ENTRE LOS DIENTES

Mi risa de loco sonará tan alta
en los funerales del mundo,

mi risa de trastornado
sonará tan alta en mi propio
cadáver,

mi risa más horrible, la más desagradable
sonará tan alta que será inevitable

un contagio masivo.

Y todo lo muerto,
y todo lo viejo desaparecerá

entre los dientes.



SIEMPRE JODIENDO

Álvaro,
el hombre del deporte
sale como todos los días
con su cabeza sobre los hombros.

Es el típico tío de fiar desde que una montaña
se le vino encima.

Es el típico tío que tiene conversación,
una de esas personas que sale muy feliz
con su bocadillo de jamón de una tienda de

bocadillos de jamón.

Álvaro,
el hombre del deporte
nunca te dirá qué tipo de deporte debes practicar,
sólo te dirá que practiques alguno
y que bebas dos litros

de agua diarios.

Es el típico tío que cuando nota un fuerte sabor
a moho en el tomate sigue comiendo.

Es el típico amigo de sus amigos,
siempre jodiendo.

MI MUNDO

Vivo en las alcantarillas.

Vivo feliz en mi prístino agujero
sin luz natural y rodeado de basura.

He adquirido un tono de piel muy pálido,
soy la envidia de las nubes y de los
papeles en blanco.

Te doy la bienvenida, te ofrezco si quieres
una parcelita en mi subsuelo.

Pero luego no digas nada si lo que quieres
de verdad no tiene nada que ver
con este mundo,

mi mundo.



DOLORES DE PELO FINO

Escribió sus primeros versos cerca de la misma ventana,
cerca del mismo arcón de madera lleno
de ratones de colores.

Dicen que cuando tenía dolores de pelo fino
se adentraba en el bosque de la mente
y que así calmaba sus horas.

Junto al arroyo seguían brillando las palabras,
como lo hace la corriente que
brilla entre las piedras.

Pero los dolores siempre volvían y para eso estaban
los ratones de colores y la perfecta nube blanca
sobre fondo turquesa que bañaba su cuarto de

tonos de atardecer.



DIME QUE LO HARÁS

Canario que observas desde hace años
el mismo trozo de cielo.

Canario que observas desde hace años
la misma fachada pintada
de color ladrillo.

No conoces charco lo suficientemente nítido
ni espejo lo suficientemente grande
que refleje tu cuerpo
amarillo.

Escapa de tu jaula.

Dime que lo harás
y seré más feliz que una lagartija.



RECIÉN CASADOS

Cuando aceptaron el piso en la inmobiliaria
no les dijeron que iban a vivir solos
en esa mole de cemento.

No les dijeron
que no habría reuniones de vecinos,
ni tampoco ladridos de perros,
ni llantos de niños pequeños,
ni nada.

No les dijeron que
sólo ellos dos.

Una pareja de recién casados aislados
en un edificio de catorce plantas
vacío.



NO ERA VERANO HACE TANTO

Las estrellas y el ruido de fondo.
Los atajos y las ortigas en flor.

Cuando todo se fundía
con las copas negras de los castaños
no nos importaba nada.

Nada nos importaba entonces.

Era verano hace veinticinco años,
era verano hace veintiséis
pero no hace cuarenta.

No era verano hace tanto.

Cuando las orillas se tornaban azules,
un cigarrillo iluminaba tu rostro.

Las estrellas y el ruido de fondo.
Los atajos y las ortigas en flor.

