MI VECINO EL VARÓN

o.38315
Ha habido momentos en mi vida
(y esos momentos siempre me han alucinado)
en los cuales mi mente ha imaginado
cosas muy divertidas
 
Sin más rodeos
voy a contaros
uno de esos momentos
 
Cuando vivía en casa de mis padres
a menudo me cruzaba con un vecino muy grande y gordo
que apestaba a cigarro puro y a perfume Varón Dandy
 
Su hedor era insoportable
y yo tenía que contener la respiración
si no quería morir intoxicado
cuando coincidíamos
 
dentro del ascensor
 
Un buen día
uno de mis hermanos comentó
¡Ese tío se baña en perfume!
 
Y desde aquel momento
cada vez que me cruzaba con mi vecino
me lo imaginaba dentro de su bañera
sumergido en Varón Dandy
 
Empapado en perfume
y dando caladas a su enorme puro
 
Me lo imaginaba tumbado
con los brazos colgando
y con los ojos cerrados
muy relajado
 
La imagen resultaba grotesca
 
No podía evitar una carcajada interna
cada vez que coincidíamos en el ascensor
 
Carcajada interna
que mi vecino detectaba
y por la que siempre se ofendía
y por la que siempre acto seguido
 
me daba la espalda
 
¡Menudos aires gastaba mi vecino el varón
empapado en perfume como un señor!
 

NO QUIERO TENER NADA QUE VER CON VOSOTROS

invi1 (1)
No soporto que mi presencia os condicione
No soporto que mi persona os influya
 
No soporto que la vida se detenga
ni tampoco soporto que avance
por mi culpa
 
No quiero mezclarme con vosotros
 
No quiero ser partícipe
No quiero formar parte de lo vuestro
 
No quiero formar parte de nada
 
No quiero que los coches se detengan
y me cedan el paso
 
Prefiero correr antes de que lo hagan
 
Si os cruzáis en mi camino
por favor no os apartéis
 
Ya lo haré yo por vosotros
 
No quiero ser la razón
de vuestro cambio de dirección
 
No quiero contagiaros un catarro
No quiero inspiraros confianza
 
No quiero ser modelo de conducta
ni tampoco quiero ser un mal ejemplo
para nadie
 
No quiero tener nada que ver con vosotros
No quiero tener nada que ver con el mundo que habitáis
 
Pero hay algo que sí que quiero
 
Que me dejéis en paz
 
Quiero ser invisible a vuestros ojos
y pasear por la calle desnudo
 
Quiero ser transparente
Quiero ser un brillo en el sol
Quiero ser una sombra
en la oscuridad
 
Quiero que me hagáis el vacío
 
Quiero y deseo con todas mis fuerzas
pasar desapercibido
 

CAMBIOS REPENTINOS

1950s-teen-fashion-05
10:15 A.M
 
Los árboles plantados en las aceras cambian de color tan rápido
que casi puedo notar gradualmente su cambio al pasar
 
Son verdes
y de repente son rojas
y de repente son amarillas
sus hojas
 
10:25 A.M
 
He llegado pronto al dentista
y me toca esperar como siempre tirado en la calle
sentado al sol en un banco cualquiera
observando el viento
 
observándolo todo a mi alrededor
 
10:30 A.M
 
Suena una sirena y los alumnos del instituto más cercano
salen despavoridos con sus bocatas en la mano
 
Y un montón de chicas adolescentes ocupan mi banco
 
Y se sientan todas sin ningún pudor a mi lado
Y ocupan el espacio que les pertenece
Y empiezan a gritar
Y me rodean con estruendo mientras miro el reloj
 
Entonces me levanto
 
10:35 A.M
 
Aparece una chica nueva en el grupo
Aparece saltando como una niña pero sus pechos se balancean como los de una mujer
Arriba y abajo
Sigue siendo una niña con cuerpo de mujer
 
10:38 A.M
 
Me largo pensando en todo aquello
Y me largo caminando con pasos lentos de anciano
Me largo para que me hagan un condenado empaste
y llego puntual
y llego a mi hora
 
11 A.M
 
De nuevo escucho la sirena mientras alguien hurga en mi muela
y entonces me acuerdo del banco solitario
y de aquella chica
y de sus pechos
y de las hojas que cambian de color gradualmente
en otoño
 
Realmente
lo hacen tan rápido
que casi no nos damos cuenta
del cambio
 

DETRÁS DE LAS MONTAÑAS

The-Filipino-Times_Two-Sharjah-residents-force-wives-into-prostitution
Cuando quiero sentir las cosas
Cuando quiero que todo sea importante
 
miro el cielo
desde tu ventana
 
Y observo las nubes que tú observas
Y observo los rayos del sol entre las nubes
 
Y esas cosas que busco sentir al atardecer
cuando miro el cielo desde tu ventana
 
no aparecen
 
Entonces de repente
mi mente brilla y se siente dichosa
cuando mi corazón imagina el cielo
a través de tus ojos cansados
 
de observar
y de no sentir nada entre las nubes
y de no sentir nada entre los rayos del sol
que ya no muestran nada nocturnos e infinitos
 
detrás de las montañas