Viajar al fútbol

La Fox le ha comprado a Prisa el programa Viajar, probablemente el espacio que todos los periodistas soñamos con hacer algún día incluida Anne Igartiburu (que por cierto, nos cantará el fin de año por enésima vez y, de nuevo, con José Mota) me lo dijo así en una entrevista hace ya mucho tiempo. Viajar fue pionero de nuestra televisión cuando naciera allá por 1997, justo cuando surgió la apuesta descodificadora de Canal Satélite Digital. Aquellos tiempos se han difuminado y ya sólo queda el tirón del fútbol a la hora de pagar por los contenidos muy por encima del cine u otros canales específicos en cuanto a ingresos por telepago. Pero no sé qué me da que este reinado no se va a mantener siempre.

Desde que la Liga Profesional de Fútbol exige que paguen también las emisoras de radio por retransmitir cada partido, todo está cambiando. Ya las jornadas de fútbol no son lo que eran. Puede que este sea el principio del fin del boom del fútbol. Ese deporte mimado que encuentra propagandistas debajo de las piedras. También las emisoras de radio han perdido fuerza con la emisión indirecta de los partidos (ahora lo hacen como mirando de reojo las pantallas de televisión) y sus cánticos de gol no vibran. Pero ojo que el fútbol también está perdiendo en interactividad. Lo que antes era un rumor continuo sobre fútbol de todas las ondas para acabar en el papel prensa, puede que ahora dé paso a momentos de silencio. Parece que las radios se han metido en la pelea de denunciar a cada uno de los equipos que no les dejen entrar sus micrófonos. Aburridas de que les den con la puerta en las narices como respuesta van a intentar presionar al mismo monstruo que ellas mismas han hecho gigante. Es ya tan desmedido que corren el riesgo de que acabe comiéndoselas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *