La Navarra de cartón piedra.

Txistorra

“Navarra cada día va siendo menos vasca… y cada día menos Navarra también. La Ley de degeneración es doble: la una vacía el contenido vasco. La otra, el contenido navarro. Esta segunda ley opera con mayor lentitud que la otra”.

“A la sombra de tan funesta Ley (se refiere a la “Paccionada” de 1841) se desliza Navarra por la pendiente de la asimilación”

Arturo Campión.

Si un investigador social, ajeno a la realidad política de Navarra, hubiera paseado por las calles de Iruña el pasado sábado a eso de las 6 de la tarde lo más fácil es que hubiera llegado a la conclusión de que la navarra es una sociedad esquizofrénica.

Entre 15 y 25.000 personas, no soy yo quien va a discutir los datos variados que suelen dar sobre este tipo de convocatorias las partes interesadas, se manifestaron entre el  Parlamento de Navarra y la sede del Gobierno en defensa de la bandera de Navarra, bandera que, por supuesto, ondeaba plácidamente en ambas instituciones y en contra de la imposición, curiosa palabra para definir un acuerdo democrático de un Pleno Municipal, de la bandera vasca, bandera que como es lógico no aparecía ni por asomo en las dos sedes del autogobierno navarro.

Son cosas que pasan cuando se convoca una movilización popular y no existe la gallardía suficiente para llamar a las cosas por su nombre y de lo que se trata es tirar de tripas y sentimientos para intentar llenar las calles con gente que probablemente no se hubiera movido de casa si la manifestación se hubiera convocado con los verdaderos motivos y convocantes por delante.

Pero no es ese el motivo de este artículo…

Continúa leyendo La Navarra de cartón piedra.

Y llegó el cambio…

2015-P-NavarraNo he querido hacer antes un análisis de lo que pasó en Navarra en día 24 porque a pesar de que la primera lectura, en caliente, yo también la hice, es que después de cuarenta años de espera por fin ha llegado el cambio, ese cambio que llega necesita de un proceso de maduración y de acuerdo que no va a ser todo lo fácil que las cuentas podrían dar a entender. Así pues, me prometí a mi mismo no escribir nada sobre el asunto hasta que hubiera finalizado la primera ronda de contactos entre todos los partidos llamados a protagonizar el cambio.

Ayer terminó esa ronda…

Continúa leyendo Y llegó el cambio…

El gulag euskaldun

hermanolono-caos“Si UPN pierde el gobierno, Navarra se integrará en el gulag euskaldun”

Carlos Salvador. Diputado de UPN

Que el habitualmente mudo Carlos Salvador utilice el Debate del Estado de la Nación para hacer gala de del más absoluto servilismo al Partido Popular en las filas de cuyo grupo parlamentario pasó los mejores años de su vida parlamentaria, ¿Quién le habría mandado al corellano romper el pacto UPNPP y de paso mandarlo al grupo mixto donde tiene que trabajar?, es algo a lo que ya hace tiempo nos tiene acostumbrados.

Que su única salida del guión mamporrero sea para hablar de la ETA que en su particular cosmovisión de la vida es exactamente todo lo que no sea su propio partido y sus añorados excompañeros populares no es algo que nos vaya a sorprender ahora.

Que lleve más de doce años repitiendo el mismo soniquete, desde que asentó sus posaderas en escaño parlamentario allá por el 2003, llueve o truene, así como si a Madrid se la traga un socavón o Barcelona es arrasada por un Tsunami, ¿Para qué hacer otro discurso si ya le hicieron uno en aquellas fechas? No va hacernos llevar las manos a la cabeza.

Continúa leyendo El gulag euskaldun

¿Camina UPN hacia la escisión?

Escisión UPNEl sábado por la noche se conocieron los resultados de la votación del Consejo Político de UPN en la elección del candidato designado para tapar el hueco dejado por la repentina espantada de Yolanda Barcina y estos se apartaron poco del guión previsto por la todavía, y cada día menos todavía, presidenta del Gobierno de Navarra y dueña y señora de las estructuras del partido desde el fiasco del sector quesero en el último Congreso de UPN; un nuevo sopapo al ex presidente Sanz y a su candidato de circunstancias, los vaivenes de Alberto Catalán y su medrosidad han sido las que han clavado el último clavo de su ataúd político.

Pero el resultado, aunque más claro que en el último Cónclave regionalista, sigue sin garantizar la cohesión de UPN; un 60 a 40, en un órgano hecho a imagen y semejanza de la lideresa, no es precisamente el adecuado para frotarse las manos ni brindar por la victoria y, menos todavía, cuando al día siguiente se celebra la fiesta del partido, preparada a mayor gloria del triunfador, y la noticia fueron más las ausencias que el habitual coro de aplaudidores de la cosa.

Así las cosas, la pregunta es ¿Existe un riesgo real de escisión en UPN?

Continúa leyendo ¿Camina UPN hacia la escisión?

Demasiadas incertidumbres

podemos y transparenciaDespués de treinta y cinco años de gobierno de los muñidores del Amejoramiento en forma de falso bipartidismo parecía que la hora del régimen que ha gobernado Navarra desde la Transición tocaba a su fin. La desastrosa gestión de Yolanda Barcina y el aislamiento social de UPN, a lo que habría que añadir la ruina absoluta de la otra pata del nacionalismo español en Navarra, el PP, parecían llevar irremediablemente a un cambio profundo en las instituciones navarras.

Ni los últimos movimientos para salvar el régimen, protagonizados por los de siempre; UPN y PSN con el visto bueno del PP, parecían tener otro desenlace previsible que el más absoluto fracaso. En este sentido la victoria de UPN en las primarias del PSN, protagonizada por la Senadora Chivite o la más reciente victoria del PSN en las de UPN con la cabeza de Barcina como trofeo, no parecían suficientes para evitar la sensación generalizada de cambio.

Ninguno de los sondeos electorales, ni el propio clima político de la calle, vaticinaba que la unión de los tres partidos alcanzase la mayoría absoluta, hasta hora inaccesible para el resto de fuerzas políticas de Navarra, por lo que se abrían un sinfín de posibilidades de alternativa de gobierno y de cambio institucional, siempre protagonizado este por las tres fuerzas emergentes Geroa Bai, EH Bildu e IE; la colaboración de las tres, de dos de ellas con apoyo externo de la tercera o cualquier combinación que pudiese incluir a un PSN, dentro o fuera, situado en la tesitura de participar en el cambio o desaparecer.

Continúa leyendo Demasiadas incertidumbres

Medidas desesperadas

Alli“La decisión de cambiar las caras y volver al pacto UPN-PSN ya esta tomada, y no en Pamplona”.

Juan Cruz Alli Aranguren. Ex presidente del Gobierno de Navarra.

Allá por el mes de Junio de este año el siempre sorprendente ex presidente navarro, Juan Cruz Alli, nos dejaba para la Hemeroteca la “perla” que encabeza este artículo aunque la verdad es que esta vez la cosa paso sin pena ni gloria en medio del áspero rifi-rafe entre socialistas y regionalistas que ha presidido la peor legislatura de la reciente historia de Navarra, desde que la, todavía y cada día menos todavía, presidenta del Gobierno de Navarra decidió expulsar al Vicepresidente Jiménez en un calentón que dio al traste con la estrategia del quesito que ha gobernado Navarra desde la transición.

No soy yo muy aficionado a minusvalorar las opiniones del ex presidente, que de forma continuada ha dado muestras de una agilidad mental y política dignas de un mejor final que el que tuvo, pero tengo que reconocer que esta vez la cosa me sonó a “conspiranoica” y poco ajustada a la realidad Navarra de hace cuatro meses. Error que no volveré a cometer.

Ayer la, todavía y cada día menos todavía, presidenta del Gobierno de Navarra “sorprendía” a los suyos, y a los que no lo somos, con la renuncia a seguir encabezando UPN de cara a los próximos comicios de 2015, en un gesto que no le cuadra a nadie que haya seguido su carrera política con un mínimo interés. Carrera basada en un estilo personalista y autoritario de ejercer en política y con una marcada tendencia a poner su propia persona por encima de cualquier otra consideración. Y más teniendo en cuenta que hace escasos dos meses había anunciado su intención de seguir castigando a los navarros con su nefasta gestión. Continúa leyendo Medidas desesperadas

La conjura de las minorías

Salvador

“La Ley del Vascuence es una ley de Estado en una Comunidad foral como es Navarra y necesita el consenso mayoritario que ha tenido siempre de quienes defendemos este modelo de Comunidad”.

Yolanda Barcina. Todavía, presidenta del Gobierno de Navarra

La verdad es que el diputado de UPN en el Congreso, un tal Salvador, ha sido uno de los más conspicuos sufridores de la ruptura de la entente hasta entonces existente entre las dos versiones navarras del nacionalismo español; UPN y PPN, la tuneada y con todos los extras y el modelo básico, y digo sufridor porque es de los pocos que todavía no se ha enterado de los motivos por los que tuvo que pasar de un muelle puesto en la bancada popular que le permitió incluso el acceso al preciado galardón de “diputado mudo”, a las procelosas aguas del grupo mixto donde incluso tiene que compartir asiento con etarras furibundos y peligrosos nacionalistas enemigos de la unidad de España y encima le obligan a hablar de vez en cuando y demostrar en cada una de las ocasiones que la oratoria no es una de sus virtudes. Acaso cuando Miguel Sanz se apropio de Demóstenes como objeto de la amenaza de la euskoespada le paso a Salvador a Damocles como profesor de oratoria.

Pero, como todo en esta vida, la oratoria también está sujeta a los embates de la fortuna, yo también juego al euromillón aunque con escaso éxito he de reconocer, y como de vez en cuando hasta el mejor escribano echa un borrón, hay veces que hasta a él se le ocurre alguna gracieta ingeniosa como la que titula este artículo, que así es como define a lo que le sucede a su lideresa cada vez que asoma su palmito por la Cámara Foral, donde lleva tres años haciendo el ridículo sin conseguir una aprobación, por banal que sea, que echarse a la boca en la demostración más penosa de desgobierno que ha sufrido Navarra en su historia democrática, eso si, en un ejercicio de cinismo digno de mejor causa, por “responsabilidad”.

Continúa leyendo La conjura de las minorías

Navarra para no iniciados o… a ver si alguien de la prensa madrileña se entera de algo…

Aunque parezca mentira no son Roberto Jimenez y Yolanda Barcina
Aunque parezca mentira no son Roberto Jimenez y Yolanda Barcina

Confieso que me da una enorme pereza escribir este artículo porque todas y cada una de las cosas que voy a escribir en él son hechos conocidos y reconocibles por cualquier navarro medianamente interesado sea del espectro político que sea. Pero, por otra parte, creo que es imprescindible explicar a los españoles de a pie que consumen los mass media que lo que les están contando sobre Navarra y lo que esta pasando en Navarra estos días, y además desde cualquier orilla ideológica española es simplemente mentira, ya sea por el más absoluto desconocimiento o por la más absoluta intención de manipular.

No resulta nada fácil oír, ver y leer el aluvión de noticias que se dan estos días sobre Navarra, por otra parte la gran olvidada durante el resto del año si exceptuamos los Sanfermines y cuando el Madrí viene al “infierno del norte”, y comprobar con estupor la magnitud de las insensateces. Periodistas que pasan por ser la élite informativa del país desbarran sin el más mínimo pudor o mienten descaradamente en cuanto sale a relucir el tema Navarra.

Continúa leyendo Navarra para no iniciados o… a ver si alguien de la prensa madrileña se entera de algo…

Urge la moción de censura

El auto de la Juez titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Pamplona rechazando el traslado de la parte del sumario de la CAN referente al pago y cobro de dietas de la Permanente de la Junta de Entidades Fundadoras y a los créditos preferentes concedidos a particulares y empresas ala Audiencia Nacionalpuesto “que podrían constituir un delito de cohecho, que es consustancial al delito de prevaricación por omisión cuya competencia se atribuye a este Juzgado, puesto que se funda en los mismos hechos”, abre un nuevo capítulo en la trayectoria del ya de por si inoperante gobierno de Yolanda Barcina.

La crisis de la fórmula de gobierno que ha venido funcionando en Navarra desde la abortada transición navarra basada en la archiconocida “teoría del quesito” formulada por Miguel Sanz y vinculada a la sistemática marginación política de más de un tercio de los navarros parece que ya no tiene vuelta atrás y podemos ver en Navarra durante los próximos meses el fin de un régimen. Continúa leyendo Urge la moción de censura

Un insoportable hedor.

Dos veces, en su historia reciente, los navarros hemos sentido de manera intensa esa sensación de vergüenza ajena que produce ser el centro del huracán dela corrupción. La primera con la inmensa trama de financiación ilegal del Partido Socialista Obrero Español que acabo con la carrera política de Felipe González y su plana mayor y que tuvo sus más significativos y significados representantes en el socialismo navarro, de capa caída y de tropezón en tropezón desde entonces, que no se sabe muy bien si fueron los únicos responsables reales pero si, en todo caso, las piezas “sacrificadas” en el escarnio público y judicial, y ahora, cuando los políticos de una pequeña comunidad de escasos 600.000 mil habitantes roban las portadas y los “prime time” de los grandes medios nacionales a chorizos de muchísima más envergadura pero mucha menos dotación para el enredo y la comedia chusca.

Porque, reconozcámoslo, lo peor del “mierdero” en que nos vemos inmersos no es ni siquiera las cantidades que estos personajillos han ido acumulando en el saqueo sistemático de las arcas forales, mucho menor en todo caso que en otros sonados escándalos del mismo carácter, sino la desvergüenza, la codicia, la racanería, en una palabra la “cutrez”, con la que han actuado y, lo que es peor, con que intentan justificarse. La sensación de que no ha habido euro circulante, en estos últimos treinta y tantos años, que no haya sido objeto de atención de estos buitres profesionales.

Continúa leyendo Un insoportable hedor.