El concepto de Europa en recesión

Viernes, 20 de Junio de 2008 Sin comentarios

No solo la economía europea se acerca a la recesión; también el concepto en sí de Europa. La no ratificación del Tratado de Lisboa por parte de Irlanda nos debe hacer pensar acerca del rumbo que estamos llevando. Cuando yo era pequeño, acogí la entrada de España en la Comunidad Económica Europea con gran ilusión por todas las ventajas que se nos prometían. Pocos años después acogí con igual ilusión el Tratado de Maastricht que prometía convertir una simple comunidad económica en un espacio social europeo. De hecho, parte de la convergencia de España con Europa es debida a los fondos de cohesión que el gobierno español de Felipe González supo defender con tesón; así que no es de extrañar que para mí y para muchos españoles, durante muchos años la idea de Europa ha estado asociada con el estado del bienestar.

Sin embargo, en los últimos años se viene dando la situación inversa: el europesimismo. Después de que el Consejo de Ministros de Trabajo de la UE haya aprobado la norma que permite la jornada laboral semanal de 65 horas, yo ya me he pasado al bando de los europesimistas. En la actual situación, tiene total sentido oponerse a un Tratado de Lisboa que convierte Europa en un espacio de liberalismo económico afiebrado.

Cierto es que las causas del no irlandés son variadas, pero no cabe duda de que una de ellas es la poca democratización de las instituciones europeas, y más allá de esto, el sentimiento muy generalizado de que esas instituciones no representan los intereses de los ciudadanos. La idea de que veintisiete jefes de gobierno o ministros deciden desde un vasto conglomerado burocrático el futuro de 497 millones de personas, y que lo que deciden suele estar determinado más por la idea de Europa como empresa multinacional que como confederación de países, es lo que está alejando cada vez más al ciudadano europeo de sus instituciones comunes.

Merece la pena leer este fragmento de la entrevista con Vaclav Havel el pasado 10 de septiembre de 2007:

Europa tiene que darse cuenta de que posee integridad y fuerza. Ha sido en suelo europeo donde se han pensado los derechos humanos, las libertades civiles, la democracia y el estado de derecho; ha sido desde aquí desde donde luego fueron comunicados a los cuatro vientos, a veces violentamente. Pero luego la propia Europa a menudo lo olvida y deja de practicarlos. Esta tendencia es algo que, por otra parte, puede contemplarse incluso hoy. Estoy pensando precisamente en la política de appeasement.

Si la Unión Europea se vuelve hacia sus propias raíces espirituales, no hay que temer por su futuro. Lo más triste sería que de la fantástica oportunidad histórica que supone la Unión Europea quedara sólo un montón de discusiones sobre la subida de los impuestos, las cuotas, las promociones y las aduanas. La Unión Europea no puede comportarse sólo como si fuera una gran agencia que da ayudas a sus estados miembros.

Creo que resume perfectamente el momento de crisis en el que se encuentra la Unión Europea. Puede aplicarse a las 65 horas, al internamiento de inmigrantes en campos de concentración durante 18 meses, etc.

Europa sigue oscilando entre el modelo de confederación, inestable al fin y al cabo, y el de una federación de estados, que es al que hay que tender. Sin embargo, los europeístas no queremos tender hacia una simple federación de mercados en la cual el papel de la unión europea sea el de mero desregulador. Los europeístas queremos que la Unión Europea sea la punta de lanza de la defensa de una forma de vida basada en el bienestar de las personas, en el respeto a los derechos humanos, etc. Todo eso es incompatible con las decisiones que se están adoptando en la UE y no debe aceptarse ningún tratado constitutivo que no enfoque correctamente los derechos de los ciudadanos.

Categories: Sin categoría Tags:

PSN para torpes: Guía de supervivencia para nuevos afiliado

Miércoles, 21 de Mayo de 2008 Sin comentarios

Parece que el PSN-PSOE tiene convocado un nuevo Congreso Regional para los días 27, 28 y 29 de junio. El sector crítico se ha quejado acerca de las fechas, y según dicen, los estatutos les dan la razón. Es una treta más de las que el aparato (esté quien esté) suele utilizar. Con ese nombre tan fálico se suele designar en los partidos a su dirección, que en los partidos de izquierda se hace llamar Comisión Ejecutiva, para que parezca que no mandan, sino que se limitan a ejecutar lo que les dice el congreso y el máximo órgano entre congresos, en este caso el Comité Regional. De la misma manera, el que corta el bacalao no se llama presidente, sino secretario general, por aquello de que teóricamente es un currela que tiene a bien sacrificarse en pro del proletariado.

La realidad es bien distinta a la teoría, y bien parecida a cualquier otro partido que no sea de izquierda.

En primer lugar, la Comisión Ejecutiva Regional convoca el congreso, y generalmente suele hacerlo con la aquiescencia de “Madrid” (lo cual tampoco deja en muy buen lugar en concepto de federalidad en el PSOE, pero esa es otra historia). Si se salta un poquito los estatutos, tampoco pasa nada porque como es la Ejecutiva, todo lo que hacen es con la mejor intención del mundo, no como los críticos, que siempre quieren sembrar la discordia y el mal para el partido. Por eso cualquier crítica al procedimiento siempre suele criticarse desde la dirección apelando a la unidad, una unidad cuyo contenido al parecer siempre determina la Ejecutiva, no los críticos.

Suelen pasar unos días y entonces o bien la Ejecutiva presenta su candidato oficial a la secretaría general o bien un miembro de la Ejecutiva (o aledaño) anuncia “por sorpresa” que se presenta por libre pero que le apoya la Ejecutiva (esta es la fórmula utilizada esta vez por el aparato, al presentarse Roberto Jiménez como candidato). Para entonces, resulta que el candidato “oficial” ya se ha trabajado unas cuantas agrupaciones, porque ya sabía que se iba a presentar incluso antes de ser convocado el congreso, y sabía en qué fechas iba a ser el congreso.

Comienzan a celebrarse las asambleas para elegir los delegados que van a ir al congreso. Normalmente, el que no tiene una opinión muy formada, vota a la lista que defiende al candidato “oficial” porque si es el apoyado por la Ejecutiva, es que tiene que ser el que hay que votar, claro. Además hay algunos que tienen opiniones muy formadas a favor o en contra del candidato “oficial”. Los que están a favor, normalmente van a ser delegados y/o esperan que caiga para ellos algún puestillo en la Ejecutiva o en el Comité Regional, y los que están en contra ya están pensando apoyar a otro candidato que no sea el “oficial”, generalmente porque saben que a ellos el candidato “oficial” no los va a dejar en buen lugar si gana.

Entre tanta celebración de asambleas, en las cuales se llegan a ver caras que no se ven ni en el aperitivo gratuito del Día de la Rosa, suele haber quejas acerca de que a Fulanito no lo dejan votar porque es crítico y sin embargo a Menganito en tal agrupación sí, cuando ninguno de los dos está al corriente de pago. Presentar recursos por estas cosas por lo general es futil, más que nada porque todavía no se le ha ocurrido a mucha gente acudir directamente a la justicia ordinaria (la única que es algo justa, dicho sea de paso, porque la Comisión de Garantías del partido debería llamarse Comisión de Garantías para la Dirección).

Los delegados se eligen en listas cerradas y se agrupan por facciones, según apoyen a unos o a otros. Las ideas que sustentan estas facciones en realidad son irrelevantes, porque todos han dicho “digo” en un momento determinado y “Diego” en otro momento determinado. En realidad, lo importante es que uno apoya al que cree que si gana le conviene más, porque se caen mejor, porque le va a dar un puesto, etc.

Si una lista saca menos del 20% de los votos, no se come una rosca, de manera que así se aseguran de que solo los candidatos con grandes redes clientelistas puedan optar a ser el jefe del cotarro.

Después suele presentarse algún candidato adicional, que ya se veía que se iba a presentar, o no se sabía quién, pero se sabía que alguien iba a presentarse. En este caso, Amanda Acedo, y Jose Luis Úriz.

¡Ah! Se me olvidaba. El Comité Regional ha apoyado previamente la Ponencia Marco, que es la base documental sobre la cual se va a debatir la línea estratégica para los próximos años. Normalmente esto no le importa mucho a la gente, y lo que hacen es elegir antes una comisión de pocas personas para que hagan copy & paste de otras ponencias anteriores y lo actualicen un poco según lo acaecido en los últimos años. Da igual, porque casi nadie se lo lee, y normalmente se aprueba lo que quiere la Ejecutiva, que así ya orienta un poco más por dónde tiene que ir el congreso.

Los afiliados pueden presentar enmiendas a la ponencia marco, y siempre hay alguno que lo hace, pero lo importante es que los críticos no pueden presentar una ponencia marco alternativa, sino que tienen que ir enmendando artículo por artículo todo lo que no les guste, que tiene que ser mucho, porque de lo contrario, ¿para qué presentan un candidato alternativo? Son los delegados quienes finalmente tendrán que defender esas enmiendas si se han aprobado antes en las agrupaciones, aunque a veces no lo hacen porque están más entretenidos en los pasillos que en las interminables comisiones, diseñadas para que mientras tanto, los fontaneros de las facciones tengan tiempo de intrigar y comprar voluntades, que es lo que realmente se hace durante el congreso.

No daré muchos detalles (quizás lo haga un poco más en otro post) sobre cómo se elige la Ejecutiva, porque, honestamente, cuando yo estaba metido en política, nunca tuve la habilidad de intrigar y manipular, y tampoco sabía hacer la pelota y tratar a los demás como si estuviéramos en una cumbre de jefes de estado.

Esta es la historia de cómo un instrumento público teóricamente diseñado para canalizar la participación ciudadana democrática en pro de determinadas ideas, acaba finalmente en manos de una camarilla que actúa como si fuese propiedad suya.

Lo demás, ya lo iremos contando en su momento, como por ejemplo cómo se eligen las listas a los puestos realmente importantes, los de las elecciones.

Categories: Sin categoría Tags:

Hasta siempre, Carlos

Miércoles, 2 de Abril de 2008 Sin comentarios

Ayer estuve en el funeral de Carlos Chivite. Fui nada más salir de trabajar, y no pude entrar en la capilla ardiente, porque ya solamente dejaban pasar a altas autoridades. He de confesar de todas formas que no hubiera podido evitar emocionarme viendo el cuerpo de Carlos ya inerte.

A Carlos debí de conocerlo allá por los años 91-94 más o menos; no sabría precisar exactamente cuándo, aunque ya antes sabía de él a través de mi padre, que fue concejal de Cascante en la legislatura 1987-1991, y que por tanto coincidió con Carlos siendo éste alcalde de Cintruénigo y presidente de la Mancomunidad de Aguas de Cascante, Cintruénigo y Fitero. Ya entonces despuntaba su carisma, quizá no el de un líder de masas, sino el de un humanismo desbordante, una persona buena y honrada.

Cuando lo conocí, yo debía de estar haciendo mis primeros “pinitos” en el partido, a donde llegué a través de las Juventudes Socialistas.

Recuerdo perfectamente la buena noticia de su designación por Otano como candidato a diputado en 1996, que muchos recibimos como un impulso de renovación frente a la época pasada del urralburismo, pero sobre todo recuerdo los intensos momentos que pasé con él durante la lucha por la democracia interna del PSN, en la etapa de la Comisión Gestora surgida tras la dimisión de Javier Otano.

Siempre lo recordaré con su gran cartera llena de cuadernos y documentos, que llevaba de un lado para otro, llena de ideas de futuro. Incansable, siempre incansable, poniendo en la defensa de sus ideas más de lo que se puede llegar a poner, pero siempre con una actitud tolerante que muchos ya quisiéramos tener.

Recuerdo especialmente cuando estuvimos preparando el VI Congreso Regional, aquél que llevó a Lizarbe a la secretaría general. Recuerdo interminables sesiones en casa de Carlos redactando enmiendas para dar la vuelta a la Ponencia Marco como a un calcetín, cosa que efectivamente hicimos, repartiéndonos la tarea de defender los diferentes bloques.

Uno no se acuerda de los momentos malos cuando una persona querida se va, y sobre todo cuando se va de la manera que se ha ido, tan pronto, y después de una etapa política en la cual le ha tocado lidiar con problemas difíciles. Quizás al final Carlos se ha ido porque ponía demasiado de sí mismo al servicio del proyecto en el que creía, quién sabe.

Ayer lo despedimos una enorme cantidad de personas, todas con el gesto compungido, entristecidos por la desgracia de que una buena persona deje su existencia tan pronto. Por encima de todo está la persona, y la persona de Carlos Chivite es de las que deja un recuerdo imborrable.

Hasta siempre, Carlos.

Categories: Sin categoría Tags:

Cuatro años

Jueves, 21 de Febrero de 2008 Sin comentarios

Lo he estado pensando desde el pasado verano, cuando la decisión del PSOE de posibilitar la reelección de Miguel Sanz nos sumió a muchos en un estado de rabia y decepción.

Es más, durante un tiempo he pensado que igual daba PSOE que PP, porque de todas formas, a los navarros nos afectan más las políticas regionales que las nacionales, y fíjense lo que hizo el PSN (aunque después Nafarroa Bai también nos ha traicionado a los progresistas, insistiendo más en su raíces nacionalistas y alejando por tanto las posibilidades de un gobierno de progreso).

Sigo pensando además que la política económica del PSOE es bastante parecida a la del PP, que el PSOE no ha hecho lo suficiente en materia de vivienda, que no ha tenido reflejos como para evitar la burbuja inmobiliaria que nos ha puesto de cara a una posible crisis económica.

Sin embargo, me niego a que gobierne el PP, que se ha pasado cuatro años produciéndome estrés cada vez que leía el periódico, escuchaba la radio o veía la televisión. Cuatro años negando el pan y la sal a un gobierno legítimo que ellos no veían como tal. Cuatro años acusando veladamente al PSOE de haber organizado los atentados del 11-M. Cuatro años acusando abiertamente al PSOE de haber cedido ante ETA, o sea, cuatro años rompiendo el consenso antiterrorista. Cuatro años poniendo todas las piedras posibles en el camino de la paz por el simple hecho de que no eran ellos quienes estaban en el camino de conseguirlo. Cuatro años intentando que los homosexuales no pudieran casarse, y si lo conseguían, que no se llamara matrimonio, y que no pudieran adoptar niños. Cuatro años con una Asociación de Víctimas del Terrorismo entregada a la ultraderecha. Cuatro años defendiendo una España que ya no existe, la de una moral religiosa franquista que vuelve a defender la Conferencia Episcopal, cuatro años posicionándose contra el laicismo del Estado. Cuatro años tratando de impedir que se rindiera homenaje póstumo a personas como el hermano de mi abuela, fusilado a la edad de 15 años simplemente por ser de familia de “rojos”.

Una vez más, voy a votar al PSOE para que no gobierne el PP, es decir, mi voto para el Congreso de los Diputados va a ser para Moscoso y compañía.

Categories: Sin categoría Tags:

La hoguera de las vanidades

Jueves, 31 de Enero de 2008 Sin comentarios

Las hogueras de las vanidades eran acontecimientos públicos durante los cuales se quemaban todo tipo de objetos de vanidad (espejos, maquillajes, vestidos refinados, etc) e incluso libros prohibidos como inmorales.

La más famosa de ellas ocurrió el 7 de febrero de 1497 durante el martes de carnaval en Florencia.

De ahí toma el título el libro de Tom Wolfe, que más tarde sería adaptado al cine por Brian de Palma, en la conocida película protagonizada por Tom Hanks, Melanie Griffith y Bruce Willis.

En la historia de Wolfe, un acaudalado yuppie, Sherman McCoy, tiene un romance con una mujer que acaba atropellando a un negro en el Bronx después de equivocarse de salida de la autopista. McCoy carga con la culpa, y lo que parecía ser un caso “rutinario” es espoleado por los medios de comunicación y un reverendo fanático de la causa negra, poniendo a McCoy en la picota.

Se me ocurren algunas similitudes con lo que estos días le está pasando a Tomás Delgado Bartolomé, el conductor del Audi A8 que atropelló al joven Enaitz Iriondo.

Antes de nada quiero dejar clara mi profunda tristeza por la muerte de Enaitz, y me solidarizo con lo mal que lo tienen que estar pasando los padres. Sin duda, sobrevivir a un hijo es lo peor que les puede tocar vivir.

Sin embargo, no seré yo quien se posicione a favor de nadie, porque prefiero autocensurarme para evitar la cólera ciudadana.

En los medios de comunicación no han abundado los detalles sobre el accidente, y en un ejercicio de comunicación sensacionalista, se ha proyectado la idea de “conductor borracho y con gran exceso de velocidad mata a un joven ciclista que iba a un camping, y después pide indemnización a los padres de la víctima”.

Aparentemente, todo el show mediático tiene origen en un blog que hace unos meses recoge la noticia de un medio de comunicación local acerca de la demanda que Tomás Delgado Bartolomé interpone contra los padres de Enaitz Iriondo por los daños de su Audi A8. El post de dicho blog asciende a la portada de Meneame.net, y ya entonces recibe múltiples comentarios mayoritariamente en el mismo sentido. La demanda se interpone después de que los padres de Enaitz Iriondo recibieran 33000 euros de la aseguradora de Tomás Delgado, asumiendo parte de culpa de su asegurado, pero sin que Tomás Delgado hubiera recibido cantidad alguna en concepto de daños del vehículo.

Posteriormente, cuando va a llegar la vista judicial por la demanda, el asunto vuelve a portada de Meneame.net, en defensa de la postura de los padres.

Es ahí donde entran en juego los medios de comunicación de masas nacionales, que desde hace algún tiempo han descubierto en Meneame.net una inagotable fuente de noticias (no siempre contrastadas).

El asunto inunda los noticiarios de prensa, radio y televisión. Tomás Delgado es entrevistado en televisión para dar su punto de vista y aclara que esperó hasta el último día de plazo, que él también ha sufrido lo suyo y que la demanda contra los padres es un requisito legal necesario para poder demandar a la aseguradora y obtener la indemnización por daños solicitada.

Las opiniones en Internet bullen contra Tomás Delgado, e incluso en algunos blogs comienzan a aparecer datos personales tales como dos notificaciones de multas a través de boletines oficiales, y hay internautas que desvelan que hay un Tomás Delgado Bartolomé en Álava, buscando en las páginas amarillas. Mucha gente se manifiesta partidaria de emprenderla contra el Audi A8 mediante bates.

El conductor, ante la presión social y mediática, retira la demanda por temor a lo que le pueda pasar, y el fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja anuncia que van a volver a revisar el caso, para ver si se puede actuar penalmente contra el conductor, después de que la causa había sido archivada hace tiempo sin que los padres de Enaitz interpusieran recurso. El fiscal aduce que quizás no tuvieron en cuenta en su momento algunos aspectos y que quizás el atestado tiene fallos. Esto lo hace después de una reunión con el Fiscal Especial de Seguridad Vial, que llama al Fiscal de la Rioja alarmado por la dimensión que el caso ha alcanzado en los medios.

Según se puede leer por ahí (que no sé si es exacto o no), parece que los hechos más o menos fueron estos, según el atestado:
-Tomás Delgado iba por la carretera LR-111 a 113 km/h (según la huella de frenada) en un tramo señalizado a 90 km/h. Hay otra peritación realizada a partir de la huella de frenada, que asciende dicha velocidad a 174 km/h. Sin embargo, parece ser que el Audi A8 tenía el ABS desactivado, y no hay constatación de que esta peritación tenga eso en cuenta.
-Enaitz Iriondo se incorporó a la carretera LR-111 para llegar al camping que se encontraba al otro lado de la carretera.
-Era de noche.
-Había una señal de STOP, que se dice que Enaitz no respetó, o pensó que le daba tiempo a pasar.
-Enaitz no llevaba luz, ni llevaba ropa reflectante.
-Enaitz no llevaba casco.
-El control de alcoholemia practicado al conductor 90 minutos después dio 0,15 mg /l en aire espirado, por debajo del límite de 0,25 mg/l.
-Tomás Delgado dice que esa tasa es debida a una bebida que le trajeron mientras esperaba después del accidente (lo cual podemos creer o no).

Los hechos comprobados dieron lugar a no considerar actuaciones penales contra Tomás Delgado en su día, y parece que el revulsivo de la agitación mediática y social tiene origen no en el accidente, sino en el hecho de que Tomás Delgado demande a los padres de Enaitz por los daños de su Audi A8.

Imaginemos que en lugar de un Audi A8 fuera la única furgoneta de reparto de un panadero que va a 113 km/h en un tramo de 90 km /h (¿quién no lo ha hecho alguna vez?) Si va con algo de exceso de velocidad y ha bebido algo, es evidente que le resta reflejos para reaccionar. Si el ciclista no llevaba ningún elemento de protección pasiva (casco, luz, ropa reflectante), también las posibilidades de reaccionar del conductor se reducen ante una incorporación del ciclista a la carretera.

En tal caso, y aun cuando parte de la culpa (y no toda) sea del panadero, ¿no tendrá derecho a luchar por su indemnización por daños de su vehículo?

Mientras escribo todas estas palabras, me tiemblan los dedos ante la posibilidad de que esté dando por supuesto algo que no es así (yo no he tenido acceso directo a ninguna información tal como el atestado), o que esté dando a entender algo que no quiero dar a entender. Sin embargo, me horroriza lo seguros que se han mostrado muchos activos internautas y los medios de comunicación al condenar moralmente a Tomás Delgado.

Me horroriza que haya tanta gente incapaz de diferenciar la responsabilidad penal (si la hay) de la responsabilidad civil. Me horroriza que haya tanta gente que tenga el automatismo mental de “si el coche ha acabado con la vida del ciclista, la culpa era exclusivamente del coche”. Me horroriza pensar que no tienen la más mínima duda.

Me horroriza que en este país los fiscales trabajen a golpe de titular de prensa, por alarma social y que nadie le eche en cara al fiscal el trabajo mal hecho anteriormente después de que éste reconozca que pudo haber fallos en las diligencias penales iniciales.

Me horroriza que los ciclistas no estén obligados a contratar una póliza de responsabilidad civil ante accidentes.

Para finalizar, reitero una vez más mi tristeza por la muerte de Enaitz Iriondo, muerte que sus padres nunca superarán. Vivirán con ello, pero nunca lo superarán.

Categories: Sin categoría Tags:

Pensando en las Generales

Domingo, 30 de Diciembre de 2007 Sin comentarios

El 9 de marzo de las Elecciones Generales ya está a la vuelta de la esquina. Ayer sábado 29 de diciembre, el PSN aprobó sus candidaturas a estas próximas elecciones.

Francamente, las personas que el PSN ponga no van a afectar a mi decisión de voto. Reconozco que Juan Moscoso es una persona bastante capacitada para el puesto, aunque lo conozco poco personalmente. El resto de los integrantes me son harto conocidos, y supongo que eso es algo inevitable.

Carlos Chivite repite de nuevo como candidato al Senado, por lo que es seguro que obtendrá su escaño, ya que el sistema mayoritario suele producir el resultado de que la lista más votada tiene 3 senadores y la siguiente más votada 1, todo ello debido a que la grandísima mayoría de votantes marca las 3 cruces en los candidatos del mismo partido. De 1996 a 2000, Carlos Chivite fue diputado, y desde 2000 a 2008, viene siendo senador, lo que previsiblemente será alargado hasta 2012. Chivite disponía de una patente de corso que le garantizaba su presencia una vez más, después del escarnio social (y también interno) al que se vio sometido por la negativa de Ferraz a aceptar un pacto con NaBai.

Lo curioso es que meses después de aquel fallido intento de gobierno alternativo, el comportamiento de cada grupo en el Parlamento de Navarra es bastante clarificador (y supongo que con lo que voy a decir es más difícil que me pongan en la portada de la edición digital de “Diario de Noticias”, ya que no es un secreto que parece el boletín oficial de NaBai).

UPN basó su actuación de la legislatura pasada (y parte de la anterior) en denostar a aquellos afiliados que abogaban por el sempiterno entendimiento con el PSN como motor de estabilidad y progreso de Navarra. En este sentido, podemos decir que UPN sufrió un proceso de “pepización”. Los resultados electorales vinieron a colocar a cada cual en su sitio, y a UPN no le ha quedado más remedio que intentar el entendimiento con un PSN que sigue electoralmente debilitado.

Por otro lado, el PSN sembró con indecisión, y pagó las consecuencias de un cambio de escenario en relación con lo que parecía ser un proceso de paz. La gestión del nuevo escenario, con NaBai superando en votos al PSN pero con el alto el fuego de ETA abortado, hacía difícil para Ferraz apoyar el pacto.

Por otro lado, teníamos una NaBai que se presentó a las elecciones forales menos nacionalista vasca y más navarrista que nunca (y la cuestión es si más progresista que nunca o no). Sin embargo, en los meses subsiguientes NaBai ha vuelto al discurso tradicional del nacionalismo vasco navarro, y a muchos nos hace preguntarnos qué hubiera deparado un gobierno de NaBai con el PSN e IU. Sin embargo, nunca sabremos si precisamente la participación de NaBai en el gobierno hubiera moderado sus ansias nacionalistas, o por el contrario, ese gobierno de progreso se hubiera convertido en una continua tensión entre PSN y NaBai.

Lo más curioso es que a fecha de hoy, lo acontecido con el PSN y su negativa a intentar un gobierno de progreso ya simplemente me parece una chinita más. El PSOE se ha comprometido a no modificar por el momento la ley del aborto, a no seguir modificando las leyes educativas (¡por favor! ¿es que ya están contentos?), a apoyar el canon digital de la SGAE, ha acordado con la iglesia católica un sistema de financiación que es mucho más beneficioso para la iglesia de lo que racionalmente es aceptable, y sus propuestas económicas y fiscales no se diferencian mucho del PP, además de que en materia de vivienda no se ha logrado mejorar nada.

Por tanto, votar al PSOE no es ahora una de mis prioridades, y yo ansío un cambio de sistema electoral que no se va a producir porque no conviene a PSOE y PP, y que pudiera permitir un Congreso de los Diputados con varios partidos teniendo entre 30 y 50 escaños cada uno, y acordando gobiernos de coalición postelectoral. Así cada cual podría votar al partido cuyas propuestas representan mejor la idea de cada cual, obligando después a la concertación democrática de las propuestas más parecidas. Esta es mi carta a los reyes magos, que se acabe lo del “voto útil”, y que tengamos múltiples izquierdas, múltiples centros y múltiples derechas. Sin embargo, siempre me traen carbón.

Creo que me conformaré con votar a IU, que representa mejor mis ideas y hasta la fecha no ha tenido la ocasión de defraudarme, debido a que nunca gobierna.

Categories: Sin categoría Tags:

La clave de coacción en los cajeros automáticos

Miércoles, 10 de Octubre de 2007 Sin comentarios

Acabo de leer una noticia acerca de un joven que se vio privado de libertad y sometido a coacción durante una hora y media por unos sujetos que lo amenazaron hasta que les dio la clave de su tarjeta y comprobaron que la clave era correcta, sustrayéndole 600 euros (imagino que el máximo que le permitía la tarjeta por día). Puede leerse la noticia completa en http://www.diariosur.es/20071010/malaga/secuestran-joven-durante-hora-20071010.html

Al margen del debate sobre el incremento de la inseguridad ciudadana, etc… ¿Cuándo van a implantar las entidades bancarias la clave de coacción en las tarjetas de débito o crédito?

Por si alguien no lo sabe, la clave de coacción es simplemente otro código PIN diferente, elegible también por el usuario, y que por tanto es indistinguible del verdadero para un atacante. En caso de coacción, el usuario puede darle al atracador el código de coacción en lugar del verdadero, y la sesión dentro del cajero automático permitiría una extracción de dinero muy inferior, a la vez que directamente se pondría en marcha el correspondiente dispositivo de persecución del delito.

No digo que todo el mundo tenga que usarlo, pero a mi me gustaría. ¿Por qué no lo ofrecen de una vez?

Categories: Sin categoría Tags:

Desidia y desprecio en el PSN

Viernes, 5 de Octubre de 2007 Sin comentarios

Continúa el goteo de afiliados socialistas que se dan de baja del PSOE de Navarra. Digo bien, del PSOE de Navarra, que no del PSN-PSOE, porque en los meses previos ha quedado claro que no existe el PSN, y que además de no tener entidad jurídica (así es estatutariamente), tampoco tiene entidad política.

Sin embargo, lo peor de este proceso es la desidia mostrada por el aparato regional del PSOE ante el malestar previo y bajas posteriores, convenientemente mezclado (pero no agitado) con el desprecio a quienes piensan de manera diferente.

Las apelaciones de Chivite o Caro a los estatutos del partido simplemente revelan la falta de argumentos de quienes fueron dejados a los pies de los caballos por el aparato al que defienden. El PSOE navarro tiene una aquilatada experiencia de haber sido ninguneado por la dirección ¿federal? del PSOE.

La crisis provocada por la dimisión de Javier Otano en 1996 encontró una vía de solución a finales de 1997, después de varias gestoras que continuamente desoían el clamor de la militancia. Recordemos que aquella crisis significó la entronización de Miguel Sanz por vez primera en el Palacio de Navarra, con UPN+PP en la posición electoral más débil que habían tenido en muchos años, un Miguel Sanz que incluso había participado en el programa de telebasura “Esta noche cruzamos el Mississippi”, de Pepe Navarro.

En aquellos tiempos, un Carlos Chivite recién elegido diputado se significó dentro del grupo mayoritario de militantes que pedían poder de decisión para el PSN en la política de pactos (continuar el tripartito si CDN y EA querían, o pasar a la oposición, dando el poder a UPN).

En el siguiente proceso electoral después del VI Congreso Regional, en el cual Juan José Lizarbe había sido elegido secretario general, las elecciones al Parlamento de Navarra de 1999, de nuevo la dirección ¿federal? del PSOE dejó en evidencia la falta de autonomía del PSN, y en una decisión sin precedentes, el Comité ¿Federal? rechazó la lista al Parlamento de Navarra, obligando a Lizarbe a negociar unos retoques impuestos, que pasaban por meter en la lista en puestos de salir a más personas del ya sector crítico y otrora sector que apoyaba a la gestora.

Años más tarde, un Carlos Chivite ya secretario general, que se había enfrentado a Juan José Lizarbe en el VIII Congreso Regional, plantea su aspiración de ser el próximo candidato a la presidencia del Gobierno de Navarra. Lo avala el nuevo criterio del PSOE de recular acerca de la experiencia de las elecciones primarias (recuérdese la experiencia Borrell-Almunia). La dirección ¿federal? plantea a Chivite que no sea el candidato propuesto por la Comisión Ejecutiva Regional. De aquello, salió la propuesta de que Fernando Puras fuera el candidato. Según se dijo, porque desde Madrid se veía a Chivite muy antinacionalista ante el escenario de proceso de paz, y porque Chivite aglutinaba a una mayoría enfrentada a la no tan minoritaria minoría de Lizarbe dentro del partido. El caso es que otra vez desde Madrid se intervino en los designios del PSN, con unas consecuencias desastrosas.

Después de unas elecciones que se plantearon a cara de perro como la oportunidad para que UPN+CDN perdieran el gobierno a través de la pérdida de la mayoría absoluta, el escenario que los analistas plantean en la noche electoral es que el PSN iba a gobernar con NaBai.

Las dudas de Puras y Chivite son contestadas desde la militancia con un rotundo apoyo a descabalgar a UPN del poder, y se aprueba una resolución del Comité Regional en la cual se autoriza a la Comisión Ejecutiva Regional a pactar un gobierno de progreso con NaBai e IU. Investidos de la legitimidad de la aplastante mayoría de la militancia, Puras y Chivite negocian con NaBai.

Desde Madrid se les ordena que no pacten con ellos, después de que Pepiño Blanco recibe en una reunión “discreta” a Miguel Sanz en la sede del PSOE en la calle Gobelas, en Madrid, y después de que la Comisión Ejecutiva Regional da un paso al frente (no se sabe si teatralizado o no) y manifiesta que va a pactar el gobierno con NaBai e IU.

La reacción de la militancia es airada, pero Chivite pide a los militantes que esperen la explicación que Pepiño Blanco ofrecerá en el Comité Regional del 1 de septiembre. La explicación que da Blanco es que Puras (ya dimitido) y Chivite sabían perfectamente que no estaban autorizados a pactar con NaBai. Eso es lo que se llama poner a alguien que te ha apoyado a los pies de los caballos.

¿Cómo contestan Chivite y Caro a la nueva desautorización de la dirección “federal” al PSN? Diciendo que la puerta está abierta para que se vaya el que no esté de acuerdo, y pidiendo a los afiliados respeto a los intereses superiores: las elecciones generales de 2008.

¿Cómo contesta el sector de Lizarbe? Pidiendo un nuevo congreso regional por aquello del “quítate tú para ponerme yo (otra vez)”. ¿Importa la falta de autonomía política del PSN? Importa, pero importa más el puesto.

Distintas hubieran sido las cosas si el PSN unido le dice a Blanco que el PSN-PSOE será soberano en las cuestiones de Navarra o no será más que PSN.

Sin embargo, lo que siempre ha acabado convirtiendo al PSN en algo parecido a una república bananera es lo fácil que se sucumbe al pedestal, aunque sea un pedestal de un milímetro por encima del barro.

Ya lo ven, a Chivite lo acaban de nombrar miembro de la Diputación Permanente del Senado, y hace poco se rumoreaba también en los periódicos regionales que a Lizarbe le iban a ofrecer encabezar la lista socialista por Navarra al Congreso de los Diputados.

Yo tengo claro que en nuestra Comunidad Foral, con tantas competencias en manos del Gobierno de Navarra, y teniendo en cuenta que donde se decide la longitud de las listas de espera de los hospitales no es en Madrid sino en Pamplona, mi interés electoral prioritario no son las elecciones generales de 2008, sino las elecciones forales. Tengo claro que a Madrid le importa un pimiento una comunidad de 600000 habitantes, excepto cuando tiene algo que ver con un proceso de paz. Tengo claro que con estos mimbres, Navarra se merece un partido socialista propio.

En lugar de eso, abrieron la puerta para que se vayan los que no estén de acuerdo, y se están yendo. Sartaguda, Fitero, Ablitas, Valtierra, Tudela… son ejemplos de agrupaciones que o bien ya no están en el PSOE o han sufrido bajas importantes, numéricamente o por la notoriedad de quienes se dan de baja.

Suerte a los que se van, si logran echar a andar un nuevo partido. Cuentan con mi apoyo. Para un proyecto progresista autónomo lo han tenido desde siempre.

Categories: Sin categoría Tags:

Partido Socialista de Navarra, con PSOE o sin él

Martes, 7 de Agosto de 2007 Sin comentarios

Fernando Puras ha dado la clave del asunto en su dimisión: Si Ferraz no habilita medidas para solucionar el desajuste entre la singularidad de Navarra dentro de España y el encaje del PSN dentro del PSOE, podría aparecer una formación política alternativa dentro de la órbita socialista.

Ya en el 34º Congreso del PSOE, en 1997, yo participé como delegado por Navarra y defendí una enmienda de Juan José Lizarbe por la cual se reclamaba esta autonomía que ahora pide Puras. En mi intervención ante la comisión correspondiente del Congreso Federal, reclamé que el PSN fuera al PSOE lo que Navarra es a España, con una fórmula similar a la que el PSC disfruta como partido independiente y federado con el PSOE. El ponente nombrado por la Comisión Ejecutiva Federal me invitó a retirar la enmienda, y como yo llevaba el mandato de Navarra para defenderla, no la retiré. Coseché tres votos a favor, y el resto en contra. Uno, el mío propio, y otro el de un compañero de Melilla, que supongo que pensó que los pezqueñines tenemos que ayudarnos (el tercero no lo identifiqué).

Tiempo después, en el Congreso Federal en el que fue elegido Jose Luis Rodríguez Zapatero como secretario general del PSOE, se aprobó que el emblema del PSOE sería único para toda España, y en Navarra se tuvo que dejar de utilizar el escudo de Navarra al lado del puño y la rosa.

¿Por qué los órganos de ámbito de toda España del PSOE llevan el apellido “Federal”? Si el PSOE fuera una organización realmente federal, la política de alianzas en Navarra la decidiría el PSN, al margen de la opinión de la Comisión Ejecutiva Federal (que, dicho sea de paso, no es el órgano que marca la política de alianzas, sino el Comité Federal, que no se ha reunido para vetar el pacto PSN-NaBai-IU).

Está visto que por las buenas no va a ser, y si penden de un hilo los sueldos de alguien, menos. Si alguien podía permitirse el lujo de mantener su dignidad dimitiendo, ese era Fernando Puras. Fernando tiene una aquilatada trayectoria profesional, y al abandonar el escaño, vuelve a su actividad profesional tan contento, con la satisfacción de haber intentado lo que le pidieron que intentara (lo que los votantes le pedimos que intentara), pero con la tristeza de que en Ferraz no lo hayan comprendido por sus temores ante el PP.

Sin embargo, en el momento en que los parlamentarios socialistas se rebelaran, sus carreras políticas dentro del PSOE correrían serio peligro, y, ya se sabe, en el gobierno o en la oposición, un escaño es un escaño.

Ahora mismo parece que Lizarbe se adivina como un posible “rebelde”. Bien, lo veremos a lo largo de estos días. Es la ocasión de utilizar la situación no como treta para lograr una ventaja en el próximo congreso del PSN, sino como plataforma para, desde unas bases enfurecidas, pedir al PSOE la ansiada autonomía, por las buenas o por las malas. El precedente del alcalde de Sartaguda y su agrupación es un ejemplo de unidad ante la adversidad y la injusticia. El conjunto del PSN es más complejo, y habría que ver qué grado de unidad se lograría ante Ferraz.

De momento, vistas las cosas, ni el PSN ni el PSOE tienen mi confianza como votante. Un PSN autónomo podría volver a ganarse esa confianza con hechos, el primero de los cuales debería ser no permitir la continuación en el poder de UPN.

Categories: Sin categoría Tags:

El futuro del PSN es más negro que el sobaco de un grillo

Sábado, 4 de Agosto de 2007 Sin comentarios

Si aciago fue el día de ayer tras la decisión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE de no autorizar el pacto PSN-NaBai-IU, no menos aciago es el futuro interno del PSN. Parece que comienza a haber movimientos internos, en la línea de pedir responsabilidades a Puras y a Chivite.

Yo, que en el lugar de Puras o de Chivite ya habría dimitido, no acierto a comprender (imagino que nos lo explicarán) las razones del sector “lizarbista” para pedir la dimisión de Puras y Chivite. Si como parece que ha quedado claro, la decisión de no autorizar el pacto ha correspondido a Pepe Blanco, ¿cuál es el sentido de pedir la dimisión de Puras y Chivite? ¿Acaso un Lizarbe candidato habría convencido vivamente a Ferraz de que el pacto se tenía que autorizar? ¿O es que se les pide la dimisión por no haberla ofrecido ellos antes como medida de presión?

En cualquiera de los dos casos, ¿qué va a hacer el sector “lizarbista” para ir contra el centralismo del PSOE? Lizarbe ya se dio de bruces en 1999 con el rechazo del Comité Federal del PSOE a su lista al Parlamento de Navarra, en una decisión sin precedentes (y la de ayer tiene como precedente aquella). Por tanto, bastante bien sabe que las maneras de gobernar internamente el PSOE son lentejas: si quieres las comes y si no, las dejas.

Yo ahora mismo, apartado desde hace cuatro años de la labor política, si estuviera en mi mano tomar alguna decisión en el PSN, ésta sería la de no obedecer la decisión de Ferraz. Quienes hemos votado al PSN, lo hemos hecho para que patrocine un gobierno de cambio en Navarra, no para que vuelva a ensayar por enésima vez un gobierno de la derecha al que da estabilidad el propio PSN. Pueden pasarse el resto de la legislatura a la gresca con UPN si quieren, pero si les van a aprobar los presupuestos o les van a aprobar las modificaciones presupuestarias de los presupuestos prorrogados, es como quien tiene tos y se rasca el culo. Cuando lleguen las próximas elecciones, quienes queremos el verdadero cambio en Navarra, no volveremos a echar la papeleta del PSN.

Por tanto, ¿qué opciones tiene el PSN para rescatar su credibilidad? Pocas. A mi juicio, la única en estos momentos pasa por no acatar a Ferraz, y votar en contra de Sanz para que, una de dos, se repitan las elecciones o Puras sea elegido presidente. Y si el tamaño de las gónadas ferracinas es tan grande como parece, que expulsen del PSOE a todos los parlamentarios del PSN y que éstos permanezcan en sus escaños.

No lo harán. Ni siquiera mi amigo Jose Luis Úriz, con lo crítico que suele ser, se atreve a desafiar la decisión de Ferraz. Si los críticos son tan críticos, que no aprovechen para pasarse por la piedra a Puras y Chivite. En lugar de eso, lo que tienen que hacer es negociar un nuevo pacto del PSN con el PSOE, para que el PSN tenga autonomía decisoria sobre las cuestiones de Navarra. O eso, o el futuro del PSN es más negro que el sobaco de un grillo.

Categories: Sin categoría Tags: