UN CHUCHO CON SUERTE

11950784_890558384369216_2083780043_n
Recuerdo cuando de pequeño
por las mañanas
tenía que ir al colegio
y te observaba
tumbado en el suelo
sin tener nada que hacer
 
Aburrido y hecho una bola
 
Hundido en tu cojín preferido
y bostezando perezoso
 
Me dabas mucha envidia
 
Envidiaba tu vida de chucho mantenido
y te consideraba un ser privilegiado
 
Siempre lo pensaba
mientras desayunaba
mientras mi madre gritaba sin parar
 
Que nos laváramos los dientes
Que íbamos a llegar tarde al colegio
Que nos peináramos y pusiéramos los zapatos
 
Tú ni siquiera te inmutabas
 
A lo sumo escuchabas un rato
y luego te largabas al sofá del salón
para tumbarte de nuevo
 
Chucho con suerte
Pedazo de vago
 
Supongo que ahora
sigues tumbado en alguna parte
hecho una bola y escuchando
desde tu cojín preferido
 
Inmutable mientras nosotros
nos complicamos la existencia
nos lavamos los dientes
nos peinamos y ponemos los zapatos
 
Tumbado en tu trono de nubes
mientras nosotros seguimos
llegando tarde al colegio
 

SIETE RAYOS DE SOL

IMG_1046
Mirando hacia el exterior
y apoyados en una mesa del fondo del salón
observamos cómo impregnan el aire
y atraviesan el cristal de la ventana
 
siete rayos de sol
 
Los muebles y los armarios reflejan
los mismos rayos que atraviesan los cristales
 
Siete rayos de sol atraviesan la ventana
Siete rayos de sol iluminan el techo
Siete rayos de sol predominan la estancia
 
Mientras,
mi cuerpo y yo seguimos protegidos
y apoyados en una mesa del fondo del salón
 
observando
 
Alejados y temerosos de unos rayos
que todo lo descubren
 

POCA COSA PASABA

tirar-la-casa-por-la-ventana-loteria
Era domingo por la mañana
y no pasaba nada
y no pasaba nada excepto
que alguien
arrojaba macetas
desde su ventana
 
Era domingo por la mañana
y os aseguro
que nada pasaba
 
Poca cosa pasaba
 
Una maceta llena de tierra surcando el aire
seguida de otra maceta llena de tierra
surcando el aire
 
Y la gente no estaba loca
Y las macetas volaban
 
Por la mañana
 

A VECES ME REPITO

11902576_10206462736320501_4611568297638482670_n

Quiero a mi hermano
a pesar de que
a veces haga cosas extrañas
Una lista:

– Tragarse una moneda
– Morder un árbol
– Chupar el suelo
– Quemar un billete de cincuenta

euros

Quiero a mi hermano
a pesar de que
a veces haga cosas extrañas
Una lista:

– Cuidar de mí
– Estar ahí cuando lo necesito
– Confiar en mí
– Quemar un billete de cincuenta

euros

¡Ay perdón! ¡Eso ya lo había dicho!
A veces me repito y me olvido de todas las razones
por las cuáles
le quiero tanto.

TÚ TAMBIÉN LO HAS PROBADO

rs2
No me lo podía creer
 
Hace un par de semanas
viendo la ruleta de la suerte en la tele
presentaron un panel bastante curioso
 
Se titulaba
“Tú también lo has probado”
 
La concursante
una chica joven de pelo largo
empezó a tirar de la ruleta
y a comprar vocales y consonantes
a toda velocidad
 
Cuando ya casi había completado la frase
la chica cayó en bancarrota
 
Una pena la verdad
 
Más tarde
uno de sus contrincantes
un chico bajito con barba
resolvió el panel
 
“Intentar mover un objeto con la mente”
 
Mi pregunta es
¿Tú también lo has probado?
 

DECEPCIÓN

3409326918_e873c9ba1f_o
Cuando mirabas un campo a lo lejos
y parecía de terciopelo
 
Suave y tupido
y lleno de brillo
 
Y te acercabas
 
Y pisabas un terreno abrupto
lleno de tierra seca y de pinchos
 
No eran las cosas lo que parecían ser entonces
 
Ni tan buenas ni tan malas
como parecen ser ahora
 

¡ADORO LAS REDUNDANCIAS!

thinking-monkey1
Un guiño es algo sutil
pero un guiño sutil
es algo maravilloso e imperceptible
 
Olvidar involuntariamente es algo tan obvio
que a veces pienso que la gente
olvida porque quiere
 
Reiterar es de pesados
pero volver a reiterar
es una puerta de acceso
 
a lo desconocido
 
Tu opinión nunca será tuya
y la tuya personal tampoco será tuya
jamás
 
Mucho es demasiado
pero mucho más no es
muchísimo más
 
Y el rojo rojizo
y el negro tan oscuro
son poesía pura
 
¡Valga lo redundante!
¡Adoro las redundancias!
 

AL MISMO TIEMPO

24076_4bc91e8c017a3c57fe00c06a_1293117991-570x270
Estábamos los dos en silencio
rodeados de silencio
 
Yo estaba tumbado entre sus piernas
y apoyada de lado estaba mi cabeza
en su estómago
 
descansando
 
Y todo el mundanal ruido
había desaparecido
en aquel maravilloso instante
junto a ella
 
Y su corazón en sus tripas
no palpitaba al mismo ritmo
que lo hacía el mío
 
Lo más raro es que los dos
estábamos completamente sobrios
cuando nos miramos a los ojos por última vez
y nos dimos cuenta de aquello
 
al mismo tiempo
 

MI FORMACIÓN LITERARIA

Paulo-Coelho
Hace muchos años
cuando compraba libros sin criterio
acabó entre mis manos un libro usado
bastante curioso
 
Se llamaba “El alquimista”
y lo había escrito un brasileño llamado
Paulo Coelho
 
Estaba plagado de termitas
y por eso acto seguido
lo tuve que tirar a la basura
 
Eso es todo lo que puedo recordar
de aquel maravilloso libro
 
Eso es todo lo que recuerdo
de aquella plaga
que tanto contribuyó
a mi formación literaria
 

FINAL DEL VERANO

 

11825816_10206370198087103_117734340572556994_n

Me acuerdo
cuando de pequeño
y por la tarde
iba con mis amigos
a recolectar moras
en septiembre

Me pinchaba los dedos
pero me daba igual

Merecía la pena
el pinchazo
por la tarde
y en septiembre

Llenaba mis manos
de frutas maduras
y cuando ya no cabían más
me las zampabas todas de golpe

Luego regresaba
con el estómago triste
y con la puesta de sol

a mis espaldas

Apoyado en mi propio cuerpo
y cansado

Y mis amigos
Y mis manos
llenas de pinchazos
despedían una estación
que yo consideraba
la más larga
del año