QUÉ MÁS DARÁ

Tenía cosas que hacer
Cosas que resolver
Y él no paraba de pedirme dinero
 
¡Déjame dos euros!
¡Quiero un helado de coco!
¡De coco!
 
Tenía cosas que hacer
Cosas que resolver
Y entonces saqué los dos euros de mi bolsillo y se los dejé
Y mi amigo salió a la calle y se compró su helado de coco
 
Y terminé de hacer lo que tenía que hacer
Y terminé de resolver lo que tenía que resolver
Y salí yo también a la calle
 
Afuera un sol de justicia derretía su helado
fundiéndose como en ríos blancos
entre sus manos
 
Qué más dará
 

YO LO VEO TODO DESDE LEJOS

Una pareja se separa enfadada
en medio de una noche nublada
 
Uno se dirige hacia la izquierda encorvado
y con los brazos como muertos
y el otro se dirige hacia la derecha con paso firme
y con las manos enganchadas en su mochila
 
Uno se da la vuelta a los pocos metros
y el otro sigue su camino sin mirar atrás
 
Y yo lo veo todo desde lejos
 
Y yo lo veo todo desde lejos tan abstracto
que hasta puedo imaginar su predecible final
 
con sumo detalle
 

EL CUERPO HUMANO

Las manos nunca mienten
Las manos te cuentan historias
Las manos te sienten y te hacen sentir
Las manos te ayudan
Las manos se funden en otras manos
Las manos te determinan
Las manos te defienden
Tus manos te defienden
Las manos son los ojos de los ciegos

Hay manos que se ocultan

Podría estar toda una vida
escribiendo sobre manos
pero también podría
escribir una vida entera
sobre rostros, pies y brazos
sobre orejas, narices y granos

El cuerpo humano
puede que parezca un misterio
puede que parezca un hallazgo
sin embargo
lo que realmente hace interesante
a esa mole de huesos y carne
es la persona que lo descubre

es la mente de la persona
que lo descubre
y mueve con destreza

es la mente de la persona
que reconoce y siente
su extraordinaria belleza

UN AMOR TAN SUPERFICIAL

Qué picor
y qué gusto siento
cuando me arranco la postilla del recuerdo
de un amor tan superficial
 
Caminábamos juntos
entre las fincas de la periferia
cuando de repente haciendo el tonto
me resbalé por la cuneta
 
Tú me diste la mano
y me ayudaste a levantarme
 
Y la herida sangraba
Y la gravilla infectaba mi rodilla
 
Y no me importaba el dolor
teniéndote a mi lado
 
Aquella tarde andando
entre las fincas de la periferia
me ayudaste a levantarme
 
Y qué picor
Y que gusto siento
 
cuando lo recuerdo
 

NADA DE NADA

Un viejo maldijo su suerte con todas sus fuerzas
a través de la ventana de un geriátrico cualquiera
recordando un amor que dejó escapar
 
cuando era joven
 
Qué desgracia
y en qué momento decidió
que aquella chica no era su amada
 
Todos los días asomaba su arrugada cara por la misma ventana
y con los brazos apoyados en el marco de madera
gritaba su nombre a través del valle
 
¡Blanca!
 
Eran las nubes y el viento de las montañas
las cosas que le recordaban continuamente
la imagen de su joven venerada
 
Qué bello era él entonces y qué tontos sus ojos
que no supieron apreciar la verdadera belleza
 
de su alma
 
Maldito viejo solitario y qué pardillo
cuando de repente se precipitó al vacío
y cayó entre unos densos arbustos
 
y no se hizo
nada de nada
 

COSAS CURIOSAS

Me gusta salir a la calle
porque siempre veo cosas curiosas
 
Un gorrión bañándose en una fuente
 
Una mujer grabando con el móvil
a un gorrión bañándose en una fuente
 
Un viejo mirando a una mujer
grabando con el móvil
a un gorrión bañándose en una fuente
 
Y mientras observo
al viejo
a la mujer
y al gorrión
pienso que me gusta salir a la calle
porque siempre veo cosas curiosas