Mariano Gamazo y German Rivera… ¿Un nuevo abrazo de Bergara?

abrazo de bergara

“La Constitución de Navarra, como viva y en exercicio, no puede menos de llamar grandemente la atención del Congreso.  Ella ofrece un testimonio irrefragable contra los que se obstinan en creer extraño lo que se observa hoy en una de las más felices y envidiables provincias del reyno, provincia en donde cuando el resto de la Nación no ofrecía más que un teatro uniforme en que se cumplía sin contradicción la voluntad del Gobierno, hallaba éste un antemural inexpugnable en que iban a estrellarse sus órdenes y providencias siempre que eran contra la ley o pro comunal del reyno”.

 DISCURSO PRELIMINAR LEIDO EN LAS CÓRTES AL PRESENTARLA COMISION DE CONSTITUCION EL PROYECTO DE ELLA  (1812)

 

Desde el nacimiento de ese proyecto fracasado de nación-estado que llamamos España, hace ya 204 años en Cádiz, por hacer exactamente lo contrario en que fundamentaron su carta fundacional, y el párrafo que encabeza el artículo es una magnífica prueba de ello, el afán jacobino, afrancesado y uniformador ha sido la tónica habitual en todos aquellos que han tenido la “fortuna” de tener responsabilidades en el funcionamiento de la “cosa”, y no parece una gran idea a la vista de los resultados obtenidos; cuatro guerras civiles, tres restauraciones monárquicas, dos repúblicas, otras tantas dictaduras y una actividad terrorista de casi 50 años…

A estas alturas no es que sea yo quien vaya a esperar nada bueno que salga del marianismo que tiene abducida a la derecha española ni mucho menos del neofalangismo de Rivera y sus Ciudadanos pero he de reconocer que esta vez se han superado a sí mismos y en un ejercicio de ceguera digno de mejor causa han decidido recetarle taza y media al paciente que ya estaba empachado al primer sorbo. Continúa leyendo Mariano Gamazo y German Rivera… ¿Un nuevo abrazo de Bergara?

La refundación del bipartidismo

avefenix“Tras la crisis de los partidos estamos en la encrucijada de o bien hacer mejores partidos o bien ingresar en un espacio amorfo cuyo territorio será ocupado por tecnócratas y populistas, definiendo así un nuevo campo de batalla que sería todavía peor que el actual”

Daniel Innerarity

La estrepitosa irrupción de Podemos en la política española, la descomposición galopante que se observa en las filas del PSOE y lo llamativo de casi todas las encuestas que han visto la luz desde las pasadas elecciones europeas han llevado a muchos comentaristas y a gran parte de la calle a hablar del fin del bipartidismo. Escenarios electorales donde antes solo se contemplaban dos fuerzas políticas, y como mucho algún grupo bisagra sin opciones reales mayores que las de apuntalar a uno de los partidos dominantes, han dado paso a auténticos mosaicos de siglas en los que ya no está, ni mucho menos, clara la opción bipartidista.

Solo las Comunidades Autónomas llamadas históricas; la vasca, la catalana y la gallega en menor medida y la Comunidad Foral de Navarra eran las excepciones a este escenario común por la presencia de otro eje de de decisión política; el identitario. Así el tradicional eje izquierda / derecha se solapaba con el eje nacionalismo territorial / nacionalismo español dando lugar a mapas políticos a cuatro en los que unas veces primaba el eje socioeconómico y en las otras el identitario, esas son precisamente donde las encuestas dan menos importancia a la irrupción de Podemos aunque su presencia también está garantizada.

Continúa leyendo La refundación del bipartidismo

Las tres lecciones de Catalunya

Contrariamente a lo que constituye la portada de todos los grandes medios nacionales y los análisis de los más sesudos editorialistas, la verdad es que las elecciones catalanas las ha ganado Convergencia i Unió y, además por goleada…

Un partido que se encontró hace escasos dos años con un agujero económico de las proporciones del catalán y que ha tenido que aplicar una de las políticas de ajustes más duras y salvajes de todo el entramado autonómico español ha salvado perfectamente el veredicto de las urnas y sigue contando con la confianza del electorado para sacar a Catalunya de la crisis y lo que es más, no se vislumbra a medio plazo en todo el panorama político catalán una alternativa viable al gobierno convergente.

Otra cosa distinta es la figura del President Mas que había encarnado en si mismo la apuesta soberanista y que había pedido una mayoría excepcional para abordar el proceso hacia la independencia desde su propio proyecto independentista. Es evidente, por mucho que ruja la caverna, que el triunfo de la opción independentista catalana ha ganado (74/43/28), con lo que es difícilmente comprensible tanto alborozo españolista cuando lo que realmente ha pasado es que el soberanismo catalán no le ha dado un cheque en blanco a Mas, como este reclamaba, sino que ha preferido involucrar en el proceso a más de un agente. Continúa leyendo Las tres lecciones de Catalunya