Luces y sombras de una fotografía

arraiz-ortuzar--300x180Pasado ya el mal trago que para algunos, y me incluyo, supuso que algunos unilateralmente cambiaran el fondo y la forma de la manifestación del sábado queda ahora hacer el análisis de lo que ha supuesto para unos, los que fueron a manifestarse por los derechos humanos y la paz, para otros, los que fueron a su reivindicación política anual con los presos como tapadera y para los que no fueron…

Para los que fuimos entendiendo que los Derechos Humanos y la Paz son valores absolutos que no pueden estar mediatizados por las estrategias políticas cortoplacistas y por meros cálculos electorales, que no se puede desaprovechar la oportunidad de la paz que hemos esperado tantos años y tenemos ahora al alcance de la mano enrocándose en posturas propias de otro tiempo y circunstancia, la manifestación del sábado nos dejo un sabor agridulce, dulce por haber cumplido los objetivos con los que fuimos y con cierto amargor por haber visto como se nos pretendió utilizar para otras cosas.

Continúa leyendo Luces y sombras de una fotografía

La rana y el escorpión

Erase una vez una rana sentada en la orilla de un río, cuando se le acercó un escorpión que le dijo:

-Amiga rana, necesito cruzar el río. ¿Podrías llevarme en tu espalda?

-No. Si te llevo en mi espalda, me picarás y me matarás.

-No seas tonta —le respondió entonces el escorpión— si te picase, me hundiría contigo y me ahogaría.

Ante esta respuesta, la rana accedió. El escorpión se colocó sobre la espalda de la rana y empezaron a cruzar el río. Cuando habían llegado a la mitad del trayecto, el escorpión picó a la rana. La rana, al sentir picotazo y darse cuenta que iba a morir, le preguntó al escorpión:

-¿Por qué me has picado, escorpión? ¿No te das cuenta de que tú también vas a morir?

A lo que el escorpión respondió:

-Rana… mi amiga, no lo pude evitar, porque es mi naturaleza.

Como aquella rana de Esopo es como nos sentimos ayer millares de vascos en las calles de Bibao…

Continúa leyendo La rana y el escorpión

De la socialización del sufrimiento a la socialización de la culpa

kaleborroka2No por sorprendente y disparatada que pudiera parecer la nueva campaña que está protagonizando la Izquierda Abertzale estos días, el último artículo de Barrena; “El PNV, ese agente violento del conflicto” puede resultar un ejemplo paradigmático de ello, no deja de tener su lógica dentro del continuo vaivén a que los “nuevos tiempos” obligan para encajar el “donde dije Diego digo digo” sin tener que ponerse excesivamente colorados.

Cuando se produce el nacimiento de ETA las pautas del conflicto estaban perfectamente claras; ETA nace como un movimiento de resistencia antifascista frente a un gobierno dictatorial sostenido por el ejército y, por tanto eran perfectamente reconocibles los frentes y el enemigo, y relativamente sencillo el argumento justificador de la violencia armada. El debate pues, en aquellos primeros compases, no es la forma de lucha sino la definición del estado que vendrá tras la victoria. Y en ese debate y conclusiones es donde está el origen del fiasco de ETA, cuando se cambia nacionalismo por marxismo y renuncias a tu propio pueblo.

Continúa leyendo De la socialización del sufrimiento a la socialización de la culpa

Cuando la democracia no es más que una excusa

TribunalEuropeodeDerechosHumanos (1)_0Resulta más que evidente que la derogación “de facto” de la doctrina Parot que lleva aparejada la sentencia de ayer del Tribunal Europeo de los Derechos Humanos, además de absolutamente previsible, es principalmente una sentencia justa, algo a lo que los que habitamos al sur del Pirineo no estamos excesivamente acostumbrados. Y digo que es justa porque la justicia no es un concepto que se pueda estirar o encoger en función del clima social o los intereses electorales de quienes gobiernan o ejercen la oposición sino porque la aplicación de la justicia solo tiene un parámetro; el cumplimiento estricto de la Ley, que es exactamente lo que hace el TEDH corrigiendo la lamentable actuación de la ¿Justicia? española.

Continúa leyendo Cuando la democracia no es más que una excusa

Vencedores y vencidos

presos51Desde que comenzó el largo y azaroso proceso en que se ha convertido el fin definitivo de ETA, en el imaginario colectivo de la Izquierda Abertzale sus propios dirigentes trataron de impulsar dos premisas que, de alguna manera, pudieran servir para ocultar el rotundo fracaso de la estrategia armada y de más de cuarenta años de sufrimiento inútil; la paz llegaría sin vencedores ni vencidos y los presos volverían a casa. No es fácil mantener la cohesión política de un movimiento como el MLNV desde la autocrítica y mucho menos desde el reconocimiento de la inutilidad de su propio sacrificio, que también lo ha habido.

Continúa leyendo Vencedores y vencidos