes forzarle a ello si no quiere.

22- Empujar demasiado fuerte.
Es mejor empezar suave, e ir aumentando poco a poco, pero sin pasarse.

23- Correrse demasiado pronto.
Muchas veces, los hombres no somos capaces de controlarnos, a pesar de ello, hay muchas maneras de complacer a una mujer. Si terminas, no pares hasta que ella llegue al orgasmo. Recuerda que tu lengua y tus dedos pueden ser poderosas armas

24- No correrse o perder la erección al ponerse el condón.
En el primero pueden influir muchas cosas, y hay que ponerle remedio. El segundo suele darse cuando cuesta demasiado ponerlo, o nos descentramos.

25- Preguntarle “¿Te ha gustado?”
Estas cosas se ven, y no es necesario preguntarlo.

26- No darle sexo oral cuando lo está pidiendo a gritos.
El sexo oral es muy placentero para los dos. No dudes en darle sexo oral a tu chica.

27- Fallar en darle placer si te corres demasiado rápido.
Esta es repetida, y ya lo hemos comentado antes.

28- Intentar coaccionarla para que te haga sexo oral.
Si ella dice NO, es NO y punto.

29- Intentar forzar su cabeza mientras te practica sexo oral.
Esto puede ser muy desagradable y vegatorio. Mejor acariciale el pelo mientras lo hace

30- Sujetar su cabeza mientras te practica sexo oral.
Es similar a la anterior. Muchas veces vemos estas prácticas en el cine porno americano, lo que no significa que a las mujeres les guste.

31- Correrte en su boca sin haberle preguntado si está de acuerdo.
Estas cosas es mejor hablarlas antes. Nada de “sin avisar”.

32- Pensar que el porno tiene algo que ver con la vida real.
En el porno trabajan actores. Por lo que como habrás averiguado están actuando. Nada tiene que ver con la realidad.

33- Poner una película porno sin preguntarle.
Ver una película porno en pareja puede resultar muy excitante. Pero háblalo antes con ella.

34- Pedir perdón por el tamaño de tu pene.
Esta mejor ni la comentamos.

35- Responder sinceramente cuando te pregunta “¿cómo era tu última amante?”
Estos temas siempre son conflictivos en pareja. Recuerda que ella siempre es la mejor.

36- Preguntarle si quiere hacer un trío con otra chica.
Yo no lo veo un error, dependiendo en contexto y la situación en la que se pregunte. Y por supuesto la manera de preguntarlo.

37- Hacer que ella haga todo el trabajo.
Cambiar de posición de vez en cuando siempre es buena idea para pasarlo bien. No le digas siempre que se ponga ella encima u os estanquéis en una misma postura… imaginación!!

38- Intentar meterla por detrás “sin querer queriendo”
El sexo anal puede llegar a ser una práctica muy placentera para los dos. Recuerda que esto hay que hablarlo antes y estar los dos de acuerdo. Además las primeras veces hay que tomarse su tiempo.

39- Fotografiar o filmar vuestras relaciones sexuales.
Por supuesto que el hacerlo sin el consentimiento de tu pareja es algo horrible. Háblalo.

40- Caer en la misma rutina cada vez que lo hacéis.
La imaginación es básica para no caer en la rutina.

41- No mantener el romance.
Ser romántico (que no empalagoso) es algo fundamental en una relación. Mantén el romanticismo.

42- Abofetearle el culo sin saber si quiere jugar a ser dominada.
Lo mas probable es que acabes con una patada en tus partes.

43- Intentar hacerlo tal y como lo hacen en algún libro (o película).
Puede resultar divertido si lo habéis acordado, si no seguramente a ella no le gustará. Comunicación.

44- Jugar con su ano antes de que esté suficientemente excitada para que le guste.
Mientras estimulas su clítoris y tienes un dedo en su vagina quizá pienses que le podría gustar algo de jugueteo anal. Podrías usar tu dedo meñique para tocar suavemente su ano mientras que tu dedo índice juega con su punto G. Esto le encantará si está muy excitada o cerca del orgasmo… pero podría cortarle el rollo en caso contrario, hay que estar muy seguro de cuándo hacerlo.

45- Dejarla sorda gritándole al oído cuando te estás corriendo.
Sobran las palabras

46- Decir guarradas sin estar seguro de que a ella le gusta.
un poco de lenguaje picante puede ayudar, pero consentido.

47- Tumbarte sobre ella.
Intenta no dejar todo tu peso sobre ella, ayúdate de tus brazos

48- Eyacular sobre ella sin preguntarle.
Volvemos a repetir que es importante preguntar antes.

49- Eyacular sin control.
Esta no se exactamente a que se refiere.

50- No tenerla un ratito entre tus brazos después del sexo.
Todo no se acaba después de eyacular. Abrázala, bésala, acaríciala…

51- No limpiar después del sexo.
Un poco de orden y limpieza después del sexo nunca viene mal.

Categories: Sin categoría Tags:

El placer del sexo oral

viernes, 20 de junio de 2008 Sin comentarios

El sexo oral tal y como nos cuenta wikipedia es una práctica sexual en la que se estimulan los órganos genitales con los labios y la lengua.

Esta considerada como una de las prácticas mas placenteras tanto para hombre como para mujeres y a diferencia del sexo anal (sobre el que hay mas reticencias) tiene muchísima aceptación social. Aunque parece ser que los hombres son mas reacios a practicarlo. (hombres hay que cambiar eso 😉 )

Cuando el sexo oral es practicado por la mujer hacia el hombre se le define como felación, cuando es practicado a la inversa, del hombre a la mujer se le llama cunnilingus. Las dos tienen sus técnicas y posturas (las cuales también aparecen en el kamasutra) como el famoso 69. En próximos artículos desarrollaremos las dos prácticas por separado con diferentes técnicas y consejos para sorprender a nuestras parejas.

El éxito del placer del sexo oral reside en la boca y la lengua ya que la sensación húmeda y caliente de nuestra boca hace las delicias del pene y el clítoris, a su vez la lengua es un músculo blando y que podemos controlar sus movimientos a la perfección lo que hace que se convierta en el mejor vibrador Además esta practica nos aleja un poco de la convencional penetración lo que la hace muy atractiva.

Por último cabe recordar que el sexo oral es una práctica de riesgo, por lo que si no conoces a tu pareja es necesario usar algún método de protección para no contraer ETS/Sida ya que hay contacto con el líquido preseminal, con el semen y con la mucosa vaginal. El preservativo puede ser usado tanto para la felación como para el cunnilingus, para esta última podemos cortarlo consiguiendo una lámina que se puede colocar sobre la vulva. También existen parches de látex para esta práctica.

Como ya he comentado, en próximos artículos desarrollaremos un poco más cada práctica con todos sus secretos. 😉

Categories: Sin categoría Tags:

Sexo durante la menstruación

miércoles, 18 de junio de 2008 Sin comentarios

En la antigüedad la menstruación se veía como algo malo y nocivo, de hecho se llego a creer que secaba las cosechas, cortaba la mayonesa e incluso en algunas culturas las mujeres que están con la menstruación no salen a la calle o van tapadas enteras.

Es más, actualmente también existen diferentes mitos falsos sobre este tema. Sin embargo médicos y ginecólogos no ven ningún inconveniente en que haya relaciones sexuales durante la menstruación, el hacerlo o no es una decisión de pareja.

Las razones más comunes por las que muchas parejas deciden retrasar los encuentros sexuales durante la menstruación suelen ser incomodidad por la sensación de menor higiene, el olor que puede acarrear la regla, dolores y malestar que sufren las mujeres durante este periodo, miedo a infecciones (algo que como ya hemos comentado es totalmente falso) y creencias sobre que la regla puede afectar al aparato reproductor femenino (algo que es falso también).

Cabe recordar que durante la menstruación existe riesgo de embarazo, por lo que es necesario usar algún método anticonceptivo si se quiere evitarlo. Y por supuesto no hay que olvidarse de las ETS/Sida, usa preservativo para protegerte de ellas, ya que durante la menstruación también puedes infectarte.

Como hemos dicho relaciones sexuales y menstruación son compatibles, y cada pareja decide hasta donde quiere llegar. Es completamente respetable que se opte por no tener relaciones en este periodo, son muchas las parejas que no llegan a la penetración y están completamente satisfechas con besos, caricias, abrazos…

Con un mínimo de higiene (un excitante ducha en pareja puede ayudar por ejemplo) y si no existe dolores menstruales o algún tipo de infección se puede disfrutar perfectamente del sexo durante la menstruación. La decisión está en vuestras manos.

Categories: Sin categoría Tags:

1 semanita!

martes, 10 de junio de 2008 2 comentarios

Después de una semana hablando de sexo y sexualidad en este blog no puedo mostrar mas que mi satisfacción por la acogida que ha tenido. Mas de 10.000 visitas en una semana! 😀

Seguiremos abordando temas de sexualidad a diario en el blog, recordad que podéis comentarme y sugerir cualquier tema que os gustaría que se hablara aquí. Además de que podéis dar vuestra opinión sobre los artículos y vuestra crítica por supuesto.

Ahora por motivos de fuerza mayor voy a estar sin internet una semana 🙁 . Pero el miércoles que viene volveré a estar activo. 😉

Pasar buena sexmana!

Categories: Sin categoría Tags:

Disfunción eréctil

martes, 10 de junio de 2008 Sin comentarios

La disfunción eréctil, conocida popularmente como impotencia, es la imposibilidad de mantener una erección para llevar a cabo una relación sexual. En muchas ocasiones, esta disfunción puede aparecer como problema temporal, y no llega a necesitar tratamiento para tratarla. Pero puede suceder que se haga frecuente, por lo que es importante acudir al médico o especialista.

Las causas de dicha disfución pueden deberse a problemas psicológicos y también a problemas físicos como el hecho de haber padecido diabetes, enfermedades del riñón, esclerosis múltiple, enfermedades vasculares o que en algún momento halla sido dañada la circulación de sangre por el pene. También algunos medicamentos, drogas, alcohol y tabaco pueden crear problemas de erección.

La disfución eréctil puede ser tratada a cualquier edad. Antes los hombres que la padecían intentaban ocultarlo porque podían ver dañada su hombría, pero actualmente los hombres que han buscado ayuda han aumentando, pudiendo volver a su actividad sexual normal puesto que hay tratamientos muy efectivos para combatirla. Se pueden encontrar tratamientos en forma de medicamentos y también quirúrgicos, para ello debes acudir a tu médico y el evaluará cual es el más recomendado para ti. Aquí están algunos de los mas utilizados:

  • Cambiar hábitos de vida: Muchas veces la DE puede tratarse eliminando hábitos que pueden provocar la DE como fumar, beber o exceso de consumo de grasas . También suele ser recomendable realizar algo de ejercicio y aprender a relajarse.
  • Medicamentos orales: La viagra es el medicamento que mejores resultados ha obtenido en el tratamiento de la DE. Un medicamento de sobra conocido por todos. Recuerda que debe ser el médico el que te recomiende usarlo y que por internet se venden muchos falsos medicamentos, por lo cual no es una buena vía para obtenerlos.
  • Terapia transuretral y de inyección. Consiste en la inyección de medicamentos en el tejido eréctil, para relajar los músculos lisos del pene y permitir que pueda tener lugar la erección
  • Prótesis: por medio de una operación, se introduce una prótesis en el interior del pene.
  • Cirugía: En casos en los que existen problemas vasculares, solo se usa en el caso de que existan trastornos en arterias y venas

Muchas veces estos tratamientos se acompañan de ayuda psicológica porque para muchos hombres supone un trauma tener problemas de erección.

Como siempre es recomendable acudir a tu médico cuando creas que padeces algún tipo de disfunción, el te ayudará, analizará las causas y recomendará cual es el tratamiento mas adecuado para ti.

Categories: Sin categoría Tags:

Zonas erógenas femeninas

lunes, 9 de junio de 2008 Sin comentarios

Muchas veces los hombres se centran a la hora de mantener encuentros sexuales en las zonas erógenas más visibles de la mujer, como pueden ser los pechos, el culo o directamente la vulva o vagina. Pero las zonas erógenas femeninas van mucho mas allá, puedes hacer que tu pareja alcance el placer acariciando, mimando o rozando muchas otras zonas de su cuerpo.

Realizar un masaje en la cabeza, acariciar sus cabellos hará que la mujer se olvide de todo y se relaje.

El cuello es una zona de alto erotismo, besa su cuello, pequeños mordiscos también pueden ayudar, acércate poco a poco con tu boca a sus orejas y verás como se derrite ante ti.

Ni que decir tiene que la boca es otra de esas zonas importantes, los labios tienen una alta sensibilidad. Bésala , empieza lentamente, alternando entre un labio y otro. Humedece tus labios y haz que vuestras lenguas se junten. Los besos tienen una gran importancia en la sexualidad de la pareja.

La espalada tiene cantidad de terminaciones nerviosas. Aprovecha y dale un masaje, puedes usar alguna crema o aceite aromatizado para despertar vuestros sentidos. Recuerda que no solo puedes dar masajes con tus manos, aprovecha tu cuerpo, tu pecho. También puedes usar objetos como plumas ect… Ninguna mujer podrá resistirse a un masaje lleno de erotismo en la espalda.

Si bajas poco a poco llegarás a los muslos, bésalos y acarícialos con suavidad. Esta zona es altamente sensible, sobre todo la zona interior de estos. Aprovéchalo y haz que disfrute al máximo acercándote poco a poco a sus zonas mas sexuales.

Además de estas existen otras muchas que podrás descubrir junto a tu pareja (pies, tobillos, abdomen, muñecas…). El gusto de las mujeres no es universal, así que ¡disfrutar explorando juntos!

Categories: Sin categoría Tags:

Bolas chinas

viernes, 6 de junio de 2008 Sin comentarios

Las bolas chinas, como su propio nombre indica, tienen su origen en la antigua China. Las Geishas las utilizaban para preparar su encuentro con los hombres (que volvían de la guerra) y así estar siempre listas para complacerles.

Por lo general son dos bolas, unidas por un cordón, que en su interior tienen otra bola mas pequeña. Estas bolas se introducen en la vagina y cuando la mujer anda, camina, se levanta, sube escaleras… chocan entre si proporcionando estimulación y sensación de placer. Con ello se consigue que la vagina se dilate, sensación de bienestar que hace a la mujer sentirse mejor y más animada y aumenta la lubricación natural. Incluso pueden llegar a estimular tu punto G obteniendo orgasmos muy placenteros.

Además estas bolas también tienen su función terapéutica, puesto que los médicos las recomiendan cuando la mujer padece algún tipo de incontinencia urinaria, ya que refuerzan el músculo de la vagina.

Actualmente en el mercado existen multitud de variantes de bolas chinas, podemos encontrar vaginales, anales, con diferentes formas y texturas.. También existen con vibración e incluso con mando a distancia, lo que las hace muy divertidas para poder disfrutarlas en pareja.

En cuanto a las bolas chinas anales ni que decir tiene que sirven tanto para hombres como para mujeres. En concreto en los hombres puede llegar a ser muy placentero ya que si llegan a estimular el punto G masculino, el cual se ubica justo detrás de la próstata.

Como nota importante, se recomienda no llevarlas puestas más de dos horas seguidas, ya que podría producir algún trastorno sexual. Además es importante limpiarles antes y después de cada uso .

Piensa en lo divertido que puede convertirse realizar las tareas cotidianas, ir a la oficina o subir y bajar escaleras ( quizás no vuelvas a usar el ascensor ). 😉

Categories: Sin categoría Tags:

Píldora del día después

miércoles, 4 de junio de 2008 Sin comentarios

Lo primero y más importante es recalcar que esta pastilla solo debe ser usada en emergencias, y nunca como método anticonceptivo.

La píldora del día después (también llamada píldora del día siguiente, píldora postcoital o pastilla de emergencia) es un método anticonceptivo de emergencia. Esta pastilla debe ser usada en el caso de que halla habido relaciones sexuales sin protección o de que halla fallado el método anticonceptivo (por ejemplo la rotura del condón, o el olvido de la pastilla anticonceptiva mensual).

La píldora es efectiva si se toma antes de pasadas 72 horas de la penetración, aunque sus resultados son más efectivos si se toma 48 horas después. Su efectividad ronda el 98 %.

Esta píldora contiene una dosis de hormonas que evita la ovulación, la fecundación del óvulo y su implantación en el útero.

Esta píldora no está exenta de polémica porque mucha gente la ha considerado abortiva, pero esto no es así. La píldora del día después evita la gestación.

Si alguna vez tienes que recurrir a ella recuerda que tiene que ser bajo la supervisión de un médico, acude a un centro sanitario de urgencias y ellos te informarán de su uso y de los efectos secundarios (no es una pastilla que se pueda tomar a la ligera). Concretamente en Pamplona podrás encontrarla de manera gratuita en el hospital Virgen del camino o en los centros de atención a la mujer.

Categories: Sin categoría Tags: