Preacher

Hola!

Alguna vez he contado que soy un fan incondicional de los comics Marvel. Con cariño recuerdo cómo mi hermano y yo nos hicimos con la colección de la por aquel entonces maravillosa Bruguera y que años después resultó ser una de las ediciones más bochornosas a nivel mundial de la marca. Nuestro superhéroe favorito era Spiderman y no fue hasta mucho después después que nos dimos cuenta que la edición española se dedicaba sistemáticamente a mutilar el comic original, mezclar líneas argumentales, no respetar el orden de publicación y demás barbaridades.

Pese a todo, eso supuso el germen de mi interés por este género y muchos años después llegó a mis manos otro tipo de comic de otra editorial llamada DC, y su subsección Vertigo: era el Preacher, que cuenta la historia de Jesse Custer, un predicador en el pequeño pueblo tejano de Annville.

Resultado de imagen de preacher comic

La historia comienza cuando Custer es poseído accidentalmente por una criatura sobrenatural llamada Génesis, nacida de la prohibida unión entre ángel y demonio. Esto le da a Jesse un poder de lo más molón, pues hace que todo el mundo obedezca sin poder negarse lo que él ordene. Bueno, en algún momento esto le causa algún problema, como cuando le dice a uno que se vaya al infierno, y realmente se marcha allí. Esto le da mucho poder al predicador y cómo lidia con ello es uno de los alicientes de la serie.

El argumento principal de la serie, además del poder del predicador, es que Dios ha desaparecido, se fue cuando Génesis nació y ahora debe Jesse buscarlo junto con Tulip, su antigua novia, y Cassisy, que ahora explicaré quien es.

Bueno, pues en mayo de 2016 se estrenó su primera temporada de 10 episodios y recuerdo que tuve sentimientos encontrados, ya que se apartaba mucho de la historia original, pero eso sirvió para presentar adecuadamente el punto fuerte de la serie, los personajes, magníficos cada uno de ellos y que os voy a presentar.

Comenzamos por Jesse Custer, interpretado por Dominic Cooper, un actor bastante desconocido para mí pero que resulta perfecto para el papel. Es un macarra elegante, capaz de vestir camisas negras con puntas de metal en las solapas sobre un alzacuellos clásico de cura. Nunca sabes por dónde va a salir, es imprevisible y violento pero tiene un magnetismo tremendo.

Tulip, Ruth Negga, guapísima y exótica mujer, valiente donde las haya, con un pasado turbio y que ahora es novia de Jesse. Le va la marcha, cometer atracos, vivir peligrosamente. Cuando se junta con Jesse, pueden llegar a ser realmente peligrosos.

http://www.bostonherald.com/sites/default/files/styles/gallery/public/media/2016/05/22/052016preacher01.jpg?itok=sEA7jfAu

Cassidy, Joseph Gilgun, un vampiro irlandés borrachín que es sin duda lo mejor de la serie. La escena donde nos lo presentan es de las más brutales. Este actor sí era bien conocido al menos por mí al ser el que sustituyó al mal aconsejado Robert Sheehan cuando abandonó Misfits, la mejor serie de super héroes jamás hecha.

La primera temporada tiene momentos memorables e inolvidables, como la escena en que ciertos ángeles mueren y resucitan en segundos en otro cuerpo recordando por momentos a los Hermanos Marx y la escena del camarote de la película Una noche en la Ópera.

http://welcometoannville.com/wp-content/uploads/2016/04/saint-of-killers-amc-preacher-1200x659.jpg

El comienzo de la segunda temporada sí que continúa los comics y me está entusiasmando. Mucho, muchísimo más que la primera, con los personajes afianzados, ahora sí que es esta road movie sobre la búsqueda de Dios, con un sentido del humor muy especial y es que recordemos que el gran Seth Rogen está produciendo el proyecto. Los capítulos dedicados al Santo de los Asesinos han sido buenísimos, aunque en el comic se trató como una historia corta adicional, han dado mucho juego y parece que lo seguirán dando. De verdad que recomiendo esta serie, es de las que más estoy disfrutando ahora.

En otro orden de cosas

Ozark sigue bien y Juego de Tronos está fascinante. Ahora que saben cuándo es el final, qué capítulos quedan, se dejan de rellenos y nos están regalando unos episodios fantásticos. Y no solo eso, contrariamente a lo que estamos acostumbrados, están cerrando historias, uniendo hilos sueltos incluso de hace varias temporadas y haciéndolos confluir en líneas argumentales conjuntas. De verdad que buenísimo.

Y es que el verano está siendo aburrido, poca novedad, y es que hasta Salvation se está diluyendo en estereotipos y tópicos irritantes.

Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*