Sabes el chiste del juez que dice

Coincide en el tiempo la contratación de los derechos de la F-1 de Antena 3 y la noticia de la incorporación de Buenafuente a la misma cadena. De la primera noticia falta saber si Lobato cambiará de nuevo de casa o lo sustituirán por otro. Algo poco probable teniendo en cuenta que el periodista es toda una marca reconocible y muy vinculada a este deporte, o lo que quiera que sea la Fórmula 1. Pero la coincidencia de ambas incorporaciones trae recuerdos del mal rollo de Buenafuente con Fernando Alonso. En su momento concedió una entrevista a Pablo Motos dejándole colgado y conformándose con la presencia de Pedro Martínez de la Rosa en BNF. El destino los vuelve a unir en la misma cadena y Buenafuente necesitará algo más que sentido del humor para sobrellevar esa circunstancia. Y hablando de humor: el de los guiñoles de Canal + francesa. Aquí se hacen cruces porque se meten con Contador y Nadal. Personajes públicos de primer orden. El humor no lo disculpa todo pero no conozco humorista televisivo que no se meta con Melendi vinculándolo con el alcohol o que no saque a relucir a Urdangarin como carterista. Hay medios que quieren hacer patria defendiendo la indefendible situación del ciclista que un mal día se comió un chuletón o lo que sea. Y ya que estamos de guiones del Club de la Comedia, que alguien lea la frase del juez Baltasar Garzón asegurando que el único tribunal es la conciencia y que la suya está muy tranquila. Viniendo esto de alguien que se ha ganado la vida tocado de toga y armado de martillo de madera suena más a chiste que a defensa. Humor y justicia vaya mezcla. El sobreseimiento de la causa de los bolsos de marca regalados a Rita Barberá, si ese chiste no hace gracia es porque ya lo habíamos oído muchas veces. Seguro que ella se esta partiendo de la risa.http://www.youtube.com/watch?v=dP1CIzCa5p4

Lanzar la constitución contra los periodistas

SE llama la Liga Nacional de Fútbol Americano y se la conoce como la Super Bowl. Este fin de semana, el partido entre los Giants de Nueva York contra los Patriots de Nueva Inglaterra tuvo enganchado a buena parte de la audiencia de la tele planetaria y la mitad de la americana. El acontecimiento fue de tal magnitud que en el descanso montaron y desmontaron en tiempo récord un escenario para que Madonna hiciera un breve remix de sus éxitos. Un espectáculo que tuvo como protagonista a Mia, una acompañante de la diva que ha saltado a la fama por hacer una peineta a la cámara. Y es que cada vez cuesta menos llamar la atención de los americanos. Hace unos años, Janet Jackson tuvo que destaparse una teta para que le hicieran caso (algo que tuvo como consecuencia que en el futuro, el partido no se emitiese en directo dejando unos segundo como colchón de seguridad por si hubiera que meter la tijera). El caso es que el gesto de la cantante ha trascendido más que el resultado, que por cierto, por si a estas alturas le interesa a alguien, ganaron los de Nueva York. Y es que la tele cada vez responde a esa idea de que “El aleteo de las alas de una mariposa en Brasil pueden provocar un tsunami al otro lado del mundo” y no me hagan levantarme a comprobar qué parte del planeta es esa. De lo que estoy seguro es que los que viven fuera de la realidad son los del Tribunal Constitucional. Han declarado ilegítimo el uso de la cámara oculta para reportajes informativos. Supongo que esta decisión tiene algo que ver con la idea de poner a los periodistas en desventaja frente a otros profesionales. Que este tribunal solo se atreva con el derecho a la información es sospechoso. Lo que han conseguido no es solucionar el problema, si no que algunos periodistas vayan a la cárcel por hacer su trabajo. Enhorabuena eminencias.

Empresas informativas o de variedades

MENUDO dilema le ha puesto Isabel Pantoja a Susana Grisso. Después de hablar con ella una hora le ha mandado a sus abogados para que ni se le ocurra difundir la entrevista. Que lo suyo había sido más bien una conversación como de comunidad de vecinos. Pura comedia, vamos, como si estuviera ensayando una posible serie tipo Aquí no hay quien viva. No creo que Susana se aguante las ganas. Estaría en su derecho de sacar a la luz esas declaraciones. Pues ya no faltaba más a un periodista que un presunto contrato del entrevistado con la competencia eche por tierra todo el trabajo. Se ve que la crisis afecta mucho al mundo de la tonadilla y no está el horno para bollos. El caso es que Pantoja largó lo que no está escrito y ahí se equivocó. Punto. Es posible que entre las consecuencias inexorables de la crisis esté también la del cambio de gustos en los espectadores. La F-1 por ejemplo, rechina más que otra cosa en estos tiempos de vacas flacas y combustibles que comienzan a tener precios prohibitivos. Y en este sentido TVE ha perdido uno de los programas más vivos al retirar España directo en un momento en el que es de obligado cumplimiento que los espectadores viajemos con la televisión. Los datos están ahí y son contundentes. Desde que se retiró su sustituto +Gente su audiencia ha bajado del 16 al 8%. Estos correctivos que les propinamos los espectadores a los encargados de la programación son la única manera de que nos escuchen. Alfonso Nieto, profesor de Empresa en la Universidad de Navarra, recientemente fallecido, dejó escrito y así lo estudiamos que las sociedades informativas perderían la razón de ser sin las personas que reciben la información. Ahora la duda es si la tele ha dejado de ser empresa informativa para convertirse en otra cosa.

Infieles profesionales y concursantes que pagan

DE los creadores del spot de televisión La vida es corta, ten una aventura, y ¿Qué tienen estas tres realezas en común?, vuelve a la carga el portal de contactos Ashley Madison. Ahora lanzan una campaña con la mismísima reina Sofía abrazada a un joven, y con esta frase: “Ya no tienes porqué pasar la noche sola”. La coña viene además de oportuna como certificada después de que apareciera el libro La soledad de la Reina, de la tertuliana televisiva Pilar Eyre, donde escribió las penas y malos rollos que acompañan desde hace décadas el matrimonio de los monarcas y que no voy a reproducir en estas líneas.

Pero el humor en manos despiadadas puede ser mucho más doloroso que la mentira y la campaña ser un ejemplo de injusticia evidente. Y es que lo que se lleva en la subida de empresas emergentes de nuevo cuño es ir a la cabeza de los que manejan el negocio de la imagen aunque sea para cortársela, como hacían en Francia después de la Revolución. Y es que la fama gratuita que otorgan los medios a los mandatarios y a los concursantes de una u otra manera acaba teniendo un precio. Y hay gente dispuesto a pagarlo. El lunes se conocía que hay un concursante de Gran Hermano dispuesto a pagar casi 70.000 euros por participar en el concurso, o lo que quiera que sea ese programa. Y seguramente esa cantidad es ridícula si la valoramos en términos de notoriedad e imagen. En un país con 5 millones de parados, ser protagonista de la televisión es como que te toque la lotería, eso sí, te mandan a que recojas el boleto en bolas dentro una ducha con paredes trasparentes. Lo mires por donde lo mires, te miren por donde te miren, estos boletos que venden en la publicidad y en la televisión tienen trampa.

Los anuncios de la tele pierden impacto

MUCHAS veces hemos hablado del peligro de dejar a los chavales a su suerte frente al televisor. Utilizarlo como un instrumento hipnotizador que atrape su atención y dejen a los adultos en paz. Está claro que no nos podemos fiar de las cadenas. Han demostrado demasiadas ocasiones que pasan de códigos éticos y normas de protección del horario infantil. Los chavales se enfrentan al fenómeno televisivo en soledad y muy pronto acaban descubriendo ante él sus gustos, de la misma manera que lo hacemos los adultos. Se educan en soledad. Y no es que todos los contenidos que se ponen en televisión sean agravios para los niños. No. Se trata de que se respete un mínimo con el cual los adultos no tengan que andar con el mando en la mano cambiando de canal cada vez que las cadenas decidan no respetar la ley y se pasen el horario por la entrepierna.

La nuevo polémica la tienen ahora con los derechos de la Fórmula 1. Los de Antena 3 los quieren, pero los de Telecinco les avisan que no es lícito que opten a ellos ahora que se van a fusionar con quien los vende. Ya ven que aquí en el negocio televisivo, la ética se saca a relucir más como una daga que como un ejemplo a seguir.

Y puestos a protestar por la autonomía de las cadenas, insistiremos una vez más en la responsabilidad que contraen al explotar su modelo con la expansión de la publicidad. En esta crisis, en lugar de ver recortada la publicidad resulta que según los últimos estudios se alargan los minutos que dedican a los anuncios y a la promoción. No es que saquen más dinero por ella, sino que la utilizan también para rellenar minutos de programación. La consecuencia es la saturación que provocan en la audiencia. El impacto por anuncio desciende. La tele pierde como soporte publicitario.

El cine americano arrasa en TV

CIRCULAN los datos de un informe que dicen que el 70% de las películas que se ponen en nuestra televisión son producciones estadounidenses. Y no hay más que ver los películas de la sección vecina para asegurarlo de 8 seis de EEUU y 2 españolas (por cierto una de estas es la enésima reposición de ¡Bienvenido Mister Marshall!). La tele apuesta a caballo ganador por la industria americana. Y parece una decisión práctica más que otra cosa. Los programadores se fían de lo malo conocido y repetido que lo esté por conocer. De este modo, el resto de la filmografía mundial nos pasa desapercibido a no ser que alguno de estos filmes les caiga la lotería en forma de premio de algún festival y de esta manera salten la barreras. Se diría que con esta política audiovisual los únicos que pueden autoafirmarse como profesionales del séptimo arte son los americanos. El resto sobreviven como amateur con el público de sus propios países. Y esto que ocurre con el cine pasa con las producciones televisivas. Quizás por eso las novedades no son tantas y la capacidad de Europa para innovar en el cine y en la televisión comience a ser una cuestión de pura casualidad. Las series que triunfan suelen ser una suerte de remaque de productos que ya hemos vistos anteriormente. Da igual que hablemos de Farmacia de Guardia, Los Serrano o Águila Roja. Lo cierto es que a la hora de programar cine en televisión la cosa es pura repetición. Este año Pretty Woman hizo su peor registro en horario de prime time. Y es que después de 15 reposiciones la gente opta por otras cosas. Pero lo que no se termina de entender es el miedo a probar con otras filmografías. Se da por universal la manera de contar historias de la televisión y el cine americano, es decir, se nos pone el sombrero de cowboy en lugar de ir probando entre las novedades de pamelas, bombines o simples boinas.

Esos chicos y chicas del tiempo

EN TVE es como si estuvieran adelantando a enero el fin de curso. Primero finaliza la inflada Águila Roja y hoy acaba Cuéntame con una promoción que insinúa que Mercedes no supera su cáncer. Ambos ejemplos cumplen con nota los objetivos de la cadena, que son ganar de calle a su competencia. El problema es que ninguno de los dos triunfarían de la misma manera si fueran interrumpidos un par de veces para emitir diez minutos de publicidad. Pero inflados hasta la saciedad están los espacios de El Tiempo: 10 minutos interminables que hay tras cada Telediario donde la mayor novedad es el tamaño de las nubes y la precisión de si se trata de cúmulos, serán cirros o vete tú a saber si no estaremos ante estratos. Llevamos dos años de pertinaz sequía moteada de tormentas puntuales y aquí nos hablan a diario con la complejidad de si todo fuera a cambiar de la noche a la mañana. Eso sí que tiene mérito. Ahora, tras su embarazo, ha vuelto , que dirige el equipo de El Tiempo. Y ya se nota su toque. Después de no destacar ningún fenómeno salvo una tormenta que posiblemente dejaría nieve en los Pirineos, ya nos quiso vender la moto. Habló de cambios para la próxima semana. Un vaticinio que nos deja con los dientes largos porque lo que muchos queremos oír a estas alturas del invierno es que nos va a caer una hermosa y comprometedora nevada. Estos espacios comienzan a parecerse a las profecías que anticipan catástrofes del fin del mundo, como ocurre con esa de los mayas que ponen de fecha el 21 de diciembre. Si algo demuestran estos hombres del tiempo es que de tele saben mucho: miren que bien se lo ha montado Mario Picazo con Climas extremos. Del tiempo no aprenderemos, pero el tío, con la excusa, se está recorriendo el mundo. A cambio, eso sí, sale su ducha en directo.

Jorge Javier y los mendigos

http://www.youtube.com/watch?v=SLWuiuMJV5oYA comienzan los vaticinios sobre la identidad del ganador de El conquistador del Fin del mundo. Un rumor que todos los años arranca y afortunadamente su resolución se congela hasta el final del programa. Ayer dieron comienzo los debates que moderará Iñaki López. Un papel en el que está creciendo y para el que le llegan las comparaciones con su homóloga Mercedes Milá en GH. Hay que trazar una línea entre ambos programas aunque los dos se basen en el formato de reality que ha echado raíces en nuestra televisión. En favor de El conquis, su arriesgada apuesta por la naturaleza que hace que el programa shttp://www.youtube.com/watch?v=BoHBq_rvXxgea más abierto y con más posibilidades a la improvisación. Quizás ese toque haga que sea seguido por espectadores que jamás perderían el tiempo con otros concursos similares. Pero es que en este rebelión de los formatos nos encontramos cosas curiosas. Ayer pasé de refilón por Sálvame. El moderador ya saben, qué fuerte, el que se llama Jorge Javier como un galán de culebrón, en su tono habitual entre lo fingidamente serio y la coña absoluta preguntaba por la figura de Manuel Fraga. Tomó la palabra Kiko Matamoros quien intentó un blablablá sobre la figura del ministro franquista del que salió como pudo. Luego se levantó y comenzó un baile que llaman el Chuminero y que le dedica a su compañera de primicias inventadas, la gritona Lydia Lozano. El baile patético tras las declaraciones sobre la vida de la figura histórica de Fraga en Sálvame es surrealismo televisivo que recuerda a la cena de los mendigos de Buñuel en Viridiana. No queda claro si el secreto de Jorge Javier a la hora de elegir y tratar a sus colaboradores es su peculiar olfato televisivo o simple crueldad. Y si el espectador se deja atrapar por lo que dicen o el espectáculo está en el pinopuente emocional que les exige el presentador.

A la guillotina

El tiempo pasa y en Navarra se sigue sin ver en TDT la señal de ETB 1 y ETB 2. Y tampoco las otras dos que faltan. Es una pena que contando con uno de los mejores informativos sobre Navarra, no llegue a aquellas zonas donde la señal digital ya ha desaparecido. Lo dijimos hace un año cuando el Gobierno Vasco se iba hasta USA para seguir inaugurando estaciones en diversos Estados con las que se pudiera recibir la señal de ETB y no se hacía nada porque la vieran los navarros. Mientras, aquí apenas se ha movido ficha para intentar normalizar esta comunicación. Finalmente se aprobó la resolución, presentada por Na Bai que insta al Ejecutivo foral a realizar las oportunas negociaciones, además de Bildu y Izquierda-Ezkerra fue apoyada por el PSN, un apoyo que indica que, detrás de este tema hay una maniobra de avance y marcha atrás poco comprensible. Se sigue ninguneando el trabajo informativo sin que nadie ofrezca una explicación.

Los que sí han dado una explicación convincentes han sido los del El hormiguero. Tras la aparente decapitación de Dani Martín, su presentador Pablo Motos ha dicho lo que todo el mundo suponía: si se trata de una broma no podían advertir a los espectadores sobre la crudeza de las imágenes y, ni mucho menos, avisar de que estaban a punto de realizar un paripé. También es cierto que a esas horas se podrían plantear que determinadas bromas pueden cruzar la frontera y situarse en el despropósito. Y hablando de despropósitos: Berlusconi. Le cazaron mirándole el trasero a la primera ministra Danesa. Aunque tal y como se valora a este portentoso empresario de la televisión metido a presidente de Italia, este hecho más que quitarle votos seguramente acabará dándoselos. Y la danesa Helle Thorning-Schmidt, le aguarda la televisión a nada que le haga un guiño a Il Cavaliere ¡Motos no tires la guillotina!

Viajar al fútbol

La Fox le ha comprado a Prisa el programa Viajar, probablemente el espacio que todos los periodistas soñamos con hacer algún día incluida Anne Igartiburu (que por cierto, nos cantará el fin de año por enésima vez y, de nuevo, con José Mota) me lo dijo así en una entrevista hace ya mucho tiempo. Viajar fue pionero de nuestra televisión cuando naciera allá por 1997, justo cuando surgió la apuesta descodificadora de Canal Satélite Digital. Aquellos tiempos se han difuminado y ya sólo queda el tirón del fútbol a la hora de pagar por los contenidos muy por encima del cine u otros canales específicos en cuanto a ingresos por telepago. Pero no sé qué me da que este reinado no se va a mantener siempre.

Desde que la Liga Profesional de Fútbol exige que paguen también las emisoras de radio por retransmitir cada partido, todo está cambiando. Ya las jornadas de fútbol no son lo que eran. Puede que este sea el principio del fin del boom del fútbol. Ese deporte mimado que encuentra propagandistas debajo de las piedras. También las emisoras de radio han perdido fuerza con la emisión indirecta de los partidos (ahora lo hacen como mirando de reojo las pantallas de televisión) y sus cánticos de gol no vibran. Pero ojo que el fútbol también está perdiendo en interactividad. Lo que antes era un rumor continuo sobre fútbol de todas las ondas para acabar en el papel prensa, puede que ahora dé paso a momentos de silencio. Parece que las radios se han metido en la pelea de denunciar a cada uno de los equipos que no les dejen entrar sus micrófonos. Aburridas de que les den con la puerta en las narices como respuesta van a intentar presionar al mismo monstruo que ellas mismas han hecho gigante. Es ya tan desmedido que corren el riesgo de que acabe comiéndoselas.