Un país serio

Es martes y…

El juez ha hablado. Aquí no se hacen bromas ni chistes sobre nuestros gloriosos antepasados, que somos un país serio. Ésto no es una república bananera con acento latino donde votan a cualquiera. Faltaría más.

La sentencia es clara, rotunda, firme. Condena de cárcel a quien se atreva a bromear, con según qué cosas claro. Cuarenta años de maquillaje son demasiados años para pretender que el colorete no se desgaste y no se vea el verdadero tono que esconde esta democracia. Hija de padre, sobrina de muchos. Cada vez más oxidada, cada vez menos de verdad.

Que no se te ocurra el chascarrillo, no molestes a los pistoleros. Antes pasabas por el cuchillo, ahora solamente prisionero. Así funciona este​ tinglado, en el que gobiernan los de siempre. Y homenajes, con cuidado, salvo el 20 de noviembre. Ese día hay barra libre, y brindis con tres de hielo. La justicia se va al cine, si alzas el brazo hacia el cielo.

Pero tú tranquilo, te dirán en las noticias. Disfruta en esta patria de código bucólico. Ya te mostrarán, de otro país, las injusticias, y sus cárceles llenas de presos políticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *