El gulag euskaldun

hermanolono-caos“Si UPN pierde el gobierno, Navarra se integrará en el gulag euskaldun”

Carlos Salvador. Diputado de UPN

Que el habitualmente mudo Carlos Salvador utilice el Debate del Estado de la Nación para hacer gala de del más absoluto servilismo al Partido Popular en las filas de cuyo grupo parlamentario pasó los mejores años de su vida parlamentaria, ¿Quién le habría mandado al corellano romper el pacto UPNPP y de paso mandarlo al grupo mixto donde tiene que trabajar?, es algo a lo que ya hace tiempo nos tiene acostumbrados.

Que su única salida del guión mamporrero sea para hablar de la ETA que en su particular cosmovisión de la vida es exactamente todo lo que no sea su propio partido y sus añorados excompañeros populares no es algo que nos vaya a sorprender ahora.

Que lleve más de doce años repitiendo el mismo soniquete, desde que asentó sus posaderas en escaño parlamentario allá por el 2003, llueve o truene, así como si a Madrid se la traga un socavón o Barcelona es arrasada por un Tsunami, ¿Para qué hacer otro discurso si ya le hicieron uno en aquellas fechas? No va hacernos llevar las manos a la cabeza.

Continúa leyendo El gulag euskaldun

Cambio… ¿Qué cambio?

Cambio“Se el cambio que quieres ver en el mundo”

Mahatma Gandhi

 

Hay palabras que, por polisémicas, hacen que en el debate de las ideas, a veces, estemos utilizando el mismo término con significados completamente distintos y esto es cada vez más acusado en el debate político, agudizado si cabe por el uso de las ideas fuerza o por las nuevas formas de comunicación que hemos desarrollado a través de las redes sociales y en especial Twitter con sus 140 caracteres.

Y un ejemplo de esto es el debate preelectoral que estamos viendo en Navarra en las últimas fechas. No hay ni uno solo de los partidos que componen el arco del futurible próximo Parlamento de Navarra que no utilice la palabra cambio como eje central de su mensaje. La desastrosa gestión de UPN durante las dos últimas décadas culminada en una última legislatura delirante, donde las dos instituciones más representativas de la Comunidad Foral han sido poco menos que incapaces de lograr un presupuesto de ocho posibles, donde la crisis ha hecho aflorar algunos despilfarros clamorosos o donde han desaparecido o están al borde de ello algunas de las instituciones más representativas de Navarra como la Can u Osasuna en medio de un mar de sospechas y corruptelas, ha hecho de la palabra “cambio” un talismán al que ninguna fuerza puede renunciar.

Continúa leyendo Cambio… ¿Qué cambio?

Ni la madre que la parió…

EspecialistasDicen que cuando el Partido Socialista Obrero Español alcanzó por primera vez el poder a principios de los años ochenta, un exultante Alfonso Guerra exclamó “A España no la va a conocer ni la madre que la parió”. Yo no se si la España que dejaron años después, cuando perdieron el poder, sería o no reconocible, tiendo a pensar que no pero no por los motivos que en su día pensaba el lenguaraz vicepresidente.

Pero si esa España que dejaron los socialistas era difícilmente reconocible, no me quiero ni imaginar que pensaría un navarro de principios de los 90 si viera el solar en que han convertido Navarra cuatro legislaturas y media de Unión del Pueblo Navarro con Sanz dilapidando su futuro en años de bonanza y con Barcina exprimiendo hasta la última gota de la ubre de la vaca del viejo Reino cuando ya no había más que repartir.

Teníamos entonces una comunidad con un convenio y una autonomía foral que nos permitía, en cierta manera, gobernarnos nosotros mismos o por lo menos que nos dejasen bastante a nuestro aire, con una floreciente Caja de pueblo que además era el instrumento financiero que permitía al gobierno cierta libertad de movimientos económicos.

Continúa leyendo Ni la madre que la parió…

La refundación del bipartidismo

avefenix“Tras la crisis de los partidos estamos en la encrucijada de o bien hacer mejores partidos o bien ingresar en un espacio amorfo cuyo territorio será ocupado por tecnócratas y populistas, definiendo así un nuevo campo de batalla que sería todavía peor que el actual”

Daniel Innerarity

La estrepitosa irrupción de Podemos en la política española, la descomposición galopante que se observa en las filas del PSOE y lo llamativo de casi todas las encuestas que han visto la luz desde las pasadas elecciones europeas han llevado a muchos comentaristas y a gran parte de la calle a hablar del fin del bipartidismo. Escenarios electorales donde antes solo se contemplaban dos fuerzas políticas, y como mucho algún grupo bisagra sin opciones reales mayores que las de apuntalar a uno de los partidos dominantes, han dado paso a auténticos mosaicos de siglas en los que ya no está, ni mucho menos, clara la opción bipartidista.

Solo las Comunidades Autónomas llamadas históricas; la vasca, la catalana y la gallega en menor medida y la Comunidad Foral de Navarra eran las excepciones a este escenario común por la presencia de otro eje de de decisión política; el identitario. Así el tradicional eje izquierda / derecha se solapaba con el eje nacionalismo territorial / nacionalismo español dando lugar a mapas políticos a cuatro en los que unas veces primaba el eje socioeconómico y en las otras el identitario, esas son precisamente donde las encuestas dan menos importancia a la irrupción de Podemos aunque su presencia también está garantizada.

Continúa leyendo La refundación del bipartidismo

Prisión permanente revisable

rajoy sanchezSi hace treinta y siete años a la mayoría de los españoles que votaron SI a la Constitución les hubieran dicho que con ese texto, que ponía fin formalmente al franquismo, unos años después un gobierno de España iba a poder poner en marcha un código penal medieval inmune a cualquier concepto racional y democrático de justicia cualquiera de ellos nos hubiera mirado con incredulidad, si además les hubiéramos dicho que en tal dislate iba a colaborar el Partido Socialista Obrero Español como recoge la lamentable fotografía que encabeza este artículo la mirada hubiera ya sido de estupefacción.

¿Qué ha pasado pues en estos treinta y siete años para que una medida de estas características haya pasado de ser una broma de mal gusto a algo que puede ser asumido por la sociedad española sin pestañear? ¿Qué para que a una medida involucionista como esta no solo se sumen los que siempre han mirado la libertad con sospecha sino los que proclaman defenderla? ¿Será capaz después de acuerdos como este la socialdemocracia española de sorprenderse por su declive electoral?

Resulta evidente que ni las cifras de porcentaje de población reclusa, uno de los más altos de Europa, ni los índices de criminalidad, contrariamente a lo que pudiera parecer por el primer dato uno de los más bajos de Europa, ni de estancia media en prisión, muy superior a los de los países de nuestro entorno, que ofrece España en comparación con otros países europeos hacen ni necesario, ni recomendable cualquier endurecimiento del sistema penal.

Continúa leyendo Prisión permanente revisable

Líneas rojas

no-pasarEl último “Navarrómetro” y los sondeos electorales que poco a poco vamos conociendo sobre el momento electoral de Navarra y el previsible vuelco electoral del próximo mayo, con la presencia de un mínimo de cinco fuerzas políticas ampliable a 7 o incluso 8 en el Parlamento foral, si es que este se produce finalmente puesto que no parece fácil desmontar la red clientelar en que han convertido Navarra los casi 35 años de gobierno UPPSN, han puesto de máxima actualidad la política de pactos que veremos para la formación del próximo gobierno de Navarra y, sobre todo, cuales son las “líneas rojas” de las fuerzas que pueden protagonizarlo.

En el caso de UPN y PP, si los segundos alcanzan representación parlamentaria en caso de concurrir separadamente supuestos sobre los que albergo serias dudas, no están tanto en las que pueden poner ellos, teóricamente EH Bildu y Podemos, y en la práctica solo los primeros, sino en las que puedan poner los demás respecto a ellos, no es fácil alcanzar acuerdos con quienes has estado ninguneando y excluyendo durante tanto tiempo, igual que no lo es mucho más sutraerse a la tentación de mandarlos a la oposición tras la mas caótica legislatura que ha vivido Navarra desde la transición, con un solo presupuesto aprobado de cuatro posibles y el record absoluto que supone que el Ayuntamiento de la capital tenga el dudoso honor de no haber aprobado ni uno solo con el agravante que supone para la inteligencia, encima, repetir candidato. Y todo ello sin olvidar el roto que han protagonizado con las arcas forales y el descosido que supuso el final traumático de la CAN.

Continúa leyendo Líneas rojas