Podemos

Como siempre que se habla de fútbol hay mucha exageración en esta Eurocopa. Para empezar por las diferentes versiones que al cabo del día utilizan el socorrido: Podemos , eslogan con el que Cuatro se quiere sumar al carro de la buena suerte que tantas veces se le ha atribuido a la familia real y que ayer vimos dando saltitos en el palco VIP. El podemos indica muchas dudas tanto a nivel deportivo por las posibilidades de la selección, pero también señala cierta incertidumbre sobre la capacidad de la cadena para hacerlo. Como era de esperar la realización austriaca está siendo perfecta. Una bella sencillez que se basa en planos generales en los que uno puede seguir el partido entero sin entrar en los gustos personales del primer plano que tanto se estila por estos lares y en los que en el mejor de los casos el espectador se puede llevar un escupitajo. Pero hay datos que indican que el podemos se puede referir a hacerlo mal. Cuando vemos que el nivel de los comentarios del narrador principal, Carlos Martínez, se basan más en sus gritos que en su correcta apreciación de las jugadas. Es cierto que el fútbol es un tema al que una gran parte de la audiencia de TV le da mucha importancia, pero también es cierto que no todo un país gira en torno al habitual papel de perdedores que los jugadores de la selección representan. Cuatro quiere sacar petróleo de la Eurocopa pero su apuesta es frágil y basada en la presunta rivalidad entre sus presentadores estrella Manu Carreño y Manolo Lama a los que la información se les desvanece entre una sucesión de chistes fáciles y el ritmo que, más que frenético, parece urdido para ganar un concurso de locuacidad. Vale: podemos ganar la Eurocopa y los de Cuatro pueden hacerlo mejor. Pero, por favor, que lo hagan sin sacarnos de nuestrascasillas . No ven; si es que todo se pega.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *