Inicio > Sin categoría > Zonas erógenas femeninas

Zonas erógenas femeninas

lunes, 9 de junio de 2008 Dejar un comentario Ir a comentarios

Muchas veces los hombres se centran a la hora de mantener encuentros sexuales en las zonas erógenas más visibles de la mujer, como pueden ser los pechos, el culo o directamente la vulva o vagina. Pero las zonas erógenas femeninas van mucho mas allá, puedes hacer que tu pareja alcance el placer acariciando, mimando o rozando muchas otras zonas de su cuerpo.

Realizar un masaje en la cabeza, acariciar sus cabellos hará que la mujer se olvide de todo y se relaje.

El cuello es una zona de alto erotismo, besa su cuello, pequeños mordiscos también pueden ayudar, acércate poco a poco con tu boca a sus orejas y verás como se derrite ante ti.

Ni que decir tiene que la boca es otra de esas zonas importantes, los labios tienen una alta sensibilidad. Bésala , empieza lentamente, alternando entre un labio y otro. Humedece tus labios y haz que vuestras lenguas se junten. Los besos tienen una gran importancia en la sexualidad de la pareja.

La espalada tiene cantidad de terminaciones nerviosas. Aprovecha y dale un masaje, puedes usar alguna crema o aceite aromatizado para despertar vuestros sentidos. Recuerda que no solo puedes dar masajes con tus manos, aprovecha tu cuerpo, tu pecho. También puedes usar objetos como plumas ect… Ninguna mujer podrá resistirse a un masaje lleno de erotismo en la espalda.

Si bajas poco a poco llegarás a los muslos, bésalos y acarícialos con suavidad. Esta zona es altamente sensible, sobre todo la zona interior de estos. Aprovéchalo y haz que disfrute al máximo acercándote poco a poco a sus zonas mas sexuales.

Además de estas existen otras muchas que podrás descubrir junto a tu pareja (pies, tobillos, abdomen, muñecas…). El gusto de las mujeres no es universal, así que ¡disfrutar explorando juntos!

Categories: Sin categoría Tags:
  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
*