La España inconclusa, serán las Españas o no será.

Mapa de España en que se presenta la división territorial con la clasificación de todas las Provincias de la Monarquía según el régimen legal especial común en ellos. Jorge Torres Villegas, Madrid 1852

Mientras el reloj independentista catalán sigue inexorable su marcha hacia el referéndum del 1 de Octubre, mientras los primeros calores caniculares asoman por la capital del Reino y el Presidente tartufo se prepara para su jogging estival en algún pazo gallego a la espera que el problema se resuelva solo, mientras el jacobinismo constitucional de los nuevos falangistas campa a sus anchas por las redes sociales clamando por la aplicación del artículo 155 o el 8, que a algunos les va la marcha, mientras el nuevo socialismo prepara su asalto al poder, acercándose a quienes lo que quieren asaltar es el cielo, y se desentiende del tema con una apelación al federalismo y a la plurinacionalidad del estado que llega 40 años tarde, mientras el País Vasco-Navarro, la España Foral, mira expectante a la vecina del este… A nadie parece preocuparle lo que va a suceder a partir del día 2.

Y es que a partir de ese día puede suceder casi cualquier cosa…

Puede suceder que el President convoque el referéndum y se aplique el 155, o el 8 aunque esto sea más improbable, puede suceder Puigdemont dé marcha atrás y convoque elecciones antes de que el cielo se derrumbe sobre su cabeza, puede suceder que no se impida el referéndum y se le dé la misma validez que al anterior intento, incluso puede suceder que Catalunya logre la ansiada independencia…

No seré yo el apriete el gatillo en la ruleta rusa catalana…

Pero en cualquiera de sus múltiples variables España seguirá teniendo un problema, el mismo problema que tenía el 30 de septiembre, un problema que describió como nadie la novela cumbre de las letras castellanas, la costumbre inveterada de ver gigantes donde hay molinos, castillos donde hay posadas y princesas donde hay fregonas, con todos mis respetos a los molinos, las posadas y las fregonas normalmente mucho más merecedoras de él que sus espejos literarios.

Continúa leyendo La España inconclusa, serán las Españas o no será.

Andalucía; una oportunidad perdida

DÍAZ: "EN ANDALUCÍA HAY OTRA MANERA DE HACER LAS COSAS: PENSAR EN LA GENTE"“Sentimos llegar la hora suprema en que habrá que consumarse definitivamente el acabamiento de la vieja España. Declarémonos separatistas de este Estado que, con relación a individuos y pueblos, conculca sin freno los fueros de la justicia y del interés y, sobre todo, los sagrados fueros de la Libertad; de este Estado que nos descalifica ante nuestra propia conciencia y ante la conciencia de los Pueblos extranjeros. Ya no vale resguardar sus miserables intereses con el escudo de la solidaridad o la unidad, que dicen nacional.”

Manifiesto de Córdoba. 1919

Confieso desde ya que no soy un experto en los temas de Andalucía y que a veces me cuesta entender la psicología social de los andaluces. No soy quien para ponerla en entredicho ya que como toda psicología social es fruto de unas circunstancias y una historia propias y solo a los andaluces corresponde enjuiciarla con suficiente criterio. Así las cosas reconozco que es una temeridad hacer un análisis serio de los resultados electorales del domingo y quizás lo que escriba este mediatizado por mi propia experiencia política que, desde luego, es bien distinta, pero es quizás esa misma distancia la que me permita hacer un diagnóstico, seguramente menos acertado pero posiblemente más neutro.

Contrariamente a lo que se ha escrito estos días en sesudos análisis de los resultados electorales en Andalucía tengo que confesar que a mi no me han sorprendido en absoluto, como probablemente no me hubiera sorprendido ningún otro resultado, dado el menú electoral que se presentaba a oferta donde lo más sensato pudiera haber sido quedarse tranquilamente en casa.

El problema es, pues, no tanto los resultados fruto de ese menú absolutamente indigerible sino que es lo que ha llevado a Andalucía a encontrarse con esa paupérrima oferta política cuando a estas alturas del S.XXI disponen de una institucionalización propia como andaluces y suponen una de las comunidades con un peso demográfico más relevante del estado hasta el punto de ser determinantes en el gobierno de este.

Continúa leyendo Andalucía; una oportunidad perdida

La refundación del bipartidismo

avefenix“Tras la crisis de los partidos estamos en la encrucijada de o bien hacer mejores partidos o bien ingresar en un espacio amorfo cuyo territorio será ocupado por tecnócratas y populistas, definiendo así un nuevo campo de batalla que sería todavía peor que el actual”

Daniel Innerarity

La estrepitosa irrupción de Podemos en la política española, la descomposición galopante que se observa en las filas del PSOE y lo llamativo de casi todas las encuestas que han visto la luz desde las pasadas elecciones europeas han llevado a muchos comentaristas y a gran parte de la calle a hablar del fin del bipartidismo. Escenarios electorales donde antes solo se contemplaban dos fuerzas políticas, y como mucho algún grupo bisagra sin opciones reales mayores que las de apuntalar a uno de los partidos dominantes, han dado paso a auténticos mosaicos de siglas en los que ya no está, ni mucho menos, clara la opción bipartidista.

Solo las Comunidades Autónomas llamadas históricas; la vasca, la catalana y la gallega en menor medida y la Comunidad Foral de Navarra eran las excepciones a este escenario común por la presencia de otro eje de de decisión política; el identitario. Así el tradicional eje izquierda / derecha se solapaba con el eje nacionalismo territorial / nacionalismo español dando lugar a mapas políticos a cuatro en los que unas veces primaba el eje socioeconómico y en las otras el identitario, esas son precisamente donde las encuestas dan menos importancia a la irrupción de Podemos aunque su presencia también está garantizada.

Continúa leyendo La refundación del bipartidismo

Prisión permanente revisable

rajoy sanchezSi hace treinta y siete años a la mayoría de los españoles que votaron SI a la Constitución les hubieran dicho que con ese texto, que ponía fin formalmente al franquismo, unos años después un gobierno de España iba a poder poner en marcha un código penal medieval inmune a cualquier concepto racional y democrático de justicia cualquiera de ellos nos hubiera mirado con incredulidad, si además les hubiéramos dicho que en tal dislate iba a colaborar el Partido Socialista Obrero Español como recoge la lamentable fotografía que encabeza este artículo la mirada hubiera ya sido de estupefacción.

¿Qué ha pasado pues en estos treinta y siete años para que una medida de estas características haya pasado de ser una broma de mal gusto a algo que puede ser asumido por la sociedad española sin pestañear? ¿Qué para que a una medida involucionista como esta no solo se sumen los que siempre han mirado la libertad con sospecha sino los que proclaman defenderla? ¿Será capaz después de acuerdos como este la socialdemocracia española de sorprenderse por su declive electoral?

Resulta evidente que ni las cifras de porcentaje de población reclusa, uno de los más altos de Europa, ni los índices de criminalidad, contrariamente a lo que pudiera parecer por el primer dato uno de los más bajos de Europa, ni de estancia media en prisión, muy superior a los de los países de nuestro entorno, que ofrece España en comparación con otros países europeos hacen ni necesario, ni recomendable cualquier endurecimiento del sistema penal.

Continúa leyendo Prisión permanente revisable

Líneas rojas

no-pasarEl último “Navarrómetro” y los sondeos electorales que poco a poco vamos conociendo sobre el momento electoral de Navarra y el previsible vuelco electoral del próximo mayo, con la presencia de un mínimo de cinco fuerzas políticas ampliable a 7 o incluso 8 en el Parlamento foral, si es que este se produce finalmente puesto que no parece fácil desmontar la red clientelar en que han convertido Navarra los casi 35 años de gobierno UPPSN, han puesto de máxima actualidad la política de pactos que veremos para la formación del próximo gobierno de Navarra y, sobre todo, cuales son las “líneas rojas” de las fuerzas que pueden protagonizarlo.

En el caso de UPN y PP, si los segundos alcanzan representación parlamentaria en caso de concurrir separadamente supuestos sobre los que albergo serias dudas, no están tanto en las que pueden poner ellos, teóricamente EH Bildu y Podemos, y en la práctica solo los primeros, sino en las que puedan poner los demás respecto a ellos, no es fácil alcanzar acuerdos con quienes has estado ninguneando y excluyendo durante tanto tiempo, igual que no lo es mucho más sutraerse a la tentación de mandarlos a la oposición tras la mas caótica legislatura que ha vivido Navarra desde la transición, con un solo presupuesto aprobado de cuatro posibles y el record absoluto que supone que el Ayuntamiento de la capital tenga el dudoso honor de no haber aprobado ni uno solo con el agravante que supone para la inteligencia, encima, repetir candidato. Y todo ello sin olvidar el roto que han protagonizado con las arcas forales y el descosido que supuso el final traumático de la CAN.

Continúa leyendo Líneas rojas

El cebo

CeboCebo. (Del lat. cibus); Comida que se da a los animales para alimentarlos, engordarlos o atraerlos.

R.A.E

Argumentaba en mi anterior artículo que la tan cacareada reforma electoral del PP no era más que una estafa a la ciudadanía basada en un eufemismo, en un cebo; la elección directa de alcaldes, puesto que ni se trataba de una elección directa, la elección directa en todo caso la harían los respectivos comités de listas de los partidos encargados de designar al cabeza de lista, ni, por supuesto, el objeto de la elección era el Alcalde sino uno lista partidista cerrada. Y viene esto al caso porque lo que se barrunta detrás de esta reforma solo es un intento de consolidación de poder partidista cuando el bipartidismo que ha gobernado España durante los últimos cuarenta años empieza a resquebrajarse.

Pero si el término “elección directa de alcaldes” no es más que un cebo destinado al engaño, basarlo en una supuesta regeneración democrática roza el esperpento. Por mucho que se empeñen, el hecho de que gobierne la lista más votada sin haber obtenido la mayoría absoluta o alcanzado un pacto de gobierno con otras fuerzas es llanamente una imposición antidemocrática. El hecho de que un candidato haya obtenido el 40% de los votos lo único que significa es que hay un 60% de los mismos que no quieren que sea alcalde y solo la incapacidad de ese 60% de ponerse de acuerdo en otro candidato justificaría su nombramiento, como de hecho justifica que el 90% de los alcaldes españoles hoy en día lo sean después de haber encabezado la lista más votada. ¿A qué pues la urgencia de la reforma?

A mi solo se me ocurre una respuesta y es que la otra pata del bipartidismo se hunde irremisiblemente y el PP no tiene absolutamente ningún interlocutor una vez finiquitado el PSOE. No es tanto la perdida de poder puntual lo que preocupa al PP sino el desmoronamiento del régimen y la entrada en posiciones de poder de fuerzas que no controla.

Continúa leyendo El cebo

Diluir el estado autonómico

cafeparatodos“Yo dejaría las autonomías históricas, y el resto, diluidas”

Miguel Sebastián. Exministro socialista

Con esta valoración agitaba el exministro, una vez más, el enrarecido clima que rodea al modelo territorial español en los últimos años y más a la sombra de una crisis que se nos está haciendo mucho más larga de lo esperado, pero esta frase que en principio puede parecer una “boutade” encierra una gran dosis de honestidad intelectual que creo que es una de las principales carencias de la casta política que sufrimos. Es evidente que 36 años después del desaguisado constitucional resulta harto dificultoso encontrar una solución al problema que se creo para echar tierra y ocultar un modelo territorial que es el único que ha tenido algún éxito en la historia del Estado español, pero quizás sea un buen comienzo reconocerlo.

Y  es que en 1976 no existían diecisiete voluntades de autogobierno, existían tres.

No voy a ser yo el que ponga en duda la diversidad identitaria del estado español pero eso es una cosa y otra muy distinta que ese sentimiento identitario se traduzca en una voluntad manifiesta de autogobierno porque esa voluntad no es fruto exclusivo de la diversidad de identidad sino de una historia institucional y legislativa propia y con permanencia en el tiempo, y de esas, en el estado español, las que existen se pueden contar con los dedos de una mano.

Continúa leyendo Diluir el estado autonómico

A la tercera irá la vencida

Navarra mapaComo bien dijo ayer Uxue Barkos en el Congreso de los Diputados tras el portazo a Catalunya que protagonizaron ayer esos dos cánceres para España que han resultado ser los dos ejes del bipartidismo que sustentan el régimen constitucional del 78; a la sazón PP y PSOE, “Se están haciendo trampas al solitario”. De ninguna otra manera se puede entender que se utilice una Constitución que se concibió como un marco de libertades y democracia para ir en contra del más preciado de los derechos democráticos como es el voto.

Pero es que además la Constitución Española del 78 no es una constitución al uso, nacida de la voluntad constituyente de los españoles en 1978, la Constitución Española vigente es la salida menos mala que se pudo lograr para superar cuarenta años de dictadura fascista en medio de un ruidoso estruendo de sables, fruto de una voluntad de consenso sometida a libertad condicional. Pudo ser de otra manera pero resultó así, lo que no obsta para que necesite una urgente revisión, y no de chapa y pintura precisamente, sino en sus principios fundamentales para ajustarse a una España que poco o nada tiene que ver con la que salió amedrentada de cuarenta años de tiranía.

Dejando al margen, pues, la legitimidad, y mucho más la vigencia, de la ley Suprema de la que podríamos hablar largo y tendido, casi resulta más gratificante hablar de la España de hoy, de los españoles de hoy y de quienes no lo son. Con esa Constitución, dos veces, dos Parlamentos democráticos han sido violentados en nombre de la tan traída y llevada Soberanía Nacional.

Continúa leyendo A la tercera irá la vencida

Navarra para no iniciados o… a ver si alguien de la prensa madrileña se entera de algo…

Aunque parezca mentira no son Roberto Jimenez y Yolanda Barcina
Aunque parezca mentira no son Roberto Jimenez y Yolanda Barcina

Confieso que me da una enorme pereza escribir este artículo porque todas y cada una de las cosas que voy a escribir en él son hechos conocidos y reconocibles por cualquier navarro medianamente interesado sea del espectro político que sea. Pero, por otra parte, creo que es imprescindible explicar a los españoles de a pie que consumen los mass media que lo que les están contando sobre Navarra y lo que esta pasando en Navarra estos días, y además desde cualquier orilla ideológica española es simplemente mentira, ya sea por el más absoluto desconocimiento o por la más absoluta intención de manipular.

No resulta nada fácil oír, ver y leer el aluvión de noticias que se dan estos días sobre Navarra, por otra parte la gran olvidada durante el resto del año si exceptuamos los Sanfermines y cuando el Madrí viene al “infierno del norte”, y comprobar con estupor la magnitud de las insensateces. Periodistas que pasan por ser la élite informativa del país desbarran sin el más mínimo pudor o mienten descaradamente en cuanto sale a relucir el tema Navarra.

Continúa leyendo Navarra para no iniciados o… a ver si alguien de la prensa madrileña se entera de algo…

Luces y sombras de una fotografía

arraiz-ortuzar--300x180Pasado ya el mal trago que para algunos, y me incluyo, supuso que algunos unilateralmente cambiaran el fondo y la forma de la manifestación del sábado queda ahora hacer el análisis de lo que ha supuesto para unos, los que fueron a manifestarse por los derechos humanos y la paz, para otros, los que fueron a su reivindicación política anual con los presos como tapadera y para los que no fueron…

Para los que fuimos entendiendo que los Derechos Humanos y la Paz son valores absolutos que no pueden estar mediatizados por las estrategias políticas cortoplacistas y por meros cálculos electorales, que no se puede desaprovechar la oportunidad de la paz que hemos esperado tantos años y tenemos ahora al alcance de la mano enrocándose en posturas propias de otro tiempo y circunstancia, la manifestación del sábado nos dejo un sabor agridulce, dulce por haber cumplido los objetivos con los que fuimos y con cierto amargor por haber visto como se nos pretendió utilizar para otras cosas.

Continúa leyendo Luces y sombras de una fotografía