En televisión eligen a dedo

No sé qué piensan a estas alturas de la cantante Pastora Soler. Ese invento de TVE que cantará en el Festival de Eurovisión de 2012, que se celebrará en Bakú (capital de Azerbaiyán para los que no estudiaron la ESO) allá por el 26 de mayo. Es más de lo mismo. La canción Quédate conmigo tiene las mismas posibilidades de triunfar que los últimos candidatos incluido El Chiquilicuatre. El tono en el que canta esta mujer pone a prueba sus cuerdas vocales y el tímpano de los espectadores. Es tan forzado que en Eurovisión puede rozar los gallos a nada que los nervios la traicionen. No sé a qué escuela pertenecen estos cantantes como Daniel Diges. Suben tanto que en directo se pueden dar el mayor de los batacazos como le sucedió cuando salió el tipo vestido con la barretina en mitad de la actuación Algo pequeñito. Eurovisión es una apuesta anual que cada año da más grima escucharla. Una competición ficticia que reutilizan cada año, aunque para ello tengan que airear la figura repetitiva de José Luis Uribarri y su libreta de agravios europeos. Ayer empezamos una semana cuyos informativos televisivos pasaron de puntillas sobre otros agravios más intensos como lo son el que a la infanta Cristina no se la vaya a llamar a declarar para no “estigmatizarla” y que a la vicepresidenta Elena Salgado la ficha Endesa, que tiene una división internacional con ambiciosos planes para llenar de presas todos los ríos de la Patagonia. Tras las elecciones de verdad, este sistema permite elegir a dedo al personal, da igual que sea el candidato a Eurovisión que completar los sillones millonarios de los consejos de administración de las empresas semipúblicas. Con un poco de suerte, los próximos representantes políticos los pueden elegir las empresas. Así luego ya no tienen dudas a la hora de ficharlos.

Un comentario en “En televisión eligen a dedo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*